Público
Público

Washington detiene la entrega de un supuesto nazi

Las autoridades dicen que el anciano no puede viajar a Alemania por su salud

GUILLEM SANS MORA

El proceso en Alemania contra el supuesto criminal nazi de origen ucraniano JohnDemjanjuk sigue pendiente de un hilo. El Gobierno alemán espera "una rápida conclusión del caso" de este anciano residente en Ohio (EEUU), dijo ayer en Berlín un portavoz del Ministerio de Justicia.

Una corte de apelación de EEUU paró en el último minuto su extradición a Múnich, donde la Fiscalía tiene preparada una acusación que le responsabiliza de la muerte de 29.000 judíos en el campo de exterminio de Sobibór, al noreste de Varsovia.

Demjanjuk, de 89 años, fue recogido a la puerta de su casa el pasado martes por las autoridades de inmigración. De camino al aeropuerto llegó la orden judicial de parar la operación. La familia y los abogados de Demjanjuk arguyen que padece un tumor renal y no puede asistir al proceso.

"O quimioterapia o proceso", dijo ayer uno de sus abogados alemanes, Günther Maull, quien aseguró que el acusado está demasiado enfermo. Las autoridades de EEUU dicen que Demjanjuk sobreviviría a un traslado a Alemania. "Pero eso no significa nada. También se puede transportar a una vaca muerta", dijo Maull.

Las dudas sobre la verdaderagravedad del estado de Dem-janjuk se vieron reforzadas por la circunstancia de que se sentara en una silla de ruedas para ser trasladado al aeropuerto, pero regresara a casa a pie cuando llegó la orden judicial de parar la extradición. Su familia envió al portal de noticias alemán Spiegel Online un vídeo en el que Demjanjuk se incorporaba en la cama entre alaridos de dolor.

La cifra de 29.000 muertesse basa en el número de judíos deportados de Westerbroock (Holanda) a Sobibór. La Fiscalía dice tener pruebas de que Demjanjuk fue vigilante de ese campo, donde no se hacía otra cosa que matar.

Un grupo de familiares y descendientes de estas víctimas preparan una acusación particular en Holanda. "El sufrimiento de las víctimas y sus familiares duró hasta la muerte, así que lo mismo se puede decir de la responsabilidad de los criminales", dijo a Público el catedrático de derecho procesal Cornelius Nestler, quien asesora a las familias holandesas.

 

Más noticias de Internacional