Público
Público

Albert Rivera se salta el reglamento del Congreso para atacar a Pedro Sánchez por su tesis doctoral

La agria y bronca sesión de control al Gobierno en el Congreso empieza con el cara a cara entre los 4 líderes políticos de este país y Albert Rivera la convierte en un  "lodazal", según el presidente del Gobierno.  

Publicidad
Media: 2.60
Votos: 5

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera ,durante su réplica a la intervención del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados  EFE/ Kiko Huesca

El presidente del Gobierno ha acudido hoy a una nueva sesión del control al Gobierno en el Congreso de los diputados, tras la dimisión de su ministra de sanidad de ayer por la tarde. En esta ocasión,  se enfrentaba a su primer cara a cara con Pablo Casado, el nuevo líder del PP, y se volvía a ver las caras con Pablo Iglesias y con Albert Rivera. Sin embargo, la expectación por ese primer encontronazo del bipartidismo se ha visto eclipsada por la salida de pata de banco de Albert Rivera que tenía que haberle preguntado por Catalunya y le he preguntado por el veto de los socialistas a la oportuna proposición de ley de Ciudadanos por la transparencia en la Universidad.

El líder naranja ha intentado sembrar la duda sobre la tesis doctoral del presidente del Gobierno, acusándole de no querer hacerla pública. Ha llegado a echarle en cara que no haya apoyado su ley para impedir su publicación. Pedro Sánchez, que podía no haber contestado a la pregunta porque no era la prevista, según el artículo 80 del reglamento de la cámara, ha cogido el toro por los cuernos y ha afirmado que su tesis doctoral está publicada en la plataforma Teseo, donde están colgadas todas las tesis doctorales de este país.

Además, ha sostenido que no vetan su ley que es que en Ciudadanos sufren de "incapacidad técnica para presentar sus anteproyectos de ley".  Tampoco ha evitado el asunto Montón, con el que Rivera también ha intentado atacarle. El presidente ha reconocido que ayer fue "un día difícil" para él "en lo personal" porque "he perdido a una amiga que estaba haciendo una gran labor" y ha sacado pecho por "su ejemplaridad", "ese camino que a otros tanto les cuesta emprender", en clara alusión a Pablo Casado y su máster en la misma Universidad Rey Juan Carlos.

Pedro Sánchez ha terminado su intervención acusando a Albert Rivera de haber convertido esta sesión de control en "un lodazal". 

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha recordado después a sus señorías que el reglamento debe cumplirse y que el presidente del Gobierno podía no haber contestado a la pregunta que Rivera le ha formulado  y que nada tenía que ver con la que había registrado sobre Catalunya: "¿qué piensa hacer el Gobierno para garantizar el cumplimiento de la Constitución y asegurar el respeto de los derechos civiles en Catalunya?".

A su salida del hemiciclo, el presidente del Gobierno ha contestado a los periodistas que le esperaban para preguntarle "¿por qué ha dimitido Carmen Montón?". Según Sánchez, ella ya dio ayer todas las explicaciones pertinentes y "en lo personal, le desea suerte". 

El grupo parlamentario socialista anuncia una queja formal contra Ana Pastor por este incidente

El grupo parlamentario socialista va a presentar una queja formal en el Congreso de los Diputados, de manera inminente, por cómo Ana Pastor ha gestionado este asunto en la cámara. No ha explicado claramente, en el momento en que Albert Rivera ha formulado su pregunta, que el presidente del Gobierno tenía derecho, según el reglamento, a no contestar a la pregunta que, por sorpresa, se le estaba formulando. Ha sido después cuando lo ha aclarado. En el momento exacto, ante la sorpresa de todos se ha limitado a repetir, artículo 80, sin aclarar qué decía dicho artículo. 

El primer cara a cara Sánchez-Casado eclipsado por este episodio

El nuevo líder del partido popular ha hecho una enmienda a la totalidad al Gobierno de Pedro Sánchez, centrándola en Catalunya pero sin olvidar ninguna de sus rectificaciones en inmigración, con LLarena, Navantia, etc. Casado ha exigido al presidente del Gobierno que "ponga orden en Catalunya", que se deje de dialogar y de referéndums y le ha ofrecido su mayoría absoluta en el senado para volver a aplicar el artículo 155 de la Constitución, que suspendería nuevamente su autonomía. Sánchez le ha sugerido que no se haga "oposición a si mismo" y le ha enumerado sus rectificaciones en cuanto a quitar o no lazos amarillos, a invitar o no a Torra al Congreso, etc.

En cuanto a cómo va la economía ,"7 años no se arreglan en 100 días", le ha dicho y ha anunciado 455.000 empleos más que el año pasado.  "La economía va bien y la política mejor", ha resumido. El presidente ha terminado acusándole de estar en el pataleo por haber perdido el Gobierno. "Acostúmbrense", le ha sugerido y ha anunciado que van a revertir sus recortes y que "hay muchas cosas que recuperar y otras tantas que conseguir". Casado, por su parte, le ha echado en cara el "apoyo de los batasunos", el acercamiento de presos de ETA e independentistas y "la hipoteca que le han dado y el poco tiempo que le dan para pagarla".

Ya en los pasillos, en la salida, Casado ha vuelto a explicar a los periodistas las diferencias entre su "curso" en la Universidad Rey Juan Carlos y los másters por los que ya han dimitido dos altos cargos de primer nivel. Sobre Catalunya ha querido añadir que lo de ayer, por la diada, fue "un aquelarre sectario" que continúa con la "escalada de ilegalidad con un parlamento cerrado". 

Sánchez ha anunciado el fin de la venta de viviendas públicas a los fondos buitre 

Pablo Iglesias, por su parte, ha interrogado al presidente sobre las medidas previstas por el Gobierno para terminar con "la burbuja del alquiler." El presidente no ha especificado ninguna medida en este sentido a pesar de la denuncia de Iglesias de la subida, de media, del 19% de los alquileres en España.

 Sin embargo, Sánchez ha anunciado una nueva ley de vivienda como servicio público, para todo el territorio nacional, el final  de la venta de vivienda pública a fondos buitres y que la abogacía general del Estado se va a personar en el proceso judicial abierto en Madrid por la venta a estos fondos de más de 5000 viviendas públicas. Fue "un intolerable abuso", ha resumido.