Público
Público

La Policía detiene a 47 indignados en EEUU

El campamento de Occupy Boston ha sido desalojado por orden judicial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía de Boston detuvo en la madrugada de hoy a 33 hombres y 14 mujeres del movimiento Occupy Boston por 'invasión de la propiedad'. Los detenidos se encontraban instalados en un parque cercano al distrito financiero de la ciudad para protestar contra los desahucios hipotecarios que han dejado en la calle a muchos estadounidenses.

Más de cien policías irrumpieron en el campamento antes del amanecer, cuando muchos de los campistas estaban dormidos, después de acordonar las calles para asegurarse de que los trabajos de 'limpieza' no fueran obstaculizados. Los agentes, que no usaron cascos ni equipos antidisturbios, no utilizaron la violencia para separar a los manifestantes, que entrelazaban sus brazos para impedir que les sacaran de la zona. 'En su mayor parte ha ido bien', declaró el portavoz de la Policía Eddy Chrispin. Otros indignados prefirieron escapar.

La acampada pretendía denunciar los desahucios hipotecarios

La mayor parte del campamento ya había sido desmantelado el jueves de forma voluntaria, antes del plazo fijado por el alcalde Thomas Menino, que había ordenado a los manifestantes despejar la plaza tras una decisión judicial. Esta había fallado en contra de la permanencia de Occupy Boston en el centro de la ciudad, en el parque Dewey.

A finales de noviembre, después del desalojo del parque Zuccotti y de las operaciones policiales en Oakland y Portland, las autoridades locales acabaron con dos de los campamentos más simbólicos afines a Occupy Wall Street (OWS) en Los Ángeles y Filadelfia. Más de 200 personas fueron detenidas por la Policía al negarse a evacuar la plaza del Ayuntamiento donde llevaban dos meses acampando.

El movimiento de los indignados trata de reactivarse en las redes sociales

Hace unos días Occupy Wall Street llevó sus quejas al Congreso estadounidense bajo el lema 'Take Back the Capitol' (Recuperemos el Capitolio), apoyado por grupos sindicalistas, comunitarios y estudiantiles. Cientos de personas levantaron un nuevo campamento en el National Mall de Washington, próximo a la Cámara y el Senado, para 'recordar a los representantes que el Capitolio es la casa del pueblo y las reivindicaciones del 99%' de la población'. Ahora que ya no le queda apenas presencia material, OWS sigue movilizando a sus seguidores en las redes sociales, esperando reactivar la protesta.