Público
Público

Carles Puigdemont La policía alemana detiene a Puigdemont cuando entraba desde Dinamarca

El expresident de la Generalitat ha sido trasladado a una cárcel de la localidad de Neumünster. La legislación alemana contempla penas más duras. Puigdemont deberá comparecer este lunes ante el juez. Se plantea pedir asilo político.

Publicidad
Media: 2.64
Votos: 14

Vehículo que presumiblemente transporta al líder catalán Carles Puigdemont, a su llega a la prisión en Neumuenster. REUTERS

El expresidente catalán Carles Puigdemont ha sido detenido esta mañana por la policía de Alemania cuando acababa de cruzar la frontera de este país procedente de Dinamarca, en aplicación de la euroorden cursada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena el pasado viernes.

Eran las 11.19 horas cuando la policía alemana detuvo a Puigdemont en la autopista A7, dirección sur, cuando se dirigía en coche a Bélgica, donde tiene fijada su residencia desde hace casi cinco meses. La detención fue coordinada entre el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y las policías española y alemana, en concreto la Policía Nacional y la Oficina Federal de Investigación Criminal de Alemania.

Carles Puigdemont ha sido trasladado a una cárcel de la localidad de Neumünster, al sur de Kiel, según informaciones del diario Bild. Tras su detención, quedó inmediatamente después bajo custodia policial en la vecina ciudad de Jagel, a unos 40 kilómetros al norte de Kiel, la capital del land.

El expresidente catalán había viajado el pasado jueves a Helsinki desde Bruselas para impartir una conferencia. Pese a que tenía billetes de avión para regresar este sábado de Finlandia a Bruselas, decidió abandonar el viernes por la noche Finlandia después de que ese día el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena reactivara la euroorden de detención contra él y otros cuatro exconsellers procesados por el delito de rebelión.

Poco después de la detención, el Gobierno español recibió la confirmación oficial por parte de las autoridades alemanas del arresto de Puigdemont.

La legislación alemana contempla penas más duras 

El hecho de que haya sido arrestado en Alemania abre un panorama más complicado para Puigdemont ya que los delitos por los que España le reclama tienen correspondencia con la legislación alemana, con penas incluso más duras que en nuestro país, y que alcanzan hasta la cadena perpetua.

De inmediato, la Fiscalía española ha iniciado "intensas gestiones" con su homóloga alemana y con Eurojust, un organismo dedicado a la coordinación y la cooperación entre los estados miembros en la lucha contra las formas graves de delincuencia transfronteriza en la Unión Europea.

Será la Fiscalía general del estado federado de Schleswig-Holstein (norte de Alemania) la que estudiará la euroorden contra el expresidente autonómico catalán Carles Puigdemont, según ha informado a Efe un portavoz del ministerio de Justicia alemán.

Deberá comparecer este lunes ante el juez

Asimismo, Carles Puigdemont deberá comparecer mañana ante el Tribunal administrativo de Schleswig-Holstein, para "proceder a comprobar su identidad", según fuentes jurídicas.

El cometido de esa comparecencia es comprobar la identidad del detenido, entre otras formalidades, según un comunicado de la Fiscalía general de ese "Land", a la que corresponderá estudiar y decidir sobre la euroorden emitida por la Justicia española.

Tras esa primera comparecencia de mañana se decidirá sobre si le mantiene detenido, en cuyo caso ingresará en una prisión a la espera de que se decida sobre la petición de extradición.

Fuentes jurídicas en Madrid dijeron a Efe que "la decisión sobre si ha de entrar en prisión, a la espera de su extradición, es competencia del Tribunal Superior de Schleswig-Holstein", en alusión a la posibilidad de que le apliquen o no medidas cautelares mientras se resuelve la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE).

Esas fuentes precisaron que "la eventual entrega a las autoridades españolas es competencia exclusiva de la Fiscalía General de Schleswig".

Puigdemont se plantea pedir asilo político

El expresidente de Catalunya se plantea pedir asilo en Alemania, según informaciones del rotativo Kieler Nachrichten, diario de la ciudad de Kiel (norte del país). Ese mismo medio apunta que las posibilidades de que prosperase una eventual solicitud son escasas, ya que la orden de detención europea tiene prioridad sobre un procedimiento de asilo, y remite su información a fuentes judiciales y del gobierno regional de Schleswig Holstein, el estado federado donde fue detenido.

El abogado belga de Puigdemont: "Está muy tranquilo"

El abogado belga de Puigdemont, Paul Bekaert, ha explicado que el líder de JxCat le ha llamado para informarle de que había sido "arrestado" en Alemania: "Está muy tranquilo, siempre". En declaraciones difundidas por el canal TV3-3/24, Bekaert ha señalado que ha mantenido una "corta conversación" con Puigdemont, que ha comunicado a su abogado su arresto.

Por otra parte, Jaume Alonso-Cuevillas, el abogado de Carles Puigdemont, ha asegurado que el expresidente catalán era "perfectamente consciente" de los riesgos que asumía al viajar por Europa para "internacionalizar el conflicto" de Catalunya, aunque ha advertido de que su extradición de Alemania no es "inevitable".

Una de las claves para la defensa de Puigdemont será, según Cuevillas, demostrar ante la justicia alemana que el expresidente catalán no tendría en España las garantías de un juicio justo. "Sobre el papel, el sistema judicial español es muy garantista, pero en este proceso (contra los dirigentes del proceso unilateral hacia la independencia) las garantías no se están produciendo y nosotros tendremos que poner en evidencia la politización del proceso", ha indicado.