Público
Público

Rafael Heiber: “La ideología dominante lleva al individuo a creer que triunfar depende de él”

Entrevista con el cofundador y CEO del laboratorio de ideas progresista Common Action Forum que plantea un nuevo contrato social respetuoso con el medio ambiente, huir del PIB como único indicador del bienestar, luchar contra la fuga de capitales y aplicar progresividad fiscal.

Publicidad
Media: 3
Votos: 6

Rafael Heiber ante el monumento a la Revolución CD México. M.I.

El Common Action Forum (CAF) es un laboratorio de ideas progresista creado en 2014 en Madrid por el ex director general de la cadena Al Jazeera, el palestino asentado en Qatar Wadah Khanfar, y el sociólogo y climatólogo brasileño residente en Berlín, Rafael Heiber. A los encuentros que organizan cada otoño en España (del 22 al 25 de noviembre La era de la seguridad: problemas urgentes y profecías de autodefensa) sumaron en 2018 una cita en Johannesburgo sobre Polarización racial y ascenso ultraderechista y este octubre de 2019 un Foro en México que será anual como los madrileños.

El progreso en tiempos de crisis, La epidemia de miedo global, Límites de la desigualdad, fueron temas de citas previas de este grupo de economistas, juristas, políticos, filósofos, psicólogos sociales y expertos en comunicación que, en septiembre de 2018, organizaron una doble reunión en Sao Paulo y Madrid con ex presidentes como José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González, el francés Dominique de Villepin y el italiano Massimo D’Alema para denunciar la persecución judicial de Lula y Dilma Roussef y alertar del posible ascenso al poder de Bolsonaro, que un mes después se materializó.

La primera edición del CAF en México se concretó en el lanzamiento del guante, por la abogada de derechos humanos, Renata Ávila, al gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de ocupar “la silla vacía tras el liderazgo progresista del Brasil de Lula”. Todo con la perspectiva de impulsar un programa con cuatro pilares: firmar un nuevo contrato social respetuoso con el medio ambiente (Green New Deal), crear medidores de bienestar ciudadanos complementarios al PIB, luchar contra la fuga de capitales y aplicar progresividad fiscal. Apenas 72h antes de que la detención y liberación por las fuerzas de seguridad mexicanas del jefe del narco en Sinaloa Ovidio Guzmán, que desató una batalla campal, evidenciara el contraste entre las esperanzas depositadas en la Administración AMLO y sus fragilidades.

¿Cómo y por qué nació Common Action Forum?

La amistad de Khanfar y mía viene de años. En mayo de 2014 organizamos, en Madrid, la mesa redonda Forum for Change con invitados árabes y latinoamericanos porque la primavera árabe ya se hacía otoño y América Latina venía de décadas posdictatoriales y final de ciclo progresista. Necesitamos puentes y queremos crear conceptos teóricos frescos, herramientas transdisciplinares y nexos entre expertos de sólida trayectoria y jóvenes emergentes -intelectuales, políticos, activistas, periodistas, artistas- que aprendan juntos y se unan en torno a objetivos comunes.

¿Por qué sumar un foro anual en México al que ya celebran en Madrid?

Sumar México representa un aporte estratégico nuestro objetivo urgente de ofrecer un programa progresista, a través de una red transnacional, para que la globalización esté al servicio de la democracia, y no lo contrario.

Asistentes al Foro CAF México. RODRIGO ESPINOZA

¿Por qué justo México entre tantos destinos posibles?

Vivimos la reactivación de populismos fascistas frente a una democracia de fachada que ha servido a las fuerzas acumuladoras del capital para operar. Tras la Primavera Árabe y el activismo occidental que coincidió en fechas, se han activado en el mundo actores patrióticos perturbados y perturbadores. Los nacionalismos baratos son muy útiles a la hora de preservar el monopolio del transnacionalismo al mercado financiero, usurpador de Estados enteros. México contrasta con este escenario. Si tiene éxito podría representar un inspirador nudo radiante de esperanza. Su antagonismo con el Gobierno Trump – tan peligrosamente bilateralista- puede hacer que se proyecte como merece su dimensión, importancia y tradición multilateralista. Ahora, si el actual gobierno falla, habrá un enorme riesgo de que México se convierta en el próximo Brasil.

El foro ha abordado 'El camino a un desarrollo alternativo', ¿qué destaca?

