Público
Público

La Policía permite a los violentos desvirtuar la 'Nuit Debout'

Un grupo de unas 400 personas creó barricadas y destrozó varios escaparates.
Los agentes no actuaron hasta pasadas varias horas.

Miembros de 'Nuit Debout' participan en una asamblea general en la Plaza de la República de París. - EFE

PARÍS. - La Nuit Debout del lunes se destacó por la alta presencia policial en la parisina plaza de la República y su pasividad ante las acciones de un grupo de violentos. Durante el día, los antidisturbios no dejaban pasar a personas con tiendas o carpas. Diversos momentos de tensión se produjeron por la tarde al no permitir entrar el equipo de sonido de la asamblea general. La asamblea decidió dirigirse hacia el grupo de antidisturbios y realizarla allí hasta que finalmente lograron instalar el equipo.

Otro incidente ocurrió cuando la Policía interceptó una marmita con sopa que dos hombres intentaban introducir en la plaza. Los antidisturbios vaciaron el contenido en una alcantarilla provocando mucho nerviosismo. Algunos manifestantes llegaron a intentar apropiarse de la cena de los antidisturbios.

Violencia sin intervención policial

Pero fue poco antes de la medianoche cuando surgió de la plaza de la República una manifestación salvaje. El saldo de los disturbios posteriores es de un detenido y dos agentes heridos leves, según un comunicado emitido por la Prefectura de Policía. Todo empezó cuando un grupo formado por unas 400 personas, según la Policía, intentó salir del lugar pero fue bloqueado por una barrera de antidisturbios. Finalmente salió de la plaza a la carrera por otra avenida, obstruyendo el tráfico situando contenedores en la carretera. Tras la llegada de los antidisturbios el grupo se dispersó y volvió a la plaza.

Una vez en el lugar, cortaron el tráfico en la plaza durante al menos 30 minutos ante la pasividad y ausencia de la Policía, desaparecida del lugar tras la primera excursión de manifestantes. Varias vallas fueron situadas en la vía y el grupo, encabezado por una pancarta con el texto “Todos estamos fuera de la ley” inició otro paseo. En esta ocasión, la Policía no hizo aparición y les dejó circular libremente por la ciudad. Un encapuchado rompió los cristales de un supermercado. Hasta que llegaron al bulevar de Richard Lenoir, los antidisturbios no hicieron acto de presencia.

La Policía no hizo ninguna intervención pese a que se produjo algún lanzamiento de objetos y se bloquearon calles con vallas y contenedores. Las fuerzas de seguridad abandonaron el lugar, los manifestantes se reagruparon y siguieron situando objetos en la calzada para bloquear el tráfico, realizaron pintadas y al menos un comercio fue atacado. El grupo volvió por segunda vez a la plaza de la República.

En el lugar de reunión de la Nuit Debout, los violentos bloquearon el tráfico situando vallas y contenedores en la calzada, prendiéndoles fuego. La Policía no intervino hasta pasada al menos una hora. Fueron recibidos con una lluvia de proyectiles y con un bote de gas lacrimógeno dispersaron al grupo. Los violentos y la pasividad policial desvirtuó la duodécima Nuit Debout.

Ferroviarios y estudiantes juntos

Este martes hay prevista una movilización conjunta de estudiantes y ferroviarios en la estación de Saint-Lazare. Los universitarios tienen previsto repartir octavillas y mostrar su apoyo a los trabajadores. La Nuit Debout está debatiendo una movilización internacional de cara al 15 de mayo, en coordinación con los movimientos sociales españoles y de otros países.

Más noticias de Internacional