Público
Público

Misión a Marte La llegada a Marte de la 'Perseverance', en imágenes

El vehículo autónomo más caro de la historia aterrizó sano y salvo en el cráter marciano de Jezero tras un viaje de 8 meses.

  • Reuters

    1 de 7

    Un largo viaje

    El cohete Atlas V, con el rover Perseverance en su interior, despegaba de cabo Cañaveral el 30 de Julio de 2020 con destino Marte mientras que en la tierra combatíamos el virus de la covid-19.

  • Nasa

    2 de 7

    Un proyecto con años de preparación

    En la imagen, el equipo de la Nasa en Pasadena, encargado del rover Perseverance observa las primeras imágenes de la superficie de Marte tomadas por la cámara del vehículo.

  • Reuters

    3 de 7

    Un gran paso para la ciencia

    El equipo de la Nasa en Pasadena celebra la llegada del rover Perseverance a la superficie de Marte.

  • reuters

    4 de 7

    Un vuelo medido al milímetro

    El plan de aterrizaje del Perseverance ha sido el más complicado hasta la fecha debido a los múltiples factores a tener en cuenta durante los largos 7 minutos en los que todo podía salir mal. Desde los gases de la atmósfera de marte, hasta la irregularidad de su superficie hacían de este aterrizaje un hito en la historia espacial.

  • reuters

    5 de 7

    La superficie del planeta rojo

    La Perseverance tocó tierra en lo que hace 3.500 millones de años habría sido un enorme lago, ahora convertido en un cráter de 45 km de diámetro.

  • Reuters

    6 de 7

    Una misión internacional

    El presidente francés, Emmanuel Macron, siguió en directo la llegada de la misión Perseverance a Marte, en París.

  • nasa

    7 de 7

    Un milagro tecnológico

    El rover Perseverance es el vehículo autónomo más caro jamás enviado a una misión espacial. Cuenta con instrumentos de fabricación europea como la SuperCam, diseñada por franceses, que estudiará las rocas marcianas con su rayo láser y un micrófono, o el MEDA, una estación meteorológica, de fabricación española, que medirá el viento, la temperatura, la humedad, la presión atmosférica, y el polvo marciano para preparar el terreno a futuras expediciones.