Público
Público

Alberto Garzón abre la puerta a un acuerdo con el PSOE sin entrar en el Gobierno

El dirigente de IU ha valorado los resultados del pasado 26-M: "La estrategia de la unidad no es una panacea, pero fuera de esta estrategia el resultado es peor. Tenemos un problema estructural y un desgaste electoral desde hace meses"

Publicidad
Media: 2.92
Votos: 12

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, y la candidata de IU a las elecciones europeas, Sira Rego / EFE

Alberto Garzón valora llegar a un acuerdo programático con el PSOE sin entrar en el Gobierno. No descarta que Unidas Podemos esté en el Ejecutivo, pero baraja todas las posibilidades: "Estamos abiertos a cualquier opción. Es posible que acabemos en un gobierno con el PSOE, es posible otra fórmula y es posible que el PSOE pacte con Ciudadanos", ha indicado el líder de IU. La organización quiere primar su programa antes que el reparto de carteras y destaca que lo primero que se tiene que negociar es el acuerdo para decidir "si entrar en el Gobierno es bueno o es malo". 

El dirigente de IU tiene dudas sobre las intenciones del PSOE ya que apunta que todavía no ha comenzado ninguna negociación y cree que se está abriendo la puerta a un pacto con Ciudadanos: "Hemos escuchado a Ábalos hablar en términos distintos. Ya dijimos que teníamos miedo de que PSOE y Ciudadanos llegaran a un acuerdo y ya hay indicios que dicen que teníamos razón. Ciudadanos dice que se puede dar, y el PSOE está haciendo ojitos. El PSOE tiene que decidir, pero nos preocupa mucho". 

Durante una rueda de prensa y, ante las preguntas de los periodistas, Garzón ha insistido en la idea de que hay que esperar a ver el "acuerdo que se puede alcanzar para ver cómo se puede desarrollar". Aún no hay fecha para empezar las negociaciones, aunque se esperaba que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se reunieran esta semana. También, como ha apuntado Garzón, el PSOE esperaba que se formara Gobierno en un mes. 

Cualquier decisión definitiva sobre la fórmula de colaboración no llegará a IU hasta que se pacte un acuerdo, pero la última palabra la tendrá la militancia: "Cuando se llegue a un pacto, se realizará un referéndum porque todas las fórmulas de alianza tienen que decidirse mediante una consulta", ha explicado.

Garzón no cree que esto suponga una gran diferencia con la línea de Pablo Iglesias aunque sí hay cierta distancia. Desde Podemos insisten en que la única fórmula de llegar a un acuerdo es formar un Gobierno de coalición, dejando caer que no apoyarían una investidura de Pedro Sánchez si esto no se llega a dar. 

Garzón: "Caemos más si vamos por separado"

Garzón defiende la unidad del espacio político del cambio de Unidas Podemos: "La estrategia de la unidad no es una panacea, pero fuera de la estrategia es peor. En las Comunidades Autónomas en las que hemos ido juntos hemos resistido mejor que separados. Hablamos de caídas en ambas casos, pero donde hemos ido separados hemos caído un 10% y donde hemos ido juntos un 6%. Hay provincias como en la de Valladolid en la que no se ha obtenido un escaño a pesar de que la suma de Podemos e IU, que han ido por separado, hubiera superado a los votos de Vox y obtenido este escaño que se ha llevado la ultraderecha".

El líder de IU ha valorado los resultados electorales junto con la número dos de Unidas Podemos en las elecciones europeas, Sira Rego, después de que se reunieran las federaciones y la Colegiada Federal para hacer un primer análisis. Ambos han hecho una autocrítica más profunda que la realizada ayer por Pablo Iglesias. Garzón ha apuntado que en Unidas Podemos tienen "un problema estructural" y un "desgaste electoral acumulado" que hace que muchas personas que les votaron en 2015 y 2016 ahora vuelvan al PSOE.

A falta de un análisis más profundo, que se realizará en la Asamblea Política y Social el próximo 8 de junio, desde IU creen que además de seguir apostando por “la estrategia de la unidad” se debe “reconfigurar el espacio político” y abrir un debate colectivo con todos los actores.

Rego, por su parte, también ha destacado que en las elecciones europeas tampoco se ha conseguido el resultado esperado y ha explicado que el primer análisis que realizan es que en 2014 había una percepción social de responsabilizar a Europa de las políticas de austeridad pero que este contexto ha cambiado: "La postura crítica de Unidas Podemos ha sido menos apoyada". También ha destacado la bajada del bloque socialdemócrata y popular mientras ha aumentado el de la extrema derecha: "Es un elemento preocupante y van a tener un papel importante en el próximo ciclo europeo". 

Más noticias en Política y Sociedad