Público
Público

Los rebeldes sirios reniegan del plan de paz de Kofi Annan

En sus últimos ataques matan a al menos 80 soldados del ejército de Al Asad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los rebeldes sirios han dado buena cuenta de sus nuevas intenciones. El Ejército Sirio Libre (ELS), que aglutina también a militares desertores del régimen de Bachar al Asad, ha anunciado que ha puesto punto y final a su compromiso con el alto el fuego del plan de paz del enviado de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan.

Uno de sus portavoces, el general Sami al Kurdi, ha avisado asimismo del inicio de sus ofensivas contra las fuerzas gubernamentales bajo el pretexto de 'defender al pueblo'. Los ataques ya han empezado. Al menos 80 soldados del ejército sirio han muerto a mano de los rebeldes tras los últimos enfrentamientos y asaltos contra puestos de control militar registrados este pasado fin de semana en varios puntos del país, según ha informado este lunes el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El Observatorio -una organización de la oposición con sede en Londres- ha sido informado por las propias fuerzas rebeldes de que sus unidades han destruido carros de combate y han dado muerte a más de cien soldados en diversas ciudades de Siria, incluida la capital, Damasco, y algunos enclaves de la provincia de Idlib, en el noroeste. La organización ha podido confirmar los nombres de 80 fallecidos a través de fuentes médicas locales.

Los rebeldes se sienten 'libres de cualquier compromiso' con el plan de paz

Los grupos rebeldes pusieron el pasado viernes como fecha límite para que el régimen pusiera fin a los ataques contra los opositores o tendría que hacer frente a las consecuencias. De hecho, algunos comandantes del ELS ya avisaron de que sus fuerzas se sentirían 'libres de cualquier compromiso' respecto al plan de paz si Al Asad no ponía fin a la violencia antes del citado día.

La matanza de Hula (en la provincia de Homs), perpetrada el pasado 25 de mayo y en la que murieron al menos 108 personas -la mitad niños-, supuso el tiro de gracia para el plan de paz de Annan, que estaba oficialmente en vigor desde el 12 de abril y que, de hecho, nunca se ha cumplido. El general Kurdi ha incidido en que los rebeldes reclaman que la misión de observadores de Naciones Unidas de 300 militares desarmados se convierta en 'una misión de imposición de la paz' o que la comunidad internacional adopte decisiones 'audaces' e imponga una zona de exclusión para contribuir a la caída del régimen de Al Asad.

Mientras tanto, el propio Annan ha vuelto a dar su poyo al actual formato de la misión internacional de observadores en Siria. 'Cualquier cambio en el mandato, incluido el tamaño de la misión, debe ser debatido y autorizado por el Consejo de Seguridad. En estos momentos, Anan no está a favor de esta ampliación', ha explicado uno de sus portavoces, Ahmad Fawzi.

'El plan de Annan sigue siendo central para la resolución de la crisis siria', defiende la ONU

El envío de la misión de observadores fue aceptado en principio por las partes en conflicto. Sin embargo, la fecha no es firme y la violencia continúa sacudiendo el país. En ese sentido, Fawzi ha explicado que Annan ha pedido a la comunidad internacional que presionen para que todas las partes implicadas en el conflicto cumplan con las condiciones planteadas en el plan de paz.

El portavoz ha anunciado además que el enviado de la ONU un nuevo informe al Consejo de Seguridad y a la Asamblea General de Naciones Unidas el próximo jueves y que el viernes se reunirá con la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton. De momento, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha asegurado que el plan de Annan sigue siendo la principal herramienta para la resolución del conflicto sirio.

'Estamos muy preocupados por lo que ha estado ocurriendo ', ha afirmado Ban en declaraciones a Reuters desde Yida, en Arabia Saudí, donde participa en una reunión del Banco Islámico de Desarrollo. 'El plan de Annan sigue siendo central para la resolución de la crisis siria', ha asegurado.

Bruselas tiene previsto comenzar a estudiar un nuevo paquete de sanciones contra el régimen sirio

Una idea que también sigue defendiendo la Unión Europea. 'La situación es terrible. El régimen sirio debe cesar toda forma de violencia y ofrecer pleno apoyo a la misión de Kofi Annan', ha declarado el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, durante una rueda de prensa al término de la cumbre UE-Rusia celebrada en San Petersburgo.

Bruselas tiene previsto comenzar a estudiar este lunes un nuevo paquete de sanciones contra el régimen sirio, según han informado fuentes comunitarias. Mientras, Rusia se opone a la aprobación de nuevas sanciones internacionales que incrementen el aislamiento del país árabe y también a aprobar una resolución en el Consejo de Seguridad que allane el camino para una injerencia militar extranjera en Siria.

Putin aseguró el viernes, durante su viaje a Alemania y Francia, que el Kremlin no apoya ni a Asad ni a los rebeldes, y que su objetivo político es frenar la violencia y evitar una guerra civil en Siria, el principal aliado ruso en Oriente Medio.