Público
Público

La UE acuerda reducir las zonas cerradas al tráfico aéreo

Los ministros de Transporte europeos deciden dividir el espacio aéreo en tres zonas. Eurontrol espera que a partir del martes despeguen casi la mitad de los vuelos previstos

PÚBLICO.ES / AGENCIAS

La Unión Europea y Eurocontrol, la agencia europea de seguridad aérea, han empezado a coordinar una progresiva reapertura del espacio aéreo europeo, colapsado desde hace cinco días como consecuencia de la de la nube de ceniza volcánica procedente de Islandia, que obligó a las autoridades de los Estados miembros a restringir las operaciones aéreas en el continente.

Los ministros de Transportes de la UE han acordado, en una reunión extraordinaria celebrada por videoconferencia, flexibilizar el cierre del espacio aéreo garantizando "plenamente la seguridad" y permitir, así, a los diferentes países abrir progresivamente su espacio aéreo.  

El ministro de Fomento, José Blanco, ha explicado, en rueda de prensa posterior a la reunión de ministros europeos, que la decisión de reducir las zonas cerradas al espacio aéreo establece la división del espacio aéreo en tres zonas.  En primer lugar, en la zona 1 estarán prohibidos los vuelos por alta concentración de cenizas, mientras que en la zona 2 la concentración de partículas será reducida y se permitirán operaciones de forma "progresiva". Finalmente, en la zona 3 (libre de partículas) se operará con normalidad.

La columna de ceniza se ha situado por debajo de los tres kilómetros 

Asimismo, según ha informado el Instituto Meteorológico de Islandia, la columna de ceniza procedente del volcán, que el sábado pasado alcanzó una altura de 11 kilómetros, se situó este lunes por debajo de los tres kilómetros, tendencia que, de mantenerse, podría acabar con los problemas del tráfico aéreo. Según el Centro Asesor sobre Ceniza Volcánica (VAAC), con sede en la Oficina Meteorológica británica, el volcán islandés "ha cesado virtualmente" de emitir ceniza a la atmósfera

Blanco también anunció que se empezará a permitir que las zonas que no estén afectadas por las cenizas volcánicas se reabran al tráfico como muy tarde mañana a las 08:00 hora española. Además, dijo que ha acordado con el Gobierno del Reino Unido utilizar algunos aeropuertos españoles como plataformas para distribuir a los pasajeros británicos en vuelos transcontinentales, al ser el país que por ser isla se encuentra en una situación más complicada que el resto de estados miembros con accesos por vía terrestre.

Por su parte, Eurocontrol espera que mañana martes despeguen entre el 40 y el 45% de los vuelos previstos en el espacio aéreo europeo, frente al 30% de hoy y de cara al miércoles llegar a un incremento similar de entre el 10 y el 15%., según dijo un responsable de la agencia europea.

La agencia europea  dará a conocer mañana a las 06.00 GMT la zona en la que quedará prohibido volar hasta que descienda el nivel de concentración de ceniza volcánica en función del estado que muestren las imágenes de satélite, que se actualizan cada seis horas.

Aunque de momento no ha podido garantizar qué países incluirá esta zona sí ha adelantado que equivaldrá a un tercio del área afectada en la que está prohibido volar en estos momentos y que con toda probabilidad serán Irlanda, Reino Unido, Bélgica, Holanda, Luxemburgo y parte de Alemania. Aparte de esta "franja roja", en la segunda zona acordada, con una menor presencia de ceniza, los países pueden decidir autorizar la reanudación de los servicios aéreos. De momento, la decisión seguirá dependiendo de las autoridades nacionales, aunque el nivel de coordinación entre países de la UE se verá reforzado con este nuevo planteamiento.

Eurocontrol plantea adoptar un modelo de evaluación de riesgo más flexible 

 Eurocontrol había planteado a los gobiernos de la UE una reducción del espacio aéreo prohibido a vuelos comerciales, tras las duras críticas recibidas por parte de las compañías. "Ya hemos ido lo suficientemente lejos en esta crisis para expresar nuestra insatisfacción sobre cómo la han manejado los gobiernos, sin análisis de los riesgos, sin consultas, sin coordinación, y sin liderazgo", señaló el director general de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Giobanni Bisignani.

En este sentido, la propuesta realizada por Eurocontrol planteaba que las aerolíneas pudieran decidir por sí mismas si empezar a prestar servicios en las zonas menos contaminadas. Es decir, afrontar el colapso del tráfico aéreo en Europa mediante la adopción de un nuevo "modelo híbrido" de evaluación del riesgo más flexible, similar al estadounidense,  que combine responsabilidades de las autoridades nacionales y de las aerolíneas.

