Público
Público

El partido socialista de Hollande se impone en las legislativas francesas

El partido ultraderechista FN logra un hueco en la Asamblea Nacional por primera vez desde 1988, pese a que Marine Le Pen se queda fuera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Partido Socialista (PS) se ha alzado con la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional francesa. Con más del 80% de los votos escrutados, la segunda vuelta de las legislativas da una victoria holgada a la formación del presidente francés, François Hollande, lo que fortalece su posición mientras presiona a Alemania para que respalde a los estados endeudados de la eurozona, asediados por los recortes que marca la austeridad. 

Entre 296 y 320 escaños serán para el PS, que supera sobradamente el mínimo de 289 necesario para dirigir holgadamente la cámara. Un resultado que les permitirá prescindir de la confianza de los Verdes, que se han hecho con 20 escaños, o del Frente de Izquierda liderado por los comunistas, con solo 10 diputados. La conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP), expulsada del Elíseo el pasado mes de mayo, y sus aliados logran más de 160 plazas.

Los asientos obtenidos este domingo por los socialistas, que consiguen una mayoría inédita entre su poder en el Gobierno y el de la cámara baja, se suman a los 22 que logró el pasado domingo en la primera ronda

Estimaciones a pie de urna difundidas por la Radiotelevisión Belga, en la misma línea que las encuestas previas a la segunda vuelta de las legislativas, ya habían apuntado la mayoría absoluta del PS entre los 577 que componen el organismo galo. Unos datos que a su vez coincidían con las cifras de Ipsos. Las anteriores encuestas otorgaban un 34,4% del escrutinio al partido del presidente francés, François Hollande.

La que fuera aspirante a las elecciones presidenciales de 2007, la socialista Ségolène Royal, no ha conseguido el escaño al que aspiraba por la circunscripción de La Rochelle (oeste). La exmujer de Hollande ha confirmado su fracaso en los comicios, al no haber conseguido superar el enfrentamiento contra el candidato disidente socialista Olivier Falorni, a quien la actual pareja del jefe de Estado apoyó publicamente a través de Twitter, contradiciendo el espaldarazo oficial del presidente galo.

Royal denuncia que 'el resultado de esta noche es el resultado de una traición política'. 'Lamento no haber podido daros una victoria que hubiera sido posible si no hubiera habido ningún candidato disidente', ha declarado. No obstante, añade que la campaña ha sido 'difícil, pero limpia y correcta', informa EP.

Tampoco la presidenta del ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, ha conseguido entrar en la Asamblea Nacional. Después de que el candidato socialista Philippe Kemel le haya pasado por apenas 100 votos, la líder de FN ha pedido que se realice un nuevo recuento. 

El anterior líder de la formación xenófoba, de la que actualmente es presidente honorífico, Jean-Marie Le Pen, ha lamentado la derrota 'por un margen muy estrecho' de su hija, Marine Le Pen, y se ha mostrado complacido de la entrada de su nieta, Marion Maréchal-Le Pen, en la cámara baja del Parlamento. Con la victoria de la ultraderechista en la circunscripción de Vaucluse (sureste), imponiéndose a los candidatos de la conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP) y del Partido Socialista (PS), el FN se incorpora a la Asamblea Nacional por primera vez desde 1988. El centrista François Bayrou, del partido MoDem, también se queda sin sitio en la Asamblea Nacional.

En la primera vuelta, el PS y sus aliados más próximos de la izquierda se impusieron por el 46,77 % de los votos frente al 34,07 % de la derecha, mientras que el ultraderechista Frente Nacional (FN) consiguió un 13,6 %.

La participación en esta segunda vuelta de las legislativas ha alcanzado un mínimo histórico, con un 56 % (55,90 %, según el sondeo del CSA) de los cerca de 46 millones de franceses con derecho a voto, a falta todavía de confirmación oficial.