De un lado, se ha cuestionado el dogma de que el crecimiento lo marque el Producto Interior Bruto. Ningún gobierno defenderá la disminución del PIB, obvio, pero la concentración de riqueza es mucho más intensa que la distribución de beneficios. Cada año, la elite del 0,1% deja más atrás al resto y quizás serán los únicos con recursos para protegerse de los efectos negativos de este modelo. Que solo funciona porque hay una programación sociológica aspiracional, en las clases medias, que creen vivir en una meritocracia plana, donde el individuo es el responsable de sus éxitos y fracasos. También se ha destacado el problema estructural de la fuga de capitales. En ciertos países, la riqueza enviada a paraísos fiscales es superior a la deuda nacional, lo que contradice la única justificativa moral de la teoría del valor: crear recursos para el progreso colectivo.

En la reunión ha planeado el referente del Foro Otro Mundo es Posible de Porto Alegre (2001). ¿Aspiran a contrarrestar al foro económico de Davos?

Porto Alegre fue gran inspiración en las luchas sociales mundiales. Davos es seguramente un lugar fantástico para encuentros, pero tenemos que mirar al entorno de abandono que genera y no propone solucionar, más allá de programas cosméticos que sostienen el estado de cosas. Nosotros trabajamos en una modesta estructura transversal para crear un relato que apoye el 99,9% de personas. Porque solo un 0,1% se beneficia de este sistema-mundo, para usar un concepto de Immanuel Wallerstein. Somos testigos de un holocausto posmoderno que no necesita la matanza de minorías (aunque activistas son hoy víctimas de esta violencia), sino que destina a la mayoría un devenir residual, marginal, invisible y solitario, sin vínculos sociales de amparo. Y ya sabemos la frase atribuida a Brecht: “… Cuando vengan a por nosotros, ya será tarde”.

Hablan de 'Green New Deal' y la necesidad de que el sur lo lidere, ¿cómo?

El Sur no soporta más verse excluido de los beneficios del sistema y sufrir sus abusos. Los países sureños deben unirse a través de gobiernos capacitados, comprometerse con una agenda progresista, abrirse a la ciudadanía, proteger a whistleblowers (denunciantes de corrupción), defender las causas ambientales, promover un nuevo urbanismo quitando protagonismo a las metrópolis y elevar el nivel de la arena política para que los opositores evolucionen, se conviertan en actores de los aprender también o la gente los abandone por inútiles.

¿A qué se refiere?

A que ya no se trata de una disputa estrictamente derecha-izquierda donde la sociedad calibra su confianza entre Mercado y Estado. Miremos el caso de Portugal, lo políticamente sano que es la relación entre el socialista Antonio Costa y el conservador Marcelo Rebelo, que han logrado contrarrestar las imposiciones de esta nueva ficción llamada austeridad. En una democracia, la oposición siempre es la virtual detentora del poder y es clave ser parte activa en la construcción de una dinámica con un mínimo común denominador.

Dos sedes, dos izquierdas, dos momentos

¿Qué carácter distintivo tendrán las citas española y mexicana?

Madrid es incomparable como conexión oriente-occidente, norte-sur. Nuestra cita anual de noviembre, que rebautizamos OCTAGON, es una reunión privada de miembros fijos, consejeros e invitados sobre un tema, este año el debate crítico sobre Seguridad. La inauguración, el viernes 22, será pública, en Casa de América. Asistirán la experta en derechos humanos Agnes Callamard, el profesor de antropología David Vine, el periodista Jon Schwarz, el jefe de tecnología de Microsoft en China, Qing Wei y el jurista Baltazar Garzón. Pero los días siguientes las sesiones de trabajo de los expertos serán privadas. Sus resultados alentarán las próximas sesiones abiertas al público de México.

¿Qué análisis hace de la situación progresista en ambos países?

Rafael Heiber y la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan. RODRIGO ESPINOZA

México es de las mayores esperanzas globales. Aunque sea un país extremadamente complejo y con un reto de confrontar prácticas enraizadas de corrupción, el nuevo gobierno tiene hoy la ventaja de disponer de experiencias progresistas de América Latina como hoja de ruta. El binomio AMLO - Marcelo Ebrard puede mirar a la administración Lula - Celso Amorim, y su partido, Morena, es más orgánico y dinámico que el PT brasileño. El campo progresista en España necesitará superar disputas y el impacto internacional de la situación en Cataluña. Hace mucho que se debería haber abierto la cuestión a la decisión ciudadana, con una mayoría reforzada de dos tercios de sus habitantes. Es también sorprendente que España encamine sus terceras generales este año porque una mayoría dicha progresista no alcanzara acuerdo de gobierno. Encima, la desunión fue esencial para que Manuela Carmena perdiera la alcaldía de Madrid. Lo que lamento porque los madrileños vivirán una ciudad más contaminada, excluyente y posiblemente endeudada donde peligra el órgano de innovación democrática como el Observatorio presidido por María Navarro.

