Público
Público

Rusia vive hoy su gran jornada de protesta contra el 'zar' Putin

Plataformas y partidos políticos de la oposición se manifiestan juntos contra el fraude en las legislativas, que ganó la oficialista Rusia Unida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'A favor de unas elecciones libres' es la consigna que unirá hoy a miles de ciudadanos rusos durante una jornada de manifestaciones a lo largo de todo el país para protestar contra el fraude electoral en los comicios legislativos del pasado domingo. Los resultados dieron la victoria al partido Rusia Unida, liderado por el actual primer ministro, Vladímir Putin, que aspira a volver a la Presidencia en 2012.

La concentración más grande tendrá lugar en la Plaza Bolótnaya de Moscú tras un tira y afloja entre la oposición y la administración de la capital rusa. Los primeros insistían en convocar a los manifestantes en la céntrica Plaza de la Revolución, pero el Ayuntamiento sólo concedía permiso para 300 personas. Al final, ambas partes llegaron al acuerdo de convocar una protesta de unas 30.000 personas en la Plaza Bolótnaya, no sin una cierta escisión entre los opositores.

Interior amenaza con reprimir por la fuerza las protestas no autorizadas

Hay algunas facciones que han anunciado que, a pesar del cambio, intentarán hacer su concentración en la Plaza de la Revolución. Otros harán una marcha hasta la segunda plaza, lo que podría desembocar en nuevas cargas policiales como las de esta semana, en la que fueron detenidas más de un millar de personas en todo el país. De todas formas, el Ayuntamiento prometió autobuses para desplazar a la gente que se equivoque de plaza.

Ilyá Ponomariov, diputado de la fracción Rusia Justa y uno de los fundadores del Frente de Izquierdas (cuyos líderes insisten en manifestarse en la Plaza de la Revolución), hizo a un llamamiento 'a quienes apoyan que en Rusia se garanticen unas elecciones limpias' para que asistan a la Plaza Bolótnaya. Porque, según él, 'sólo juntos podremos ganar al partido de los bandidos y ladrones', en alusión a la oficialista Rusia Unida.

El ministro de Interior, Rashid Nurgalíev, alertó ayer de que cualquier intento de llevar a cabo algún acto no autorizado 'será interceptado por las fuerzas' de seguridad. Nurgalíev recordó una vez más que el derecho de la gente a expresar su opinión 'no puede restringir los derechos de otras personas ni ser un obstáculo para el funcionamiento del transporte público'. El teniente de alcalde de Moscú, Aleksandr Gorbenko, también advirtió de que cualquier intento de realizar una marcha será reprimido.

Los organizadores temen que jóvenes pro Putin revienten las manifestaciones

El jueves Putin también había alertado del caos que acecha a Rusia y de la violencia que pueden desencadenar las protestas opositoras, pero garantizó que las fuerzas de seguridad sabrían frenar la amenaza y exigirían el cumplimiento de la ley.

Los organizadores temen provocaciones por parte de las juventudes pro Kremlin, que podrían provocar a los manifestantes con consignas a favor de Putin o hacerse pasar por opositores para generar disturbios y justificar la represión policial. Además de las plataformas opositoras Solidarnost y La Otra Rusia, el Partido de la Libertad Popular (Parnas), se espera que Rusia Justa también participe en las movilizaciones, así como fuerzas ultranacionalistas extraparlamentarias y ciudadanos sin filiación política pero en contra del fraude electoral.

Los comunistas se suman a la protesta, que prevé 30.000 personas en Moscú

Andréi Klichkov, el líder del grupo parlamentario comunista, confirmó ayer noche que el PC ruso participará en las protestas.

Las manifestaciones representan un test para la oposición sobre todo la extraparlamentaria porque su incapacidad de unirse ha creado muchos recelos entre los rusos durante los últimos años. Esta vez parece que conseguirán movilizar a la población contra el fraude en una concentración que pretende estar por encima de los partidos.

De todas formas, Yevguenia Chírikova, una de las organizadoras, puso en cuestión la unidad. Conocida activista en defensa del bosque de Jimki, amenazado por la tala, calificó de 'traidores' a dos organizadores. Los compañeros a los que criticó son Borís Nemtsov y Vladímir Rizhkov, líderes del Parnas, partido que no pudo ser registrado ante el Ministerio de Justicia. El motivo, según ella, fue ceder a las peticiones del poder.

Sanidad recomienda evitar los tumultos para no contraer la gripe o un resfriado

Las autoridades están haciendo todo lo posible para evitar que la población se sume a las protestas. El jefe sanitario de Rusia, Guennadi Oníschenko, recomendó ayer no ir a las manifestaciones por el peligro, según él, de contraer la gripe o simplemente resfriarse. Este diciembre está siendo anormalmente cálido y hoy se espera que las temperaturas oscilen alrededor de los cero grados.

Además, ayer se tomó una medida sin precedentes: el Departamento de Educación de Moscú ordenó a todas las escuelas que realicen hoy un examen estatal de ruso a los estudiantes de los cursos 9, 10 y 11 (que suelen tener entre 15 y 17 años) a la una de la tarde, una hora antes de que empiece la protesta contra el fraude electoral.

Según una profesora que comentó el hecho en el diario digital Gazeta.ru, la prueba para los que aspiran a participar en las Olimpiadas de ruso, prevista para las diez de la mañana se retrasó a la una de la tarde. Los demás escolares tienen que hacer un examen de lengua hasta las seis.

De esta forma, ni los profesores ni los adolescentes podrán asistir a la Plaza Bolótnaya. En el comunicado del Departamento de Educación se dice que este control no se anunció antes para que los escolares no se preocuparan de antemano. Además, justifica el horario con el argumento de que así los chicos podrán dormir bien y luego tendrán más facilidades para concentrarse.