Público
Público

"Queremos que Erdogan pida perdón a su pueblo"

Decenas de personas se concentran frente a la Embajada de Turquía en Madrid para apoyar al pueblo turco y rechazar la política del Primer Ministro, Recep Tayyip Erdogan.

ARANTZA DE CASTRO

Al grito de "Erdogan dimisión" o "Lo llaman democracia y no lo es" cientos de personas se han concentrado este miércoles frente a la Embajada de Turquía en Madrid para apoyar al pueblo turco y todos aquellos manifestantes que se concentran desde hace 6 días en la Plaza de Taksim de Estambul.

Las movilizaciones de los jóvenes turcos, que cumplen hoy su sexta jornada, se han convertido en todo un pulso al Gobierno. En las últimas horas, federaciones sindicales y dos colegios profesionales convocaron una huelga que ha reforzado este movimiento, después de que la pasada noche volvieran a sucederse cargas policiales en la capital -Ankara-, Estambul, Tuceli y Hatay. 

En Madrid han querido apoyar a los manifestantes y protestar contra la política del Primer Ministro turco, Erdogan, a golpe de cacerolada y batukada. En esta ocasión, jóvenes y no tan jóvenes se han reunido frente a la Embajada para que "el mundo tome conciencia" de cómo el Gobierno de Erdogan "está creando un estado policial" en Turquía. Estas son palabras del portavoz, un estudiante español que pide la máxima difusión de su mensaje ya que "la democracia turca necesita todo el apoyo".

Los asistentes a la concentración han criticado también la forma de actuar de los medios de comunicación turco que, en palabras del portavoz, "están controlados directamente por el Gobierno". La opinión de Ceren, una joven turca afincada en Madrid, es diferente: "Los medios tienen miedo a Erdogan". Por ello, el movimiento ha alcanzado una gran difusión a través de las redes sociales ya que es "la única manera de contar lo que está ocurriendo", esto se ha saldado ya con 29 detenciones por informar a través de Facebook o Twitter.

"Sólo queremos que Erdogan pida perdón, pero es muy orgulloso", opina Ceren. La represión policial es "muy grande" y tres personas han fallecido ya durante estas seis jornadas de manifestaciones. "No queremos más muertes", pide Ceren. El propio Primer Ministro ha afirmado que las acciones policiales son más duras de lo que deberían, sin embargo, "él es el que tiene el poder de pararlo y no lo hace".

Más noticias de Internacional