Público
Público

Sarkozy reaparece por primera vez en una reunión del partido tras su derrota en las urnas

El expresidente hace un llamamiento a militantes y simpatizantes para que salven al partido de la quiebra. Sarkozy superó por casi 600.000 euros el techo de gasto autorizado en su última campaña, perdiendo el derecho de reembolso del

PÚBLICO/EFE

El ex presidente francés Nicolas Sarkozy regresa este lunes a una reunión de la dirección de su partido, la Unión por un Movimiento Popular (UMP, en la oposición), por primera vez desde su derrota en los comicios presidenciales de 2012. Este fin de semana, altos cargos de la UMP declararon que el partido ya había recibido donaciones por cerca de un millón de euros desde que Sarkozy hizo un llamamiento el viernes para movilizar a sus simpatizantes con el fin de evitar la quiebra de la formación política.

Sarkozy ha pedido el apoyo de militantes y simpatizantes después de que el Consejo Constitucional invalidara sus cuentas de la campaña de 2012 y privara al partido de unos 10,6 millones de euros. "Esta situación inédita en la V República pone en peligro la formación que debe preparar la tan necesaria alternancia al socialismo", aseguró Sarkozy en la red social Facebook, en la que incluyó un enlace para hacer una donación económica al partido.

Según el Consejo Constitucional, Sarkozy gastó en esa campaña casi 23,1 millones de euros frente al techo de gasto autorizado de 22.509.000 euros, y con su dictamen pierde el derecho de reembolso del 47,5 % de esa suma por las irregularidades. Los llamados "sabios" del Constitucional entendieron que Sarkozy cargó al Estado y a su partido parte de los gastos propios de su campaña, como reuniones preparatorias, desplazamientos, sondeos electorales y la publicación de folletos políticos.

 El 60% del total de los franceses se muestran contrarios a su retorno, pero un 70% de los votantes de derechas lo apoyan.Un sondeo difundido la semana pasada indicó que seis de cada diez franceses se muestran contrarios a que Sarkozy se presente candidato en los comicios de 2017. Ese mismo porcentaje cree además que el ex jefe de Estado planea disputar esas elecciones, indica la encuesta, realizada entre los pasados 26 y 28 de junio por el instituto demoscópico IFOP entre 1.973 personas y publicada por Le Journal du dimanche.

Entre los simpatizantes de derechas, siete de cada diez expresan su deseo de que Sarkozy acuda a esos comicios, y consideran igualmente que el ex jefe de Estado va a dar ese paso, a pesar de que distintos dirigentes de la formación han insistido en que su intervención no significa su retorno a la primera línea de la política, ni una presentación del expresidente ante los franceses con vistas a una posible candidatura para volver a la jefatura del Estado en los comicios de 2017, que le permitiría apartarse temporalmente de los escándalos financieros en los que está implicado.

No esta prevista ninguna intervención de Sarkozy ante la prensa tras la reunión de este lunes, pero la atención de los medios de comunicación franceses es evidente por las señales que pueda enviar Sarkozy acerca de sus intenciones para liderar el partido, que preside Jean-François Copé pero que celebrará unas elecciones primarias abiertas tras la pugna que este mismo protagonizó con el ex primer ministro François Fillon.

Más noticias de Internacional