Público
Público

La reina de Inglaterra pide a los británicos que dejen de lado sus diferencias por el brexit

Su puesto la obliga a mantenerse imparcial en cuanto a temas políticos pero con el país y el parlamento divididos ante la salida de la UE, Isabel II -que dice que este año ha estado "muy ocupada"- no ha podido evitar referirse veladamente al brexit para pedir respeto frente a "las diferencias más profundas". 

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

Isabel II, en una imagen de archivo. REUTERS

Hace 66 años que todo Reino Unido se sienta -primero frente a la radio y desde 1957 frente al televisor- para escuchar el mensaje de Navidad de la reina de Inglaterra. Y hoy ha sido una de las pocas ocasiones en las que la monarca no ha podido evitar hacer mención a la situación política del país.

Su cargo le impide dar su opinión pero el mensaje, aunque velado, ha estado ahí. A sus 92 años, la monarca ha querido mostrar que no es ajena a la situación de inestabilidad e incertidumbre en la que está sumido Reino Unido por culpa del brexit. Por eso -y a pesar de que no ha pronunciado la palabra ni una sola vez- a tres meses y cuatro días de que el país abandone la UE el próximo 29 de marzo, Isabel II ha apelado a Jesús para lanzar un mensaje a todos los implicados: “Creo que su mensaje de paz en la tierra y buena voluntad para todos nunca está caducado. Debería ser atendido por todos; se necesita tanto como siempre ".

En el discurso, grabado en el salón blanco del palacio de Buckingham el pasado 12 de diciembre, dos días después de que Theresa May decidiera posponer la votación sobre su acuerdo de brexit en la Cámara de los Comunes, la monarca ha añadido: “Incluso con las diferencias más profundas, tratar a la otra persona con respeto y como un ser humano es siempre un buen primer paso hacia una mayor comprensión.”

Su cargo le impide dar su opinión pero el mensaje, aunque velado, ha estado ahí

Merece la pena recordar que durante su mensaje de Navidad de 2016, meses después de celebrarse el referéndum del brexit, la reina no hizo ninguna mención al resultado de la votación.

Durante su discurso, que apenas ha durado 6 minutos, Isabel II ha querido recordar también algunos de los acontecimientos de carácter familiar más significativos de este 2018: “En casa ha sido un año muy ocupado para mi familia, con dos bodas -la del Príncipe Harry y Meghan Markle y la de la Princesa Eugenia y Jack Brooksbank-, además de dos nacimientos -el tercer hijo de los Duques de Cambridge y el segundo de su nieta Zara Tindall- y otro bebé en camino”. “Esas cosas -ha bromeado la soberana- que ayudan a mantener a una abuela ocupada.”

Anécdotas aparte, Isabel II ha añadido: ”A través de los muchos cambios que he visto a lo largo de los años, la fe, la familia y la amistad no solo han sido una constante para mí, sino también una fuente de consuelo y tranquilidad personal”. He aquí quizá una alusión a los constantes rumores sobre la mala relación existente entre las esposas de sus nietos, Katle Middleton y Meghan Markle y un consejo a tener en cuenta para ambas.

Ya a nivel general, la reina ha repasado también algunos de los momentos más destacados para el país durante este 2018, como la conmemoración del centenario del fin de la primera Guerra Mundial el pasado 11 de noviembre de 2018 -con mención especial hacia su padre George VI, que sirvió en la Royal Navy-, o el centenario también del nacimiento de la Royal Air Force.