Público
Público

Siria declara personas no gratas a los embajadores de Europa y EEUU

El régimen de Al Asad responde así a la expulsión de su personal diplomático de las legaciones occidentales de la semana pasada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Siria ha declarado personas no gratas a los embajadores de España, Estados Unidos, el Reino Unido, Turquía, Francia, Italia y Suiza, además de a diplomáticos de varios países europeos y americanos. Según la televisión oficial siria, el Ministerio de Asuntos Exteriores adoptó esta medida 'siguiendo el principio de tratamiento recíproco', después de que varios países hicieran lo mismo con los embajadores y representantes diplomáticos sirios.

En el caso de España, el embajador, Julio Albi, es considerado por el régimen de Damasco persona no grata junto al encargado de negocios, Jorge de Lucas. A los representantes de los siete países citados hay que sumar personal diplomático de Alemania, Canadá, Bulgaria y Bélgica.

Siria adopta la medida 'siguiendo el principio de tratamiento recíproco' 

Según una fuente del Ministerio de Exteriores citada por los medios oficiales sirios, Damasco 'cree en la importancia del diálogo basado en la igualdad y en el respeto mutuo entre los países. La diplomacia es un medio necesario para la comunicación entre estados para resolver conflictos y problemas'. Y manifestó su esperanza en que esos países adopten estos principios para 'permitir la vuelta de las relaciones a la normalidad'.

A finales de mayo pasado, esos estados, además de Japón, Holanda y Australia, expulsaron a los embajadores y diplomáticos sirios en protesta por la matanza de Hula, en el centro de Siria, donde más de un centenar de personas fallecieron el pasado 25 de mayo.

Por otro lado, Naciones Unidas ha llegado a un acuerdo con el régimen sirio para abrir cuatro oficinas en sendas ciudades del país y coordinar la acción humanitaria, según ha anunciado la vicesecretaria general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos. El anuncio se conoció durante la tercera reunión del Foro Humanitario sobre Siria, que tuvo lugar hoy en Ginebra, y durante la cual se leyó una carta de Amos en la que anuncia el acuerdo para abrir oficinas en las ciudades de Deraa, Dayr Az Zor, Homs y Idlib.

La ONU ha llegado a un acuerdo con Siria para abrir oficinas de ayuda humanitaria

La misiva no precisa cuándo podrán comenzar a funcionar dichas oficinas para implementar el plan de contingencia organizado por la ONU para asistir a más de un millón de civiles sirios durante seis meses. 'Ahora tenemos un acuerdo por escrito firmado por el Gobierno sirio en Damasco. Lo que hace falta ahora es ver si podemos implementarlo. La prueba vendrá en los próximos días, yo no puedo predecir lo que pasará', afirmó en rueda de prensa el director de operaciones de la OCHA, John Ging.

El acuerdo prevé que nueve agencias de la ONU y siete organizaciones no gubernamentales internacionales puedan trabajar sobre el terreno y que todas ellas se coordinen con la Media Luna Roja Siria. Asimismo, siempre según las mismas fuentes, el Ejecutivo sirio habría permitido a 'más ONG locales' a colaborar con las agencias de Naciones Unidas.

En los últimos meses, la ONU ha podido entregar cierta asistencia humanitaria en el interior del país, pero a una escala mucho menor de las necesidades existentes. En la reunión se puso de manifiesto que el número de refugiados sirios que residen en los Estados vecinos (Turquía, Líbano, Jordania e Irak) tras huir de los combates de su país ya asciende a 78.000 personas.