Público
Público

Adrián Barbón toma posesión como presidente de Asturias

Se ha comprometido a que el Gobierno que presida sea "garantía de que los problemas de Asturias estarán sobre la mesa del Consejo de Ministros y que no caerán en el olvido ni quedarán orillados".

Publicidad
Media: 2.60
Votos: 5

El presidente saliente del Principado, Javier Fernández (d), en su intervención este sábado en el acto de toma de posesión del nuevo jefe del Ejecutivo asturiano, Adrián Barbón. / EFE

El nuevo presidente del Principado, Adrián Barbón, se ha comprometido este sábado a "trabajar de la mano" del presidente en funciones, Pedro Sánchez, siendo "tan exigente como leal en la defensa de los intereses de Asturias y de España".

Barbón ha asumido este compromiso en presencia de los ministros de Agricultura, Luis Planas, y Sanidad, María Luisa Carcedo, que han asistido en representación del Gobierno central a la toma de posesión de Barbón como presidente del Principado, cargo en el que releva a Javier Fernández.

Ante ellos se ha comprometido también a que el Gobierno que presida sea "garantía de que los problemas de Asturias estarán sobre la mesa del Consejo de Ministros y que no caerán en el olvido ni quedarán orillados".

Para Barbón, el porvenir de Asturias pasa, entre otras cuestiones, por "conjugar influencia, exigencia y acuerdo con el Gobierno central" por lo que ha asegurado que su presencia "será habitual en Madrid" durante esta legislatura porque, en su opinión, la cercanía, el contacto permanente y la capacidad de acordar con el Ejecutivo de España serán "los mejores aliados" del Principado.

El también secretario general de la Federación Socialista Asturiana ha señalado que es urgente que en Madrid se constituya el nuevo gobierno porque ni las grandes comunicaciones, ni las necesidades de la industria, ni la financiación autonómica, o planes de futuro para las cuencas pueden admitir más demoras.

"Les pedí que me dejen ser audaz, ahora les reclamo que entiendan mi prisa. No estamos para tiempos muertos", ha señalado al dirigirse a los 300 invitados que han asistido en la planta noble del Parlamento asturiano a su toma de posesión.

Entre ellos se encontraba también la vicesecretaria general del PSOE y amiga personal de Barbón, Adriana Lastra, a quien ha nombrado, al igual que a María Luisa Carcedo a la hora de asegurar que en Madrid "Asturias tiene gente que la quiere mucho y bien, y es bueno que eso se sepa".

Barbón dará a conocer este domingo a sus consejeros

Adrián Barbón dará a conocer a los miembros de su Consejo de Gobierno este domingo. Posteriormente, este jueves 25 jurarán o prometerán su cargo. Serán previsiblemente diez los miembros del nuevo Ejecutivo asturiano: las ocho consejerías actuales más una de Cultura separada de Educación y una de nuevo cuño, la de Ciencia.

Con todo, y a pesar de las muchas quinielas, el ya presidente asturiano no ha querido adelantar nada hasta el momento. Ni este sábado, minutos después de tomar posesión del cargo, cuando fue interrogado por los medios en los pasillos de la Junta General sobre los posibles nombres que sonaban.

Fernández reivindica la generación política de la transición 

El presidente saliente del Principado de Asturias y ex presidente de la Comisión Gestora del PSOE tras la dimisión de Pedro Sánchez ha reivindicado la generación política de la Transición y ha cargado contra los que basan la política en "buscar la identidad y la diferencia".

Así lo ha señalado en su discurso durante la toma de posesión de su sucesor, en el socialista Adrián Barbón. Se trata del noveno presidente de la autonomía y el primero nacido después de la aprobación de la Constitución, además de partidario de cuestiones como la potenciación de la cultura y la lengua asturiana, desde que en el XXXII Congreso de la FSA, el partido acordó llevar la oficialidad de esta lengua en su programa.

En ese sentido, Fernández ha puesto en valor el trabajo de los presidentes asturianos en democracia y ha recordado que el asumió el cargo reivindicando la continuación con el trabajo anterior.

Así, ha puesto en valor el trabajo de "todos los gobernantes que ejercieron el cargo mientras la identidad española se hizo democrática". Por eso, ha pedido a Adrián Barbón, 30 años más joven que él, que recuerde la generación"que inició la andadura" hacia la democracia.

Del mismo modo, ha cargado contra las "emanaciones patrióticas" y "fragancias místicas" y en centrar la política en "la identidad y la diferencia". En ese sentido, ha recordado el problema catalán y ha recordado que la identidad asturiana "no compite con la española sino que se funde con ella".

Más noticias en Política y Sociedad