¿Un fracaso del Estado mexicano como liberar al capo del narco Ovidio Guzmán tras detenerle en Sinaloa no enfría sus expectativas?

Fue una operación desastrosa y los resultados lo demuestran. Las autoridades de seguridad e inteligencia deberán ver las fuentes de este error. Pero AMLO ha tenido el coraje de no cometer un segundo. Su solución de liberar al "hijo del Chapo" le pasará factura entre la opinión pública, sobre todo los privilegiados a quienes la violencia diaria solo llega por la televisión. Es inaceptable el oportunismo de Vicente Fox y políticos de gobiernos previos pues justo ellos son, en gran medida, responsables de que el Estado no se haga presente hace años en esta región y el narcotráfico se estableciera como gobierno paralelo. En sus épocas, convirtieron el problema de las drogas en persecuciones mediáticas de villanos individuales, mientras narcotráfico y sus consecuencias crecía. El actual gobierno cumple diez meses. Que AMLO responda por sus resultados en cinco años, que lleve al Estado a estas zonas y que su actitud realista, solidaria con los sectores más sensibles del pueblo, no sea eclipsada por la hipocresía.

México y España comparten una política migratoria muy cuestionada por vulneración de derechos humanos, ¿Pueden ser referentes progresistas sin abanderar el derecho a asilo y refugio (1951)?

Ya en nuestro foro de 2016 invitamos al director regional de ACNUR Amin Awad y otros expertos en la crisis de refugiados que ese año hizo llegar un millón de refugiados a Europa, cinco a Turquía con 400.000 niños en total desamparo. En términos políticos, lo más escandaloso era que la Unión Europea trataba la crisis desde una retórica de seguridad y esto no ha cambiado. Organizaciones sin ánimo de lucro e incansables activistas rescatan en el Mediterráneo y dan la ayuda humanitaria rehusada por la UE. Mientras países europeos ignoran las causas de los flujos y venden armas a Arabia Saudí que promueve la guerra en la región. Inaceptable… Los europeos se quedan con dos alternativas: el miedo que lleva a radicalismos de derecha y la desilusión que debilita a los progresistas.

Rafael Heiber debate con el ex ministro de Ecuador Guillaume Long. RODRIGO ESPINOZA

¿Y México?

El caso de México es distinto y complejo. Involucra la frontera con EEUU que tiene un problemático flujo bidireccional. De un lado, migrantes y narcóticos que llegan a EEUU, y, del otro, armas que entran en México. También hay la presión estadounidense por convertir México en destino final de centroamericanos que intentan llegar a EEUU, lo que se llama “tercer país seguro”, añadido a los chantajes de Trump de imponer aranceles a México. Luego hay el fenómeno de fuga de capitales. México es el primer país del mundo en fuga de capitales y Florida es uno de los principales destinos para esta riqueza. Por fin, la cuantiosa comunidad mexicana en EEUU y los ataques que empezaron a sufrir, definidos por el Canciller Marcelo Ebrard como ataques terroristas.

Balance de un lustro

Sus foros existen desde 2014, lapso en que reaccionarios y neofascistas no han dejado de avanzar en un plano global, ¿Cómo analiza la paradoja?

No lo veo como paradoja, sino exactamente como la razón de nuestra existencia y la de tantas otras organizaciones afines. Finalmente, el avance de estas ideas reaccionarias es resultado de un frente modernizador que ha generado desigualdades y marginaciones. Muchas regiones ya no distribuyen satisfactoriamente los beneficios y muchos de sus ciudadanos miran hacia al pasado con peligrosa nostalgia.

¿La izquierda tiene alternativa económica al ultra-liberalismo capitalista? ¿Puede aplicarla o todo gobierno está sujetos a fuerzas financieras no votadas?

Es mucho más fácil alcanzar acuerdos cuando los intereses son puramente económicos y cortoplacistas. Mientras la izquierda se pregunta si otro futuro es posible, el ultra-liberalismo inventa el futuro con la especulación financiera. No se trata solo de alternativas económicas, sino de alternativas a la economía como matriz única de producción del mundo y del sujeto. Necesitamos reubicar la idea de alternativo, disputar conceptos como el del emprendimiento. La izquierda necesita revigorarse para ser fuente no solo de críticas y resentimientos, sino de alegría y solidaridad. De ahí la tarea de nuestros foros: nutrir el cosmopolitismo con solidaridad, conocimiento y autenticidad.

Más noticias de Internacional