Público
Público

Andalucía es la comunidad que menos PCR hace en promedio

El Gobierno andaluz asegura que se debe a que la incidencia del virus es menor mientras la oposición exige explicaciones.

Una prueba PCR, en una imagen de archivo. / EFE - Manu Reino
Una prueba PCR, en una imagen de archivo. / EFE - Manu Reino

raúl bocanegra

Andalucía es desde hace tiempo la Comunidad Autónoma –a excepción de Ceuta y Melilla– que menos pruebas PCR para detectar coronavirus hace en promedio, según los datos del Ministerio de Sanidad. La tasa de pruebas por 1.000 habitantes era de 135,49 a fecha 8 de octubre de 2020, la última disponible. La media española es de 230,16 y la siguiente Comunidad es Canarias con 172,33. ¿A qué obedece este dato? ¿Son suficientes ese número de pruebas?

El Gobierno andaluz, desde luego, considera que sí. Fuentes de la Consejería de Salud, que dirige Jesús Aguirre (PP), aseguraron a Público que la causa del número de PCR obedece a que "la incidencia [de la enfermedad] en Andalucía ha sido mucho menor que en otros territorios: No sólo lo decimos nosotros, sino también los test serológicos realizados por el ministerio lo demuestran". El estudio nacional de seroepidemiología de la infección por Sars-Cov-2 reveló que, a fecha 6 de julio, el 3% de la población andaluza había desarrollado anticuerpos contra el virus, en la parte baja del cuadro, dos puntos menos que la media del país y a distancia de Madrid, por ejemplo, que llegó al 11%.

Salud asegura además que "todas las pruebas se han realizado cumpliendo los protocolos establecidos por el ministerio en cada momento y que se han hecho todas las pruebas que han sido necesarias a toda aquella persona que cumplía con los requisitos de realización", entre ellas, personas con síntomas, contactos de positivos, profesionales sanitarios, en las residencias y cribados poblacionales".

El dato en sí mismo, ha calado en el debate político y sirve a la oposición como ariete contra el Gobierno andaluz. Así, el diputado del PSOE Jesús María Ruiz, considera que el dato de PCR revela que no se hacen las "suficientes". También lo creen algunos sindicatos, como UGT, cuyo responsable de Sanidad, Antonio Macías, afirma: "No entiendo que seamos la que menos PCR hagamos, no tiene explicacion, a no ser que se quieran ocultar datos. Ojos que no ven. No veo otro motivo para no hacer lo que las autoridades sanitarias demandan: cribado y rastreo". Sin embargo, fuentes de CCOO afirmaron que no tenían "quejas de que las pruebas estén siendo insuficientes de momento".

Camas UCI

El análisis del diputado Ruiz es el siguiente: hay positivos que no se declaran y que no se conocen, lo que altera el análisis. "Cojan la hoja de cálculo, descárguense la hoja de cálculo a diario del ministerio, y verán como aparece en el dato de hace catorce o quince días más positivos de los que se ofrecieron. Y eso está alterando el análisis epidemiológico, y está poniendo en riesgo a la población. Porque hay positivos, en la mayor parte de los casos asintomáticos, que no se declaran y no se conocen. Y, entre otras cosas, eso ocurre porque no se hacen las suficientes PCR", manifestó Ruiz en el último pleno del Parlamento.

"Ha dicho el consejero –agregó Ruiz– que ahora hay más casos porque se hacen más PCR... Pues claro, es que Andalucía está a la cola de la Península de las PCR. Si Andalucía hiciera los de la media nacional... No los de Navarra, ni los de Madrid, ni los de La Rioja... Y teniendo en cuenta que nuestra positividad está en la media de España —es decir, de cada 100 PCR, 10 dan positivos; igual que la media de España–, en vez de tener 13.361 positivos ahora mismo, tendríamos 23.166. Esa es la realidad. Y usted tiene que admitir que tiene que hacer más PCR, y no escudarse en que no se hacen PCR para dar una información que, lejos de ser triunfalista, es un problema. Claro que nadie previó en Andalucía la segunda oleada tan pronto".

El consejero de Salud trató de explicar su enfoque en ese mismo debate parlamentario: "¿Ahora mismo qué estamos haciendo? Intentando buscar aquellos asintomáticos por todos lados. Y estamos ahora mismo utilizando los…, no test de PCR, estos test no se llaman de PCR, son test de antígenos. PCR es una técnica diferente a la que estamos haciendo ahora de test de antígenos, que se suma a lo que estamos haciendo ahora mismo a nivel de PCR. Y entonces van saliendo pues unas cifras las cuales vamos declarando".

