Público
Público

Paul Ryan: el ideólogo de los recortes en EEUU

El congresista Paul Ryan, de 42 años, designado candidato a vicepresidente de Mitt Romney, es una de las voces más influyentes en temas económicos dentro del Partido Republicano, además del autor de su plan para reducir el d&ea

Miriam Burgués (EFE)

El legislador Paul Ryan, de 42 años, designado candidato a vicepresidente de Mitt Romney, es una de las voces más influyentes en temas económicos dentro del Partido Republicano, además de ideólogo de un plan para reducir el elevado déficit público.

Nacido en Janesville, Wisconsin, Ryan representa a ese estado en el Congreso desde 1999, cuando tenía 27 años, y actualmente preside el Comité de Presupuestos de la Cámara de Representantes.

Es una estrella ascendente dentro del partido y favorito del movimiento derechista Tea Party; en los últimos días, expertos y cabeceras conservadoras como The Wall Street Journal comenzaron a presionar a favor del congresista. Por ello, según los analistas, la decisión de elegir a Ryan como número dos es valiente y arriesgada.

Licenciado en Ciencias Políticas y Economía por la Universidad de Miami del estado de Ohio en 1992, Ryan es católico y trabajó para el negocio de construcción de su familia antes de comenzar su carrera política. Es el más joven de cuatro hijos y su padre, abogado, falleció de un ataque al corazón cuando él tenía 16 años.

Ryan es experto en déficit, con buenas credenciales económicas y ha sido uno de los más críticos con el Gobierno de Obama por la gestión de la elevada deuda pública. De hecho, Ryan es el arquitecto de la llamada 'hoja de ruta' de los republicanos para lograr la reducción del déficit. La propuesta republicana de presupuesto para el año fiscal 2013, promovida por Ryan, fue aprobada en abril pasado por la Cámara de Representantes, donde los demócratas están en minoría.

Ese plan contiene las líneas maestras de los republicanos en asuntos fiscales y propone reducir las ayudas a las familias más pobres y poner fin a la reforma sanitaria promovida por Obama. Con esa propuesta los republicanos quieren acabar con las reducciones presupuestarias en Defensa y compensarlas con recortes en programas gubernamentales educativos, de salud e infraestructuras, al tiempo que se plantean eliminar impuestos a las ganancias y dividendos.

Los demócratas han criticado duramente a Ryan por ese plan, porque consideran que privatizaría el sistema de Seguro Social, del que dependen la mayoría de ancianos, jubilados y discapacitados en el país.

Además de su experiencia como congresista, Ryan ayudó a lanzar un programa de su partido para reclutar y promover a candidatos conservadores en distritos donde los republicanos perdieron. Durante su etapa en el Congreso votó a favor de la invasión de Irak y también del rescate a la industria del motor tras la crisis de 2008.

Sus potenciales desventajas están en que no es un político muy conocido a nivel nacional frente a otros rostros republicanos más populares y en su nula experiencia en política exterior.

Casado con Janna Little desde 2000, el matrimonio tiene dos hijos y una hija. Es asiduo al gimnasio del Congreso, amante de la caza y la pesca y experto en tiro con arco.

Más noticias de Internacional