Público
Público

El primer ministro de Líbano hace millonaria a su amante sudafricana

Saad Hariri mantuvo en 2013 una secreta relación con una joven modelo, a quien entregó más de 16 millones de dólares, que ahora ha transcendido por culpa de la Hacienda de Sudáfrica.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2

El primer ministro de Líbano, Saad Hariri, en una conferencia económica en Beirut, el pasado enero. AFP/Joseph Eid

La situación política en Líbano atraviesa su enésima crisis. Este miércoles el diario Al-Akhbar publicaba que tanto Estados Unidos como Arabia Saudí están trabajando para deshacerse de un primer ministro, el suní Saad Hariri, que no es capaz de estabilizar el país. Según el rotativo de Beirut, Hariri ha quemado lo poco que le quedaba de credibilidad con sus dos principales aliados, Washington y Riad, de manera que estos buscan la mejor manera abandonarlo en la cuneta.

Pero estos no son sus únicos quebraderos de cabeza. El hijo del difunto multimillonario y político Rafiq al Hariri, asesinado en Beirut en 2005, se ha metido en un lío amoroso de grandes proporciones con una modelo sudafricana a la que ha obsequiado con más de 16 millones de dólares simplemente por haber caído en las redes de Cupido.

Saad Hariri conoció hace algunos años a Candice van der Merwe en un paraíso de las Islas Seychelles, el exclusivo The Plantation Club que frecuentan algunos millonarios del mundo, un lugar distintivo para privilegiados donde trabajan muchachas no menos selectas que pueden relacionarse íntimamente con los huéspedes, como fue el caso de Van der Merwe cuando ella solo tenía 20 años de edad.

El primer ministro de Líbano, Saad Hariri, en los actos en memoria del fallecido presidente francés Jacques Chirac, en París, el pasado 30 de septiembre. EFE/EPA/IAN LANGSDON

En The Plantation Club se celebran fiestas lujosas y extravagantes en las que participan modelos a las que se les retira el pasaporte cuando llegan y a las que no se les permite hacer fotos a los huéspedes, según contó la propia Van der Merwe y ha revelado The New York Times en un detallado artículo que ha sacudido Líbano.

En 2012 la modelo estuvo cuatro días en el balneario, pero luego siguió viajando a The Plantation Club. Las primeras dos veces voló en clase turista, pero a partir de entonces le dieron billetes para primera clase y clase de negocios. En 2013 dijo a sus amigos que su sueño era tener un Audi R8. Cuando tuvo un accidente en el que perdió su coche, una agencia de venta de vehículos la llamó y le comunicó que tenía a su disposición un Audi R8 Spyder que ya había sido pagado y registrado a su nombre.

En el accidente también perdió su teléfono, pero enseguida le comunicaron que tenía a su disposición dos teléfonos celulares, uno de ellos con los gastos pagados de todas las llamadas internacionales. Además, del cielo también le cayó un Land Rover Evoque. Los dos vehículos estaban valorados en más de 250.000 dólares.

La primera transferencia tuvo lugar en 2013, después de que Hariri, casado y padre de cuatro hijos, que entonces tenía 43 años, hubiera sido primer ministro por primera vez y antes de desempeñar el cargo por segunda vez. Entonces, como ahora, era considerado un hombre afín a Estados Unidos y Arabia Saudí, aunque gobierna con el apoyo de Hizbolá, vivía entre Beirut, Arabia Saudí y París y estaba metido en la política. En aquella época dirigía la enorme empresa constructora con la que su padre había hecho una gran fortuna en Arabia Saudí.

Van der Merwe era una joven que luchaba sin mucho éxito por ganarse la vida como modelo. En ese mismo año de 2013, había declarado al fisco unos modestos ingresos anuales de 5.400 dólares. De repente, todavía en 2013, su cuenta corriente experimentó un sobresalto con un ingreso de 15.299.965 dólares procedentes de un banco libanés.

El inusual ingreso llenó de curiosidad a los funcionarios de la Hacienda sudafricana, que investigaron su origen y determinaron que la titular de la cuenta tenía que devengar los impuestos correspondientes. Van der Merwe protestó y alegó que por tratarse de un regalo personal no debía pagar ninguna clase de impuestos. En uno de los interrogatorios, identificó a Saad Hariri como la fuente de tan generoso regalo.

En uno de los correros que envió a su benefactor, en el que le daba su número de cuenta bancaria, la joven escribió “Love you my Saad :).” El dinero llegó poco después. En una declaración posterior, ella reconoció que viajaba a The Plantation Club desde que tenía 19 años.

Van der Merwe empleó más de 10 de los 15 millones recibidos de Hariri en la adquisición de propiedades en Sudáfrica. Más de 2,7 millones de dólares fueron a parar a una empresa constructora de su padre y realizó otras transacciones que dejaron su cuenta con un saldo de 537.000 dólares.

Las autoridades fiscales consideraron que su declaración de que el dinero procedía de Hariri era probablemente falsa y que en realidad los millones procedían de algunos chanchullos de su padre, quien ya había tenido problemas con Hacienda.

De manera que la cuenta de Van der Merwe se congeló y se le exigió el pago de los impuestos correspondientes. Aquí, el primer ministro libanés volvió a intervenir transfiriendo 1 millón de dólares adicionales para que su amante pudiera pagar a los abogados y pudiera seguir viviendo hasta que se descongelara la cuenta.

En 2016, la modelo y la Hacienda sudafricana alcanzaron un acuerdo, pero en enero de 2019 presentó una demanda contra Hacienda exigiendo una indemnización de 65 millones de dólares. En la demanda alegaba que las autoridades fiscales revelaron públicamente el nombre de Saad Hariri y que la congelación de su cuenta la obligó a vender una propiedad para poder seguir viviendo.

También alegaba que la publicidad que ha tenido el caso por culpa de Hacienda ha causado daños irreparables a su carrera como modelo y, además, es el motivo de que Hariri no quiera saber nada de ella. “La relación entre la demandante y el señor Hariri terminó, lo que representó pérdidas de beneficios financieros para ella, lo que no hubiera ocurrido si se hubiera permitido que continuara la relación sin interferencias externas”, dice la demanda de la modelo en referencia a Hacienda.

Más noticias de Internacional