Público
Público

Van Rompuy quiere llevar a la UE a la "Champions League del mundo"

El presidente del Consejo considera “ab

DANIEL BASTEIRO

El presidente del Consejo de la Unión Europea, Herman Van Rompuy, quiere que la 'UE juegue en la Champions League del mundo'. En un discurso pronunciado en Londres, Van Rompuy, que preside las cumbres de los 27 jefes de Gobierno, se mostró confiado en que la zona euro sobrevivirá a los ataques de los especuladores. Para él es 'absurdo' que el diferencial de deuda, el criterio que sirve en los mercados para medir la credibilidad de las finanzas públicas, 'indique riesgos de quiebra más altos para algunos países de la zona euro que para países emergentes como Ucrania o Argentina'.

Sus palabras contrastan enormemente con las pronunciadas a finales del año pasado, cuando describió una 'crisis existencial' ya no sólo de la moneda única, sino por extensión de la UE y el medio siglo de integración política. Además, recuerdan a la intervención del presidente del Gobierno en septiembre de 2007 ante diputados socialistas en el Congreso. Entonces, José Luis Rodríguez Zapatero recurrió a un 'símil futbolístico' para asegurar que en la legislatura pasada (2004-2008) España había entrado 'en la Champions League de la economía mundial'.

'Quiero que el Reino Unido ponga sobre la mesa su pragmatismo de futuro'Van Rompuy pidió a su audiencia, muy poco dispuesta a aceptar más peso de las instituciones comunitarias, una mayor implicación en los debates de Bruselas. Según él, el Reino Unido no debe alejarse de Europa, porque arriesga demasiado al darle la espalda. Entre otros motivos, por la interdependencia económica del continente. 'Quiero que el Reino Unido ponga sobre la mesa su sano juicio y su pragmatismo de futuro', aseguró, citando el liderazgo del anterior primer ministro, Gordon Brown, al apostar por un gran compromiso europeo contra el cambio climático.

Van Rompuy también alabó a la comisaria inglesa, la baronesa Catherine Ashton, de la que numerosos diplomáticos y analistas recelan por su falta de carisma e implicación. Según el presidente del Consejo, la Alta Representante para la Política Exterior, ejerce un 'liderazgo personal' clave en la acción exterior de la UE y juega 'un papel fundamental' en la presión contra Irán por su programa nuclear o en la estabilización de los Balcanes occidentales.

Más noticias de Internacional