Público
Público

'Los versos satánicos', el libro que llevó al fundamentalismo islámico a amenazar de muerte al escritor Salman Rushdie

El escritor británico lleva 13 décadas protegido por las autoridades británicas. Desde hace dos años, Rushdie trasladó su domicilio a Nueva York, considerando que las amenazas de muerte a su persona habían cesado.

Edición iraní ilegal de 'Los versos satánicos', de Salman Rushdie, publicada por primera vez en inglés en 1988
Fotografía de archivo fechada el 11 de noviembre de 2019 del escritor británico-indio Salman Rushdie durante un evento de lectura en Berlín (Alemania). Hayoung Jeon / EFE

En 1988, el escritor británico de origen indio Salman Rushdie publicó su obra Los versos satánicos. Lo que no imaginaba Rushdie en su momento es que las páginas de su nuevo libro iban a ofender de tal manera al régimen islámico iraní, que le acusa de blasfemia y ha llegado a condenar al autor a muerte, por lo que se ha visto abocado a necesitar escolta durante décadas.

En un escenario marcado por las amenazas de muerte y la persecución religiosa, que parecía haberse paralizado, el también ensayista sufrió este viernes un ataque en el que fue apuñalado en el cuello mientras participaba en una conferencia en Nueva York.

'Los versos satánicos' fue muy aplaudida por la crítica en Occidente

La publicación de Rushdie fue aplaudida por la crítica en Occidente y recibió el premio Whitbread a mejor novela del año. Además, Los versos satánicos consiguió ser finalista en uno de los galardones literarios más prestigiosos de habla inglesa, el premio Booker.

Recibió en 2007 la Orden del Imperio Británico. Sus libros han sido traducidos a varios idiomas y muchas de sus publicaciones se han pasado al mundo del teatro y de la gran pantalla. El escritor siempre ha sido un claro defensor de la libertad de expresión.

Pero, aunque a ojos de los literarios ingleses su obra fue recibida con buen sabor de boca, el líder supremo iraní en su momento, Ruhollah Jomeini, no reaccionó de la misma manera. El ayatolá de la Revolución islámica de 1979 emitió una fatwa, una petición legal procedente de la jurisprudencia islámica sobre cuestiones específicas.

En esta solicitud, Ruhollah pedía el asesinato del escritor británico por esta publicación, considerada a su juicio como blasfema contra los ciudadanos musulmanes, y la muerte de "todos aquellos involucrados en su publicación y que son conscientes de su contenido". Para ello, el ayatolá ofrecía una recompensa de 3,3 millones de dólares.

Pese a que en aquella época la petición de asesinato contra Rushdie fue apoyada por el Gobierno iraní al considerar la obra un insulto contra el Corán, Mahoma y la fe islámica, con el tiempo, su apoyo al decreto fue retirado. No obstante, una organización religiosa semioficial de Irán continúa reclamando esta demanda aumentando la oferta por la cabeza del literario en 3,9 millones de dólares en 2016.

El ayatolá ofrecía una recompensa de 3,3 millones de dólares por la muerte de Rashdi

Desde entonces, el escritor pasó de novelista a fugitivo sufriendo numerosos atentados por la publicación de la obra. Varias personas que tenían relación con Rushdie también fueron sufrieron el acoso y los ataques, como el traductor japonés Hiroshi Igarashi, apuñalado y asesinado en 1991. Los versos satánicos ha sido prohibida en varios países como India, Pakistán, Egipto, Arabia Saudí y Sudáfrica hasta el momento.

El traductor italiano Ettore Capriolo también fue acuchillado en su apartamento por un desconocido que se presentó como ciudadano iraní en 1991. Capriolo recibió varios golpes en la cabeza y heridas de arma corta en el cuello, los brazos y el tórax, pero sobrevivió.

"Ateo de línea dura"

La causa contra el escritor despertó gran interés internacional y en 1989 se creó el Comité Internacional para la Defensa de Rushdie y de sus editores, del que formaron parte The Financial Times, The Guardian, The Independent, Le Monde y El País.

Ni las presiones internacionales ni las donativos de Rushdie con motivo del terremoto que asoló Irán aquel mismo año sirvieron para calmar el ambiente. Por aquel entonces el escritor señalaba: "Soy musulmán. Este es un asunto de conciencia y no corresponde a ningún ser humano cuestionarlo", escribió Rushdie en una carta al diario londinense The Independent en 1991, después de que dos líderes islámicos dijeran que su vinculación con el Islam era inaceptable porque no había retirado la novela. Ahora Rushdie se declara "ateo de línea dura".

Rushdie obtuvo protección policial por las autoridades británicas. A causa de la amenaza de muerte, el escritor pasó casi una década escondido con el traslado de varios domicilios y sin poder comunicarse con su familia respecto a su vivienda. 

Hasta que el Ejecutivo iraní retiró su apoyo a la petición de asesinato, lo que provocó que el ensayista británico diera luz a Joseph Anton: A memoir, un relato de su vida intentando escapar de esta amenaza. Pese a sus éxitos literarios, que empezaron en 1981 cuando publicó Hijos de la medianoche, Rushdie dijo que "jamás" recibiría el Premio Nobel debido al "miedo a los islamistas".

Hace aproximadamente 20 años, el novelista fue este viernes a participar en una conferencia en el centro cultural Chautauqua Institution hasta que fue apuñalado por un agresor en el cuello. Los servicios de emergencia todavía no han comunicado su estado y la gravedad de las heridas ocasionadas por este ataque.

Más noticias de Internacional