Público
Público

Wade asume su derrota en las elecciones de Senegal

Los primeros resultados ya aseguran la victoria de Macky Sall, quien fue ex primer ministro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Senegal, Abdoulaye Wade, ha reconocido su derrota en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales que se ha celebrado este domingo, en una llamada telefónica a su rival, el ex primer ministro Macky Sall, según ha informado la televisión pública RPS.

Según han informado, el presidente Abdoulaye Wade 'ha llamado al candidato Macky Sall a las 23:30 horas para felicitarle, después de la publicación de los resultados preliminares de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales'.

Los resultados preliminares en Dakar sitúan a Sall a la cabeza del recuento, incluso en los nichos electorales de Wade, como el lujoso barrio de Point E, donde el ex primer ministro ha conseguido 417 votos frente a los 120 del presidente. Está previsto que los resultados definitivos se publiquen entre el lunes y el martes. Arona Ndoffene Diouf, consejero del presidente electo ha asegurado que 'hoy es un gran día para Senegal'.

De confirmarse estos datos, Sall habría conseguido revertir la tendencia, ya que en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, celebrada el pasado 26 de febrero, Wade ganó con el 34,8 por ciento de los votos frente al 26,6 por ciento del ex primer ministro.

Tras depositar su papeleta, Sall ha alabado la tranquilidad con la que ha transcurrido la jornada electoral. 'Esto demuestra que nuestro país es una democracia mayor. Tenemos una población que puede elegir con lucidez y responsabilidad. Para mí es muy alentador', ha dicho, desde un centro de votación de Dakar.

A lo largo de la campaña electoral, Sall ha prometido reducir los impuestos sobre los productos básicos, como el arroz, ya que la mayoría de los hogares senegaleses destinan la mitad de sus ingresos a una ración diaria de arroz con salsa; modernizar el sector energético; y poner fin a la rebelión en la región de Casamance, ubicada en el sur del país.

La oposición se unió en torno al ex primer ministro para evitar que Wade, de 85 años, accediera a su tercer mandato. A pesar de que la Constitución limita a dos el número de legislaturas consecutivas, la justicia permitió al presidente concurrir a estas elecciones al considerar que el de 2007 fue su primer mandato, ya que el de 2000 fue anterior a la introducción de esta medida en la Carta Magna.