Público
Público

Rusia detiene a dos norteamericanos por espionaje

Los servicios secretos dicen que acumularon ilegalmente información comercial secreta en beneficio de una serie de compañías petroleras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La gélida temperatura en las relaciones entre Rusia y el Reino Unido bajó ayer unos grados más con la detención de dos supuestos espías de doble nacionalidad rusa y estadounidense que trabajan para intereses británicos. El servicio de seguridad FSB acusa a los hermanos Alexander e Ilya Zaslavski de haber cometido espionaje industrial a favor de empresas occidentales.

Uno de los dos detenidos trabaja para TNK-BP, una empresa mixta de exploración de petróleo, formada por el gigante británico British Petroleum y un grupo de multimillonarios rusos. Su hermano trabajaba en un proyecto para ex alumnos del British Council, el instituto público para la promoción cultural que ha sido objeto de frecuentes acosos por parte de las autoridades rusas recientemente.

'Según informaciones del FSB, estas personas acumularon ilegalmente información comercial secreta en beneficio de una serie de compañías petroleras y gasísticas para conseguir ventajas concretas sobre sus competidores rusos, en especial en los mercados de la Comunidad de Estados Independientes (CEI)', dijo el FSB en un comunicado.

Las detenciones preocupan a los inversores extranjeros en Rusia, ya que se teme una maniobra desde el Kremlin para hacerse con la parte de BP en la empresa petrolífera. El Gobierno de Valdímir Putin ha llevado a cabo una política muy agresiva para recuperar los activos energéticos en manos de empresas extranjeras o de oligarcas caídos en desgracia. El caso más famoso es el de la empresa Yukos, que fue presa de los tentáculos del Kremlin y cuyo ex dueño, Mijáil Jodorkovski, está encarcelado en un campo de trabajo en Siberia.

El presidente electo, Dmitri Medvédev, ha despertado ciertas esperanzas de que mejore la seguridad jurídica para los inversores internacionales. Este abogado ha prometido fortalecer el estado de derecho y luchar contra la corrupción.