Público
Público
Únete a nosotros

El terremoto devasta Puerto Príncipe

Expertos en sismología prevén una gran destrucción y muchas víctimas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Puerto Príncipe ha quedado devastado. El fuerte terremoto de 7,3 grados de magnitud ha derrumbado numerosos edificios en la capital de Haití y ha obligado a cerrar el aeropuerto. Mientras los equipos de rescate trabajan en los escombros, la ciudad permanece incomunicada debido a las consecuencias del seísmo.

La organización no gubernamental Oxfam Internacional ha indicado que los daños pueden ser muy grandes, al tiempo que describió como 'caótica' la situación de la isla caribeña, según testimonios de su personal en ese país. 'Es todavía muy pronto para saber la amplitud del terremoto que ha afectado a Haití, pero las primeras señales indican que no hay comunicaciones en el país', dijo la directora humanitaria de Oxfam, Jane Cocking, mediante un comunicado de prensa difundido en Nueva York.

'Creo que vamos a ver daños sustanciales y víctimas'

A su vez, expertos en sismología han vatcinado una gran destrucción y muchas víctimas. Un movimiento sísmico de este tipo tiene el potencial de causar grandes daños, declaró hoy a la prensa Don Blakeman, analista del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). 'Creo que vamos a ver daños sustanciales y víctimas' como resultado de este terremoto, el más violento en la historia de Haití, indicó.

Esa posibilidad se ve acrecentada por el hecho de que el terremoto ocurrió en una zona muy poblada cercana a Puerto Príncipe, la capital, y donde vive casi la mitad de la población del país, que asciende a 9 millones de personas.

Uno de los edificios afectados por el terremoto es la sede de la misión de paz de Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) que se derrumbó a causa del fuerte sismo, aunque por el momento se desconoce la magnitud de los daños entre su personal, aseguró el organismo.

'Mi corazón está con los haitianos tras este devastador terremoto'

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, también expresó su preocupación por la situación de Haití tras el terremoto de 7 grados en la escala de Richter. 'Mi corazón está con los haitianos tras este devastador terremoto', dijo Ban, que añadió que se sentía 'muy preocupado por la tragedia que afecta a los haitianos y al personal de la ONU que se encuentra allí'.

La ONU tiene desplegada en Haití una misión de asistencia a ese país, Minustah, que cuenta con cerca de 6.700 militares procedentes de 17 países y ya participó en el socorro a las víctimas de los huracanes que afectaron a Haití en 2004 y en 2008.