Público
Público

Brasil La Policía abre una investigación contra Bolsonaro por irregularidades en la compra de vacunas 

En caso de encontrar indicios contra el presidente brasileño, sólo se podría iniciar un juicio con el aval de una mayoría de dos tercios del Parlamento. Si fuera considerado culpable, sería destituido.

Jair Bolsonaro
Fotografía de archivo fechada el 14 de mayo de 2020 del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Joédson Alves / EFE

La Policía Federal abrió este lunes una investigación contra el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, para apurar las posibles irregularidades en negociaciones para comprar vacunas contra la covid-19.

El proceso fue oficialmente abierto este lunes por la Policía tras la autorización de la magistrada Rosa Weber, miembro de la Corte Suprema, tras una petición realizada por la Fiscalía.

La investigación, que inicialmente deberá ser concluida en un plazo de 90 días, tiene como objetivo establecer si el mandatario cometió prevaricación y otros delitos en las negociaciones para la compra de la vacuna Covaxin, elaborada por la farmacéutica india Bharat Biotech.

Las sospechas fueron alentadas por una comisión del Senado que intenta determinar si el Gobierno es responsable del agravamiento de una pandemia que ya mató a más de 533.000 brasileños en el país, el segundo con más óbitos del mundo, por detrás de Estados Unidos.

Algunas de esas supuestas irregularidades fueron reveladas por el diputado Luis Miranda, de la base política que respalda a Bolsonaro, y su hermano Ricardo Miranda, jefe de importaciones del Ministerio de Salud, quienes afirmaron que el presidente ignoró alertas sobre supuestas sospechas de corrupción en el proceso de adquisición del inmunizante desarrollado por el laboratorio Bharat Biotech.

Una vez concluida la investigación por parte de la Policía Federal, la Fiscalía deberá determinar si hay indicios sólidos contra el líder de la ultraderecha brasileña y, en ese caso, presentar una denuncia a la Corte Suprema.

En caso de acogerla, la máxima corte sólo podrá iniciar un juicio con el aval de una mayoría de dos tercios del Parlamento brasileño, compuesto por 513 diputados.

En ese supuesto, el presidente sería suspendido de sus funciones durante los 180 días que el Supremo tendría de plazo para concluir el juicio, y destituido si fuera declarado culpable.

No obstante, si la Cámara de Diputados no autorizara el proceso, Bolsonaro continuaría en el poder.

Multa a la Confederación Brasileña de Fútbol

Por otra parte, la Confederación Brasileña de Fútbol fue multada con 54.000 reales (unos 10.000 dólares) por la ciudad de Río de Janeiro por infracciones sanitarias cometidas durante la final de la Copa América del sábado en el estadio Maracaná, informó el Departamento de Salud de Río de Janeiro.

Las infracciones se produjeron especialmente fuera del estadio. El registro de invitados estuvo marcado por multitudes, personas sin mascarilla y falta de respeto al distanciamiento social, medidas adoptadas para contener la difusión de la covid-19.

Además, hubo muchos hinchas que intentaron presentar falsos PCR y denuncias de compras de exámenes fraudulentos.

Más noticias de Internacional