Público
Público

Primer pago a 'Ruby': 46.000 más diamantes

En la fiesta de Berlusconi había "30 chicas"

 

DANIEL DEL PINO

"Al final de la cena teníamos que ir al bunga bunga. Yo me negué diciendo que quería irme a casa. El presidente [del Gobierno] me llamó desde su estudio y me dijo que habría podido cambiar mi vida". Así describe Karima el Mahroug, alias Ruby Robacorazones, en un diario que la Policía Judicial halló en el ordenador personal de la joven, su primera noche en la mansión milanesa de Silvio Berlusconi. Corría el 14 de febrero de 2010 y en realidad, el primer ministro italiano cambió su vida.

"Le dije que habría aceptado si lo hubiera hecho por humanidad, no por interés", continúa la joven. Berlusconi "se echó a reír y me dijo que no buscaba nada a cambio, que él podía tener todo lo que quería. Le respondí que yo no estaba dentro de ese todo. Volvió a reírse y me dio un sobre". Ruby, que entonces era menor de edad, descubrió el contenido en el coche que la llevaría a su casa: "Un collar de oro con diamantes de Damiani y 46.000 euros".

Los extractos fueron publicados este jueves por el diario La Repubblica y coinciden a la perfección con el testimonio que la joven dio a los fiscales que investigaron el círculo de prostitución que rodeaba a Il Cavaliere, imputado por un delito de abuso de poder y prostitución de menores. En esa ocasión, Ruby contó en la Fiscalía de Milán durante un interrogatorio que el primer ministro le había dado 50.000 euros.

Ruby relata que en esa fiesta había "30 chicas" y el sumario confirma que la única presencia masculina era la del propio Berlusconi, el director de informativos Emilio Fede y el cazatalentos televisivo Lele Mora. Los dos están imputados por inducción a la prostitución. Una vez más, la teoría de las fiestas "relajadas" y elegantes de Berlusconi, cojea.

Las fotografías aparecidas en L'Unità el domingo son la muestra más gráfica de que no lo eran. Este jueves, ese diario se vio obligado a publicar la parte del sumario en la que los fiscales han adjuntado las imágenes, ya que los periódicos de Berlusconi se dedicaron a alegar que se trataba de un montaje.

Todas están incluidas en el faldón 16 del informe sobre el caso Ruby y, entre mujeres disfrazadas de policías ataviadas con esposas o mujeres besándose, aparecían también algunas de las habitaciones de Arcore.

La primera vista del juicio se celebrará el 6 de abril, pese a las maniobras de Berlusconi en los últimos días para burlar a la Justicia. Una comisión parlamentaria aprobó el miércoles presentar un conflicto de atribuciones para arrebatarle la competencia a la Fiscalía de Milán. La Cámara votará la próxima semana. Los fiscales anunciaron que el proceso seguirá adelante de todos modos.

Más noticias de Internacional