Público
Público

Análisis Sánchez y Díaz hallan un camino de entendimiento

La oposición arremete con dureza contra las “limosnas” y la “nada” que, afirman, se ha traído la jefa del Ejecutivo andaluz de su encuentro con el presidente del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Susana Díaz y Pedro Sánchez. EFE/Archivo

La reunión en La Moncloa entre Pedro Sánchez y Susana Díaz, que se prolongó por espacio de dos horas, se saldó con una serie de compromisos de futuro para la mejora de las infraestructuras, y para atacar el desempleo estructural de Andalucía; también se pactó un gasto de inmediato cumplimiento: la inversión en el refuerzo de la seguridad en el Campo de Gibraltar; pero, sobre todo, más allá de los anuncios, el encuentro declaró el inicio de un “nuevo tiempo” político -como lo llamó la presidenta andaluza- de colaboración entre administraciones.

Independientemente de que las relaciones personales entre ambos presidentes sean mejores o peores, ambos líderes han hallado un camino de entendimiento en las políticas, lo que les permite armar un discurso que defiende sin fisuras en Andalucía la actuación de Sánchez y la marca PSOE. La idea central del discurso de Díaz en este nuevo clima es un clásico del PSOE andaluz: “Con un Gobierno socialista, Andalucía siempre gana”.

La rueda de prensa que dio Díaz justo después de su reunión con Sanchez, en la que arremetió contra Pablo Casado y ensalzó la “sensibilidad y el compromiso del presidente con Andalucía”, gustó en La Moncloa. El presidente Sánchez resumió la reunión en un tuit en el que expresó lo siguiente: “Encuentro con Susana Díaz presidenta de la Junta de Andalucía, con grandes compromisos: mayor capacidad financiera; Plan Especial de Empleo, Apoyo a Navantia y a la comarca de la Bahía de Cádiz, Plan de seguridad específico para el Campo de Gibraltar”.

Los equipos de ambos presidentes trabajaron con mimo la reunión. Y su resultado le permite tanto a la presidenta como a Sánchez, además de sostener un discurso de unidad en el proyecto, superar la crisis que provocaron, tras el nombramiento de María Jesús Montero, consejera de Susana Díaz, como ministra de Hacienda, las palabras del presidente en el Senado en las que aparcaba la financiación autonómica y las trocaba por unas negociaciones bilaterales que espantaron al Gobierno de la Junta.

Moncloa destacó "el total compromiso del Gobierno con Andalucía"

Así, la nota de resumen del encuentro que Moncloa colgó en la página web se titula: “Pedro Sánchez transmite a la presidenta Susana Díaz el total compromiso del Gobierno con Andalucía”. Y en ella, se dice lo siguiente: “Uno de los temas abordados ha sido la financiación autonómica, en concreto Susana Díaz se ha referido a la “infrafinanciación de la comunidad andaluza” y ambos dirigentes han reconocido la necesidad de renovar el sistema de financiación, para lo cual Pedro Sánchez se ha comprometido a impulsar los grupos de trabajo que se definieron en la reciente reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Sánchez ha transmitido a la presidenta andaluza que el objetivo del Gobierno es facilitar una mayor capacidad financiera para Andalucía, así como al resto de las comunidades autónomas y ayuntamientos”.

El encuentro cerró la crisis causada por el anuncio del presidente de aparcar la reforma de la financiación

Díaz se refirió a este asunto, en una entrevista en Canal Sur, esta mañana en la que dijo, por un lado, que ahora “ha cambiado la cosa” porque ha habido un Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en el que “se ha incluido la renovación del modelo” de financiación de los servicios públicos -educación, sanidad y dependencia- y se ha acordado que a la vuelta de verano se produzca una reunión “política” para “poner negro sobre blanco ese modelo de financiación” y, después de esto, agregó la presidenta, “habrá que ver quien está dispuesto”. Por otro lado, abundó Díaz, era “clave” que el presidente del Gobierno reconociera la “infrafinanciación” de Andalucía.

“Hace tiempo era algo que nadie reconocía”, añadió Díaz. La presidenta de la Junta recordó, según recoge Europa Press, que hasta el PP reconoció la falta de financiación para Andalucía en el momento en que firmó y votó en el Parlamento autonómico junto a PSOE, Podemos e IU (Ciudadanos se quedó fuera) el documento para una justa financiación de Andalucía donde se recogía que a la Comunidad “le faltaban 4.000 millones de euros”. “No vamos a renunciar ni a un euro de esos 4.000 millones que le faltan a Andalucía para tener unos servicios públicos en igualdad”, remachó la presidenta.

