Público
Público

Sarkozy: "El asesino quería poner a toda Francia de rodillas"

El presidente asegura, en referencia a los sucesos de Toulouse, que hay que demostrar que "el terrorismo no fracturará a la comunidad nacional"

AGENCIAS / PÚBLICO.ES

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha asistido este miércoles al homenaje a los tres militares asesinados en Montauban, que fueron víctimas de "una ejecución terrorista" con la que se quería poner "a toda la República de rodillas".

El jefe del Estado destacó en un discurso que el sospechoso de los crímenes, que se encuentra rodeado por las fuerzas del orden en su domicilio de Toulouse, quería que el país se arrodillara, y se congratuló de que Francia "no haya cedido".

Sarkozy se ha felicitado de que Francia "no haya cedido" ante los asesinatos de Mohamed Merah, que sigue acorrollado por la Policía a la espera de que se entregue. El propio presidente galo ha desvelado que este francés de origen argelino planeaba volver a matar hoy mismo.

"Francia ha cumplido con su deber y la Justicia mañana cumplirá con el suyo", dijo Sarkozy en su discurso ante los militares reunidos en el acto de homenaje.

"Francia ha cumplido con su deber y la Justicia mañana cumplirá con el suyo"Sarkozy subrayó "el deber imperial de unidad nacional ante el salvajismo de un hombre capaz de bajar de su moto para perseguir a su víctima, sea una niña o un soldado", y se mostró orgulloso de que el sospechoso no haya logrado "fracturar" a la ciudadanía.

En ese homenaje, apuntó que aunque la misión de los soldados es defender Francia, sus valores y su libertad, y aunque "conocen la muerte y saben mirarla de frente", el asesinato de los tres militares no tuvo lugar "en el campo de batalla", sino que se trató de "una ejecución terrorista".

Los muertos "son soldados, niños y franceses"En la localidad de Montauban, sur de Francia, y ante los féretros de los tres militares asesinados, el presidente indicó que aunque el responsable de los hechos se fijó por objetivo atacar a ciertas comunidades, los muertos "son soldados, niños y franceses".

Poco antes de su discurso, había visitado la comisaría cercana al edificio en el que se encuentra acorralado el sospechoso, de la que salió sin hacer declaraciones después de que el ministro del Interior, Claude Gueánt desmintiera que hubiera sido detenido.

Antes de viajar a Toulouse, Sarkozy compareció ante los medios en el Palacio del Elíseo para mandar un mensaje de firmeza ante los ataques.

Sarkozy ha pedido a sus conciudadanos que no se dejen llevar por la sed de venganza por lo sucedido y ha llamado a la unidad nacional para demostrar que "el terrorismo no fracturará a toda la comunidad nacional". "Ante un hecho como este Francia solo puede ser grande estando unida, se lo debemos a las víctimas friamente asesinadas, se lo debemos a nuestro país", ha aseverado. Por eso, el presidente galo ha pedido que no se vincule lo sucedido con las creencias religiosas del autor de los hechos.

Sarkozy felicitó a las fuerzas del orden "por la rapidez de la investiación y su movilización excepcional" e indicó que su pensamiento en estos momentos va dirigido a las "víctimas de esta barbarie" y a los efectivos que fueron heridos esta noche en el operativo mediante el que se ha acorralado al sospechoso.

Sarkozy apela a la unidad nacional para combatir el terrorismo, sin mirar la religión

El presidente francés, candidato a la reelección en las próximas elecciones presidenciales, ha subrayado que tanto el ministro del Interior, Claude Guéant, como los agentes están haciendo todo lo posible para que ese joven, de origen argelino, de 24 años y con vínculos con Al Qaeda, "sea detenido y presentado ante la Justicia para que pueda rendir cuentas de sus actos criminales".

Sarkozy, que intervino tras haberse reunido en el Elíseo con representntes de las comunidades judías y musulmanas en Francia, indicó que esta tarde se dirigirá a Toulouse para visitar a los dos policías heridos, y que posteriormente presidirá en la vecina Montauban una ceremonia de homenaje a los tres militares asesinados.

Poco antes de su comparecencia, el presidente del Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM), Mohamed Musaui, que participó en ese encuentro, subrayó que no aceptará que su religión "sea asociada a la violencia" cometida por ese hombre.

El candidato socialista a las presidenciales, François Hollande, hizo también una declaración desde París en la que recordó que "la lucha contra el terrorismo debe mantenerse sin descanso" y que ese combate "es uno de toda la República, más allá de las cosas que en estos momentos puedan separarnos".

Hollande añadió su deseo de que esta operación concluya lo antes posible "para poner fin a una angustia insoportable" y transmitió además su "alivio y el de todos los franceses" por el hecho de que el sospechoso "está identificado y localizado".Fayad critica la justificación del tiroteo en Toulouse con la causa palestina

Por su parte, el primer ministro palestino, Salam Fayad, que se encuentra en París, ha criticado a los que usan la causa palestina para cometer actos terroristas, tal y como ha confesado Mohamed Merah, que aseguró que mató al profesor y los niños judíos para vengar a los palestinos.

"Es hora de que estos criminales dejen de abusar del nombre de Palestina en sus acciones terroristas o de clamar una victoria para los derechos de los niños palestinos, que sólo aspiran a una vida decente para ellos y para todos los niños del mundo", señaló el primer ministro palestino en un comunicado.

Fayad condenó "en los términos más duros" tanto el "cobarde acto terrorista" de Toulouse como el intento de presentarlo como un acto de solidaridad con la causa palestina.

Más noticias de Internacional