Público
Público

Altsasu Ciudadanos, PP y Vox, juntos en un macroacto de la derecha en Altsasu

Este domingo, Albert Rivera encabezará un mitin al que también acudirán dirigentes populares y del partido de Santiago Abascal. Desde la localidad navarra piden no caer en provocaciones.

Publicidad
Media: 2.44
Votos: 9

Albert Rivera en un acto de 'La España Ciudadana'. Fuente: Ciudadanos.

En las calles de Altsasu ya acumulan más anécdotas que árboles. En los últimos dos años, por esta ciudad han pasado todo tipo de curiosos, cámaras ocultas, teles en directo… y ahora le llegará el turno a la derecha más derecha del panorama patriótico. 25 meses después de la reyerta nocturna en la que se vieron implicados dos guardias civiles sin uniforme, Albert Rivera desembarcará este domingo en la localidad navarra para encabezar un acto en el que será aplaudido por dirigentes de PP y Vox. Un macromitin derechista con todas las letras.

La idea partió de “La España Ciudadana”, plataforma naranja que responde política y espiritualmente a Rivera. Lo anunció el mismísimo líder de Ciudadanos desde Madrid, donde lo mezcló todo: dijo, por un lado, que la convocatoria tendría como objetivo pedir “respeto a los servidores públicos”, en clara alusión a la pelea de bar del pasado 15 de octubre de 2016 a las cinco de la mañana. Por aquel caso hay actualmente siete jóvenes encarcelados, con condenas que oscilan entre los dos y 13 años. Tres de ellos llevan más de 700 días en prisión.

Seguido, el jefe de La España Ciudadana tiró por el lado puramente territorial para decir que nadie debía cuestionar la “españolidad” de Navarra y advertir que si fuera por su partido, la disposición transitoria cuarta de la Constitución, esa misma que define cómo sería el proceso de incorporación de esa comunidad al País Vasco, sería abolida sin contemplaciones. Este asunto también figura habitualmente en los reclamos del PP, que ya ha amenazado con dejar es disposición sin efecto.

Pintadas  de los jóvenes en prisión por la pelea en Altsasu. EFE

La convocatoria de Rivera despertó sentimientos diversos. Si en Altsasu generó preocupación, en las oficinas del PP y de Vox provocó gestos de aceptación. El primero en reaccionar fue Santiago Abascal: vía Twitter, el líder del partido de extrema derecha anunció que allí estarán gustosamente. “En Vox reconocemos la valentía. Por eso aplaudimos y apoyaremos la convocatoria de España Ciudadana en Alsasua. Hay que derrotar a la violencia y al miedo. Y apoyar a la Guardia Civil. Hay que estar unidos en lo esencial. Estaremos encantados de acompañaros en Alsasua”, escribió.

Este anuncio no le quitó las ganas a la presidenta del PP de Navarra, Ana Beltrán, conocida por sus posiciones ultraconservadoras. La dirigente popular hizo saber que ella también estará en Altsasu el domingo, donde irá acompañada por el portavoz del Grupo Popular en el Senado y ex director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó. No será la primera vez que el PP se pase por esta localidad navarra al calor de los acontecimientos de octubre de 2016: en junio pasado, cuando estaba de campaña para conquistar la presidencia del PP, Pablo Casado también hizo acto de presencia en ese mediático municipio.

“Dejad en paz a Altsasu”

Con estos datos sobre la mesa, una asamblea ciudadana ha decidido organizar dos actos de respuesta: el primero será este sábado, cuando harán una manifestación por la ciudad bajo el lema “Dejad en paz a Altsasu”, mientras que el domingo por la mañana, coincidiendo con la presencia de Ciudadanos, Vox y PP, montarán una “zona de los derechos y las libertades” en la plaza del pueblo. El objetivo es “dar una respuesta popular, unitaria, amplia, digna y evitando el enfrentamiento que vienen a buscar”.

“La anunciada venida de C’s, Vox y PP a nuestro pueblo es un agravio más, pero con unas dosis de ensañamiento que difícilmente pueden entenderse más allá de oscuros intereses y de una práctica con claras reminiscencias fascistas”, señalaron desde la asamblea. En tal sentido, remarcaron que los organizadores del acto derechista buscan “utilizar el sufrimiento de todo un pueblo para su particular competición electoral”.

Pancartas a favor de los jóvenes en prisión por la pelea en Altsasu. EFE

Falsa imagen

La respuesta también llegó desde el ámbito institucional. El Gobierno de Navarra emitió un comunicado en el que pidió “proporcionalidad y responsabilidad en las afirmaciones y actuaciones de los agentes políticos” al tiempo que exigió “respeto a una tierra, Navarra, caracterizada por su defensa de la libertad, la pluralidad y la honradez”.

Por tales motivos, el Ejecutivo de Navarra “rechaza y denuncia la utilización de Alsasua, y por extensión de Navarra, en discursos que pretenden recrear la imagen de un enemigo al que batir y que nos retrotraen a posiciones extremas, más propias de tiempos pasados de los que debiéramos alejarnos”. Asimismo, el Gobierno liderado por Uxue Barkos hizo un llamamiento “a la sociedad alsasuarra en particular y a la navarra en general para que frente a cualquier desproporción la respuesta se incardine siempre en la dignidad inteligente, la madurez democrática y el civismo”.

Por su parte, el Parlamento de Navarra aprobó esta semana una declaración en la que “rechaza rotundamente la instrumentalización y manipulación a la que determinados sectores políticos y mediáticos han sometido y pretenden seguir sometiendo al pueblo de Alsasua”. Advirtió además sobre los intentos de “generar un clima de crispación y tensión innecesario en el pueblo”. Ahora sólo falta esperar.

Más noticias en Política y Sociedad