Aguirre agregó que "nosotros estamos haciendo ahora mismo más [tests de los] que está haciendo Madrid, o los que está haciendo la Comunidad Valenciana o los que está haciendo Catalunya. Es decir, tenemos una mayor capacidad a nivel de diagnóstico que estaban teniendo otros. Bien. Lo que pasa es a algunos les gusta ir de catastrofismo". Según los datos del Ministerio, en la semana del 2 al 8 el número de PCR se incrementó en Andalucía un 10%, tres puntos más que la media. 

La cifra de PCR por habitante es importante para conocer la incidencia y profundidad de la pandemia, pero por sí mismo no es un dato definitivo para conocer el estado real de la cuestión, según expertos consultados por Público. Hay que atender además a otros parámetros, como la tasa de positividad de los test, muy alta en Andalucía –como en el resto del país– y también la ocupación de camas UCI, el dato que realmente le interesa al consejero Aguirre. Para él, las cifras de tests no son "tan objetivas como pueden ser actualmente el número de ingresados o número de ingresados en UCI o a nivel de número de hospitalizados".

Sea como fuere, la incidencia acumulada del virus en Andalucía, de hecho, crece desde septiembre y también las ocupaciones de camas en los hospitales, que, si bien, están por debajo de la media, alcanzaban ya el 8,56% el pasado 9 de octubre y las camas UCI ocupadas por pacientes Covid estaban en el 12,5%.

Atención primaria

Lo que sí ha provocado y está provocando la escasez de PCR y los retrasos a la hora de hacerlas debido al atasco en la atención primaria es que cada vez más gente se rasque el bolsillo y acuda a la privada a hacerse los tests. Para la izquierda y para los sindicatos, esto no es casualidad.

"Se tendrían que haber adoptado medidas antes. El gobierno de Moreno Bonilla, antes del Covid, estaba debilitando de manera consciente la sanidad pública en favor de la privada", manifestó en una entrevista en 7TV, el portavoz parlamentario del PSOE de Andalucía, José Fiscal.

"Todos los recursos disponibles tienen que ir ahora a reforzar el capital humano con el que cuenta el SAS en general y la atención primaria en particular", manifestó Inma Nieto (IU), portavoz de Adelante Andalucía, en el último pleno parlamentario. "No hay un centro de salud en Andalucía, un área metropolitana, ni un área alejada de casco urbano, de núcleo pequeño, de núcleo grande, con más incidencia de la covid, con menos, que una persona tarde en ser atendida si necesita una consulta con su médico de familia dos días, es que no lo hay. Primero, tiene que ver si le atienden por teléfono, que eso ya es largo fiar. Luego, tiene que ver si en Salud Responde hay cita o está la agenda cerrada", agregó.

"Necesariamente tiene usted que contratar más personal –reclamó Nieto al consejero Aguirre– es que todas las medidas que están adoptando, que eluden ese camino del fortalecimiento del sistema público devienen en fracaso, y devenir en fracaso en estas circunstancias no son a mayor regocijo de la oposición, devenir en fracaso en estas circunstancias es que se agrave una pandemia que está condicionando la vida de todo el mundo y decidiendo la suerte de una parte cada vez más preocupante de personas".

El Gobierno que dirige Juanma Moreno (PP) ya ha decretado restricciones de movimientos en diversas ciudades y pueblos de Andalucía, entre ellas, localidades tan relevantes como Écija (Sevilla) y Linares (Jaén) y ha ordenado el fin de las clases presenciales en la Universidad de Granada durante dos semanas, después de varios botellones, y cribados en los colegios mayores, lo que también ha provocado las críticas de la oposición. El portavoz del PSOE, José Fiscal, dijo: "Somos respetuosos con lo que digan los expertos sobre las medidas a adoptar. Lo que no entiende nadie es que el gobierno andaluz haya decidido cerrar la universidad y mantener los bares abiertos. ¿Hay más contagios en las aulas que en los bares? Estamos esperando una explicación por parte del gobierno de Moreno Bonilla. La propia rectora y la comunidad universitaria está indignada".

Más noticias de Política y Sociedad