En este caso, las compañías estarían obligadas a realizar controles posteriores al vuelo para asegurarse de que se respetan los niveles de seguridad necesarios. La UE no descarta avanzar en un futuro hacia este modelo en el que las compañías aéreas estén más implicadas en este tipo de decisiones, una propuesta que fue defendida por algunos países en la reunión informal "virtual" de ministros de Transporte.

Las principales asociaciones de aerolíneas solicitaron una revisión "rápida y urgente" del protocolo de actuación que permita "dar salida a la situación" de los millones de pasajeros afectados, así como aliviar el "fuerte impacto económico" sobre las aerolíneas.

El presidente de la Asociación de Compañías Españolas de Transporte Aéreo (Aceta), Manuel López, pidió que las pruebas realizadas por diversas compañías aéreas europeas se combinen con los elementos previamente conocidos para "incorporar todos los factores al análisis y mejorar así la situación en la medida en que sea posible". Sin embargo, consideró que las decisiones tomadas hasta el momento "no han sido desproporcionadas", pues "ante la duda" es conveniente decantarse por la seguridad en el sector.

En este sentido, el presidente de la Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA), Felipe Navío, solicitó que las autoridades opten por medidas "más accesibles", y recordó que esta "es una situación nueva", pues "nunca se había tomado una decisión de este alcance".

Las compañías piden aliviar el "fuerte impacto económico" del caos aéreo 

Además, ambas asociaciones destacaron el gran impacto económico que la situación está teniendo sobre las aerolíneas, que podría alcanzar niveles "sumamente catastróficos" e incluso "dramáticos" para algunas compañías.

Esta gravedad justificaría, a su juicio, el aporte de compensaciones extraordinarias por parte de las autoridades, ya que según López la situación "puede tener efectos similares a los del 11 de septiembre" para las aerolíneas, que además se encuentran "convalecientes" tras haber sufrido en 2009 "su peor año".

Por otra parte, la Comisión Europea respondió a las críticas que ha recibido el sistema de control del transporte aéreo europeo y la falta de coordinación entre estados miembros de la UE, y alegó que no se han tomado decisiones irracionales, sino basadas en las directrices de la Organización Internacional de Aviación Civil (ICAO).

El comisario europeo de Transportes, Siim Kallas, defendió la gestión europea, aunque reconoció que la fragmentación causada por las distintas decisiones nacionales limita la disponibilidad del espacio aéreo europeo y que la situación no es sostenible a largo plazo.

La CE ha pedido a los Estados miembros que concedan visados gratuitos

Asimismo, la CE ha pedido a los Estados miembros que concedan visados gratuitos a los pasajeros de terceros países atrapados en las zonas de tránsito de los aeropuertos de la UE para que puedan proseguir su viaje utilizando otros medios de transporte o puedan ir a hoteles.

"Como los nacionales de terceros países afectados no tenían intención de entrar en el territorio de los Estados miembros pero se ven obligados a hacerlo por razones de 'fuerza mayor', la Comisión recomienda derogar algunas disposiciones, y en particular no cobrar la tasa del visado y no exigir que el solicitante tenga en su poder un seguro médico de viaje", dijo el Ejecutivo comunitario en un comunicado. "Podemos garantizar a los que se ven obligados a entrar o transitar a través del territorio de la UE que seremos completamente flexibles para ayudarles a volver a sus países", afirmó la comisaria de Interior, Cecilia Malmström.

Bruselas también pidió a los Estados miembros que flexibilicen las reglas para los titulares de visados de corta duración que hayan expirado el 15 de abril, día en el que se empezó a cerrar el espacio aéreo europeo, o más tarde.

La nube de cenizas provocada por el volcán islandés en erupción, "de momento", no ha afectado a la contaminación de fondo del aire en España, que son las alteraciones de la calidad en la atmósfera lejos de los focos de contaminación, según informó la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En este sentido, una experta de la AEMET en contaminación de fondo explicó que aún no hay "nada que pueda relacionarse con el volcán" aunque habrá que seguir el asunto porque, en su opinión, podría detectarse un aumento de partículas que, hasta ahora están a muchos metros de altura.

Además, señaló que los técnicos y expertos en la materia están "expectantes" y siguiendo con "especial atención" todos los datos que llegan en tiempo real para conocer cómo podrían afectar las cenizas y los contaminantes derivadas de esta erupción a la atmósfera y, concretamente a España.

La contaminación de fondo en España se mide a través de una red de 13 estaciones situadas en puntos remotos, lejos de las ciudades, de los polígonos industriales y de los principales focos de tráfico y otros contaminantes. Su estudio permite conocer las alteraciones químicas de origen natural o antropogénico de la atmósfera para el estudio, entre otros aspectos, de las variaciones en el cambio climático o de las consecuencias para la salud derivadas de la superación por exceso o defecto de los valores establecidos a nivel europeo.

Más noticias de Internacional