Público
Público

¿Fue proporcionada la respuesta del tanque?

ÍÑIGO SAÉNZ DE UGARTE

A pesar de no tener ninguna experiencia militar, los jueces de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional tienen muy claro que el ataque al Hotel Palestina fue una acción de guerra de la que no se pueden extraer consecuencias penales. Lo malo de sus señorías no es que no sepan manejar un fusil, sino que están gravemente desinformados.

Las últimas decisiones del juez Santiago Pedraz plantean elementos nuevos en la investigación a los que hasta ahora no se había prestado la atención necesaria. Pide que expertos designados por el Ministerio de Defensa valoren el armamento utilizado y si su uso fue “proporcionado” a la supuesta amenaza. La respuesta a esa incógnita tampoco es complicada.

El periodista Chris Tomlinson, de la agencia Associated Press, que escuchó las comunicaciones militares en la zona y que había sido militar, explicó a este periodista en Bagdad que la versión inicial del Pentágono no se sostenía: “Eso es algo que algún soldado dijo después del ataque para protegerse de las críticas. Ningún lanzagranadas puede disparar desde tan lejos. Un francotirador quizá sí, pero con un fusil AK47 evidentemente no”.

Todos los periodistas que estaban en el hotel negaron desde el primer momento que alguien hubiera disparado desde el hotel. Durante toda la mañana del 8 de abril, los tanques sólo apuntaron al hotel en una única ocasión: cuando abrieron fuego.

La segunda cuestión es por qué la dotación del tanque Abrams utilizó el cañón de 120 milímetros sobre un objetivo que creían tener claramente localizado a una distancia exacta de 1.740 metros. La corresponsal de Telecinco en EEUU viajó al cuartel general de la Tercera División de Infantería en Georgia y preguntó al sargento Jerold Pyle cómo solía responder desde su Abrams en estos casos : “Si nos dispararan desde un solo punto de un edificio, usaríamos la ametralladora para no causar más daños colaterales”.

Gracias al empeño del juez Pedraz, el caso no está cerrado. De hecho, cinco años después de los hechos, la investigación ni siquiera ha comenzado de verdad.

Más noticias de Internacional