Público
Público

Primer muerto confirmado por las protestas en Turquía

Se trata de un joven de 19 años que fue arrollado en Estambul cuando intentaba cortar el tráfico con una barricada. Uno de los principales sindicatos del país convoca una huelga general de 48 horas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mehmet Ayvatas, un joven de 19 años, es el primer muerto confirmado por las protestas que desde el pasado viernes sacuden el país. Ayvatas murió la madrugada de este lunes atropellado al levantar una barricada en una autovía en Estambul.

Ayvatas fue arrollado por un vehículo particular mientras intentaba colocar una barricada para cortar el tráfico en una autovía del barrio de Ümraniye, en la parte asiática de Estambul, informó hoy el diario Evrensel. Ilhan Cihaner, un antiguo fiscal general del Estado y actual diputado del opositor Partido Republicano del Pueblo, confirmó la muerte y añadió que el funeral del joven tendrá lugar mañana.

Desde el viernes por la mañana, decenas de miles de turcos se enfrentan a la policía en barrios de Estambul, Ankara, Esmirna y otras ciudades del país. Lo que nació como una protesta por la planeada demolición de un parque público de Estambul se ha convertido en una revuelta general contra el Gobierno del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan.

La tensión se recrudece día tras día. La Confederación de Sindicatos de Trabajadores Públicos (KESK), una de las cuatro principales organizaciones obreras de Turquía, anunció la convocatoria de una huelga general de dos días a partir de mañana, martes, por el exceso de violencia policial a la hora de atajar las protestas.

El secretario general del KESK, Ismail Hakki Tombul, solicito a otros sindicatos que se unan a las protestas. 'Desde hace siete días la gente está en la calle y los sindicatos deben de jugar también su papel en esto', agregó. La 'huelga de advertencia' anunciada por el sindicato en un comunicado se justifica por 'el estado de terror que se ha aplicado contra las multitdinarias protestas' de los últimos días.

Esta confederación de sindicatos está formada por once organizaciones obreras y cuenta con más de 200.000 afiliados.

Los disturbios siguen esta tarde. Cientos de manifestantes cargan contra una de sus emisoras de televisión por el encubrimiento de la brutalidad policial contra los manifestantes en el parque Gezi, donde se iniciaron las protestas al intentar detener la construcción de un parque en una plaza de Estambul.

NTV emitió algunos de los enfrentamientos entre manifestantes y la Policía sin audio, y los manifestantes les acusaron de tratar de encubrir la brutalidad policial.

La cadena lo negó diciendo que tenía problemas técnicos y que se emitieron imágenes de la misma tarde con audio. Los manifestantes han acusado a los medios de comunicación de posicionarse al lado del Gobierno, al que acusan de autocrático.

Por otra parte, el presidente del país, Abdullah Gül, aceptó entrevistarse hoy con Kemal Kiliçdaroglu, dirigente del opositor Partido Republicano del Pueblo (CHP), que respalda las protestas, informó la cadena NTV. La petición viene en un momento crítico, horas después de que el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, dejara el país para una visita oficial a Marruecos y Túnez, que durará cuatro días.

Momentos después de la partida de Erdogan, Gül reiteró su llamamiento a la calma y al respeto de las opiniones diversas. 'Hay que respetar a todos, hay que cumplir las reglas. La democracia no son sólo las elecciones; hemos entendido el mensaje', dijo el presidente, en un llamativo contraste al discurso del primer ministro, que poco antes había calificado las protestas de 'brotes extremistas', y acusó al CHP de alentarlas.

'Vivimos en una sociedad abierta y hay que mostrar respeto hacia todas las opiniones, visiones e ideas políticas diferentes', recalcó Gül, al tiempo que subrayó el rol de la Judicatura como suprema instancia de decisión.