Público
Público

Tailandia "Arcoíris", la joven que se enfrenta al tabú de la monarquía en Tailandia

Rung fue acusada de sedición, un delito que puede acarrear siete años de cárcel y por el cual ha sido detenida.

La líder estudiantil Panusaya Sithijirawattanakul se enfrenta a la policía antidisturbios durante una manifestación masiva para pedir la destitución del gobierno del primer ministro Prayuth Chan-ocha y reformas en la monarquía. REUTERS / Athit Perawongmet
La líder estudiantil Panusaya Sithijirawattanakul se enfrenta a la policía antidisturbios durante una manifestación. REUTERS / Athit Perawongmetha

Panusaya Sithijirawattanakul, conocida como Rung (arcoíris), es una estudiante universitaria tailandesa de 22 años, que en agosto de 2020 leyó ante miles de manifestantes un manifiesto de diez puntos para reformar la monarquía del país.

Colectivos estudiantiles organizan desde julio protestas pidiendo la dimisión del Gobierno encabezado por Prayut Chan-ocha y una nueva constitución, así como reducir la influencia del Ejército y de la monarquía en la política.

Estas manifestaciones que cada día aumentan en asistencia y reclamaciones, hicieron que Rung leyese este manifiesto que dejó en shock al país, ya que nunca antes en la historia de Tailandia nadie se había atrevido a desafiar directamente a la Casa Real en público.

Rung es una de las caras más visibles del movimiento estudiantil que comenzó en febrero y desde julio ha inundado las calles de Bangkok para exigir reformas democráticas y una revisión del papel de la monarquía, un tema tabú en Tailandia.

Nacida en 1998 cerca de Bangkok, creció en una familia de clase media lejos de la agitación política y se radicalizó tras presenciar un golpe de Estado contra Yingluck Shinawatra. Seis años después enseñó tres dedos en señal de desafió, como en la película Los Juegos del Hambre. 

"Soy muy consciente de las consecuencias a las que me enfrento, pero es algo que tengo que hacer", dice la estudiante de tercer año de sociología y antropología en una entrevista con EFE.

El pasado mes de septiembre la universitaria cruzó el cordón policial en una manifestación para entregarle una carta al jefe de policía dirigida directamente al rey. La carta insistía una vez más en limitar los poderes de la monarquía, someterse a mayores controles constitucionales y acabar con la ley de lesa majestad que castiga a todo aquel que critique al rey Maha Vajiralongkorn, Rama X y su familia con hasta 15 años de prisión.

A pesar de estas protestas y las acciones promovidas por Rung, el primer ministro de Tailandia Prayut, rechazó este viernes dimitir cuando compareció frente a los medios por primera vez desde la declaración del estado de emergencia "severo". Además dijo que los manifestantes detenidos, entre ellos varios líderes, tampoco serán liberados, tal y como reclaman los asistentes a las protestas.

"Creo que el sistema político en Tailandia no es estable, y la razón por la que no es estable es porque siempre ha sido intervenido por la persona más poderosa del país", dice a pesar de ser muy consciente de que sus críticas a la monarquía podrían llevarla a la cárcel. 

Rung fue acusada de sedición, un delito que puede acarrear siete años de cárcel y por el cual este jueves fue detenida.

Más noticias de Internacional