Público
Público

Turquía estudia represalias contra Siria por el derribo de su avión

Los dos países buscan conjuntamente el caza turco derribado frente a las costas sirias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Turquía y Siria dijeron el sábado que estaban buscando conjuntamente a los ocupantes de un caza turco derribado por Damasco sobre el Mediterráneo, un incidente que elevó las tensiones diplomáticas en medio de la revuelta para derrocar al presidente sirio, Bashar el Asad.

Los últimos acontecimientos sugieren que ninguna de las partes busca una confrontación militar por el derribo del avión, que se produjo el viernes cerca de las fronteras marítimas de Turquía y Siria.

Sin embargo, la operación conjunta claramente incomoda a ambos, dada la hostilidad actual entre dos antiguos aliados a raíz de la represión lanzada por Asad para aplacar la revuelta.

Turquía ha prometido responder con firmeza. 'No es posible ocultar algo como esto. Se hará lo que sea necesario, sin duda', dijo a periodistas el presidente turco, Abduláh Gul, agregando que su Gobierno en Ankara había mantenido contacto con las autoridades sirias.

El incidente, sean cuales sean sus causas, fue una demostración de la defensa aérea siria bien equipada por Rusia, una de las numerosas razones por las que Occidente ha eludido cualquier intervención militar para detener el baño de sangre en el país.

El viceprimer ministro de Turquía, Bulent Arinc, afirmó que el avión derribado no era de combate sino una nave de reconocimiento, según la televisión estatal.

La prensa turca lo había identificado previamente como un avión militar F-4 Phantom, que también es usado en operaciones de reconocimiento.

'Turquía dará contundentemente todos los pasos necesarios' , dijo Erdogan

Gul dijo que era frecuente que los aviones de alta velocidad cruzaran las fronteras por una corta distancia y que una investigación determinaría si la nave fue derribada en el espacio aéreo turco.

Las fuerzas militares sirias se justificaron alegando que el avión volaba a baja altura, apenas a un kilómetro de la costa siria, cuando fue derribada.

'Las marinas de ambos países han establecido contacto. Buques navales sirios están participando, junto al bando turco, en la operación de búsqueda de los pilotos', indicaron.

Con el segundo mayor ejército de la OTAN y una fuerza militar apuntalada por 30 años de lucha contra los rebeldes kurdos, Turquía sería un rival formidable para las fuerzas sirias, que ya han tenido problemas para aplastar a la revuelta popular y a la cada vez más poderosa insurgencia.

El ministro de Asuntos Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, se reunió con los comandantes militares y de inteligencia de su país para discutir la búsqueda de los pilotos y los próximos pasos que dará Ankara.

El encuentro se produjo tras la sesión de seguridad encabezada por el primer ministro Tayip Erdogan el viernes por la noche.

'Turquía dará su postura final una vez el incidente sea estudiado y dará contundentemente todos los pasos necesarios', indicó un comunicado del despacho de Erdogan. El primer ministro mantendrá otra reunión de seguridad sobre el tema el sábado, según un canal local.