Duras críticas de la oposición

Susana Díaz llamó personalmente a todos los portavoces parlamentarios después del encuentro para contarles las conclusiones y compartir impresiones, pero a ninguno le convencieron las explicaciones de la presidenta, según manifestaron en público. Así, la oposición en bloque arremetió contra la presidenta y le afeó haberse vuelto con las “manos vacías” y aceptando “limosnas” de Madrid.

El PP acusa a Díaz de traicionar a Andalucía y el portavoz del Gobierno les reprocha que se pongan "apocalípticos"

La secretaria general del PP andaluz, Loles López, dijo que Díaz se había “callado” en la reunión y había “traicionado” a Andalucía para evitar enfrentamientos. “Fue a la Moncloa a vender el presente y el futuro de Andalucía, a traicionar a los andaluces”, manifestó López, según recoge Europa Press. “La reunión entre Díaz y Sánchez siguió el refrán Vísperas de mucho, días de nada: el PSOE había anunciado inversiones, infraestructuras y un nuevo modelo de financiación, pero la presidenta de la Junta se subió al AVE de vuelta con las manos vacías. Díaz fue incapaz de arrancarle al presidente del Gobierno ni un solo compromiso real. Fue un acto de campaña, sólo titulares y fotos y ni un solo compromiso”. López añadió que Sánchez estaba pagando favores a los independentistas que le han llevado a la Moncloa y que “Díaz, en lugar de plantarse y exigir un nuevo modelo de financiación, le ríe las gracias”. “Pedro Sánchez le dice que a los andaluces ni agua, y ella se calla”, remató López.

El portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, replicó a López poco después: “Algunas formaciones políticas han valorado el encuentro de una forma apocalíptica. Moreno (presidente del PP andaluz) no parecía el mismo que había hablado con Susana Díaz minutos antes y había recibido bastante bien los contenidos del encuentro. Lo que hace Moreno y otros líderes superan un nivel de postureo top, porque lo que dicen luego nada tiene que ver con lo que dijeron en privado. Blanco agregó que el encuentro puso de manifiesto que el Gobierno “actúa y se compromete”. “Hay partidos a los que parece que eso les duele mucho” cerró. “Hay quienes dicen una cosa a la presidenta pero luego quieren mantener públicamente su espíritu de confrontación”, agregó.

Podemos califica los anuncios de "brindis al sol" y Maíllo rechaza que Díaz "venda el gas como sólido"

Por su parte, Podemos exigió a la jefa del Ejecutivo andaluz que “dé la cara por Andalucía” y trabaje para que se cumpla el acuerdo sobre la reforma del modelo de financiación autonómica que aprobó el Parlamento andaluz. El secretario de Organización del partido, Nacho Molina, manifestó que Susana Díaz había regresado de Madrid anunciando un acuerdo de financiación para Andalucía de 500 millones de euros que “no es tal”. “Es un brindis al sol que no está materializado. No es más que una limosna que probablemente si hubiera sido propuesta por un gobierno del PP ocuparía los titulares con el rechazo de plano de la presidenta”.

Díaz había detallado que Sánchez le había prometido 500 millones “inmediatos”, de los que 350 provendrán de la última flexibilización del déficit para las comunidades aprobada por el Gobierno, que concede dos décimas de margen para las autonomías; y, el resto vendrían de las entregas a cuentas que corresponderían a la Comunidad. Díaz había calificado esto como "oxígeno" para las cuentas andaluzas.

Marín, que apoyó los tres últimos presupuestos, proclamó que Díaz había vuelto a fallar a los andaluces

El presidente y portavoz del grupo de Ciudadanos (Cs) en el Parlamento de Andalucía, Juan Marín, quien le ha aprobado al Gobierno andaluz los tres últimos presupuestos, proclamó con dureza que Díaz “ha vuelto a fallar a los andaluces” y también criticó ese anuncio de los 500 millones. “Viene con los bolsillos vacíos. No puede hablarnos de 500 millones para Andalucía cuando todos sabemos que son 350 para poder pedir préstamos y 150 de anticipo que nos tiene que dar el Gobierno de España para el año que viene”. “Esta no es la reforma de la financiación que quería, pero es con la que se tiene que conformar. Lo que lamentablemente nos esperábamos es lo que ha sucedido. No hay ninguna buena noticia para Andalucía”.

Y Antonio Maíllo, coordinador de IU en Andalucía, manifestó no estar satisfecho por la falta de compromiso de Sánchez y Díaz con la financiación de Andalucía. “Me ha intentado vender el gas como sólido”, resumió su conversación con la presidenta.