Público
Público

Zelaya vuelve a Honduras dos años después del golpe

El expresidente asegura que su retorno es "una victoria de la democracia de América Latina"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miles de personas se acercaron ayer al aeropuerto de Tegucigalpa para dar la bienvenida al expresidente hondureño, Manuel Zelaya, que regresó anoche al país, de donde fue expulsado en junio de 2009 por un golpe militar.

'Fuera golpistas, bienvenido Mel', coreaban los seguidores de Zelaya, que estallaron en júbilo al ver aterrizar el avión de matrícula venezolana que trajo al exmandatario desde Managua.

Desde el aeropuerto de la capital nicaragüense, Zelaya aseguró que su regreso es 'una victoria del proceso institucional de democracia de América Latina'. El mandatario derrocado afirmó que los casi dos años transcurridos en el exilio han sido 'una tortura'.

'Fuera golpistas, bienvenido Mel', coreaban los seguidores de Zelaya

Zelaya viajó acompañado de su familia, del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, y del canciller venezolano, Nicolás Maduro. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José María Insulza, les recibió en Tegucigalpa.

El regreso del expresidente se concretó gracias al acuerdo firmado hace una semana con el actual gobernante hondureño, Porfirio Lobo, en la ciudad colombiana de Cartagena. Zelaya confía en que, con su retorno a Honduras, se inicie un 'nuevo capítulo' de la historia del país que permita dejar atrás 'la experiencia violenta y terrorista'.

Sus seguidores ondeaban las banderas rojinegras del Frente Nacional de Resistencia Popular, que no ha cesado de exigir la vuelta del mandatario derrocado y la creación de una asamblea Constituyente, objetivo de Zelaya que los golpistas impidieron que llevase a cabo.