Público
Público
Únete a nosotros

Acusan al PPdeG de favorecer a empresas próximas

El BNG ve la Cidade da Cultura como una "red de intereses" de Pérez Varela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La comisión de investigación del Parlamento de Galicia sobre la Cidade da Cultura vivió ayer el más tenso de sus días. Comparecía el conselleiro de Cultura, Jesús Pérez Varela, inspirador de un megaproyecto de la Cidade de Cultura de Galicia junto al ex presidente Manuel Fraga.

El diputado nacionalista Carlos Aymerich lo recibió de frente: 'Usted es el artífice de una red de intereses'. Y después, desgranó la relación de ex altos cargos del departamento que dirigió Pérez Varela vinculados a empresas que trabajaron para la Cidade da Cultura. El ex conselleiro calificó a Aymerich de 'miserable' y realizó un encendido discurso en defensa de su honradez.

Varias personas que a finales de los 90 ocuparon altos cargos en la Consellería de Cultura están vinculadas a compañías que antes de 2004 firmaron contratos con la Cidade da Cultura por cerca de 150.000 euros. Algunas de ellas pertenecieron a las ponencias que participaron en la concepción del complejo arquitectónico que buscaba un 'efecto Guggeheim' para Galicia. Se trataba de hacer 'la mejor obra del siglo', proclamó Pérez Varela. Al conselleiro le hablaron de su patrimonio, de su esposa -con la que creó una sociedad en 2005, tras dejar su cargo- y le recordaron los nombres de personas y empresas que generan dudas alrededor de la Fundación Cidade da Cultura. Y le llamaron 'delicuente'. Hasta ahí llegó el rifirrafe verbal entre Pérez Varela y Aymerich. Más tarde, el nacionalista retiraría el calificativo.

Contratos fraccionados

El organismo fiscalizador de las cuentas públicas en Galicia, el Consello de Contas, se refiere en su informe sobre la Fundación Cidade da Cultura a 'fraccionamiento de la contratación' cuando se analizan dos de los tres contratos firmados entre 2001 y 2004 entre la institución y la firma Plexus.

Ese fraccionamiento habría permitido contratar directamente -sin publicidad ni concurrencia de ofertas- a Plexus, una de las empresas que formarían parte de la 'red de intereses' que critican a Pérez Varela.La empresa Plexus tiene por administrador a Antonio Agrasar Cascallar, ex asesor de comunicaciones de la Compañía de Radio y Televisión de Galicia y miembro de la ponencia de Nuevas Tecnologías de la Cidade da Cultura.

Entre 2001 y 2005, Lexus recibió pagos por valor de unos 120.000 euros de la Fundación Cidade da Cultura. El monto de los contratos, de carácter anual, habría permitido contratar el servicio directamente. La segunda de las firmas a cuyos contratos se refiere el Consello de Contas se llama Soluciones Informáticas y Multimedia S.L. (SIM).

Su administrador general, José Manuel Soto, fue director general de Comunicación Social y Audiovisual de la Xunta hasta 1998. Facturó 27.840 euros a la Fundación Cidade da Cultura en 2003 en concepto de 'asesoría en materia de contenidos, infraestructuras y redes del edificio de Nuevas Tecnologías'. Personal de SIM acompañó al gerente de la Fundación y parte de su equipo en visitas a ferias de nuevas tecnologías.

Según reconoció la pasada semana el cuñado de Mariano Rajoy y ex director económico de la Fundación, Manuel Fernández Balboa, de una de esas comitivas formó parte Francisco Loimil, uno de los más citados citados estos días en la comisión de investigación.Loimil es uno de los administradores de la compañía Auditores Asociados, una empresa muy vinculada a la Consellería de Cultura en tiempos de Pérez Varela.

Auditores Asociados cobró en 2004 cerca de seis millones de euros por la captación de patrocinios para la sociedad que gestiona la celebración del Xacobeo y para la Fundación para o Deporte Galego. La misma empresa auditó las cuentas de la Fundación Cidade da Cultura hasta el año 2004. Y hay más vínculos: la esposa de Francisco Loimil fue contratada para ocupar uno de los 14 puestos de trabajo creados por la Fundación Cidade da Cultura. 

Más noticias en Política y Sociedad