Público
Público

Putin se jacta de democratizar Rusia entre cientos de detenciones

Afronta su tercera presidencia con anhelos de "libertad, verdad y justicia" mientras casi 600 opositores son detenidos en Moscú

EFE

Vladimir Putin ha asumido este lunes el cargo de presidente de la Federación de Rusia en una solemne ceremonia, en la que ha asegurado que "los próximos años serán decisivos" para el destino del país y para convertirse en líderes de toda Eurasia.

En el inicio de su discurso ha dicho que "el sentido de toda mi vida y mi deber es el servicio a la Patria, a nuestro pueblo, cuyo apoyo me ha inspirado y ayudado en la toma de las decisiones más difíciles y complejas". Con esta investidura asume el cargo durante seis años y ha dicho que "entiende el peso" que éste supone.

Desde el Gran Palacio del Kremlin, Putin subrayó que tras los doce años en los que ha sido presidente y primer ministro, el país "cuenta con todo para avanzar hacia delante, un Estado efectivo y en desarrollo, una base social y económica sólida, una sociedad civil activa y responsable". También resaltó la labor del presidente saliente, Dmitri Medvédev, al que agradeció "el desarrollo estable del país".

Aseguró que "queremos y viviremos en un país democrático, donde cada cual tiene libertad de ejercer su trabajo y desarrollar su talento", a menos de 24 horas de los enfrentamientos entre manifestantes opositores y la policía en Moscú, que terminaron con la detención de cerca de 450 personas.

Los ciudadanos vivirán, según Putin, en "una Rusia que el mundo respeta como a un socio fiable, abierto y predecible".

"Tengo fe en la fuerza de nuestros ideales y metas comunes "Remarcó que tiene "fe en la fuerza de nuestros ideales y metas comunes, la fuerza de nuestra decisión de transformar el país, la fuerza de las acciones mancomunadas de los ciudadanos, en nuestro anhelo común de libertad, verdad y justicia", remarcó.

Putin subrayó que Rusia entra en "una nueva etapa" en la que deberán resolverse "nuevos problemas, de índole diferente y otra envergadura". "Los próximos años serán decisivos para el destino de Rusia durante las sucesivas décadas. (Dependemos) de nuestros esfuerzos para conservar el pueblo, de nuestra perseverancia para desarrollar las enormes extensiones rusas (...), de nuestra capacidad para convertirnos en líderes de toda Eurasia", manifestó.

Más noticias de Internacional