Público
Público
partido Popular

Andalucía empodera a Feijóo, que se libra de Vox con una fórmula diferente a Ayuso

Moreno Bonilla se convierte en el barón de barones y le arrebata a la presidenta madrileña la bandera de dique contra la extrema derecha con un tono más moderado. En Génova dan por hecho que es el inicio del cambio de ciclo.

Feijóo
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo (d), sigue los resultados electorales en Andalucía, donde los populares han conseguido mayoría absoluta, hoy domingo en la madrileña calle Génova, en la sede del partido. EFE/PP/David Mudarra

Andalucía afianza a Alberto Núñez Feijóo al frente de Génova. La victoria es doble para el presidente del PP: se libra de Vox y refuerza su estilo político frente al de Díaz Ayuso a través de Juanma Moreno. "Esto es como en Galicia", se escuchaba en Génova a medida que avanzaba el escrutinio. Núñez Feijóo logró su primera mayoría absoluta en 2009, sacando al PSOE y al BNG de la Xunta, y la ha revalidado tres veces más. La euforia en Génova este domingo era absoluta, aunque tratasen de disimularla.

No es para menos porque ni las sombras de la corrupción que aparecieron en plena campaña electoral, ni los patinazos económicos de Feijóo, ni tampoco la ambigüedad con Vox le han pasado factura al PP. Es más, Juanma Moreno ha conseguido el mejor resultado de la historia de su partido en Andalucía y lo ha hecho en los tres primeros meses de Feijóo como presidente del PP. "Los andaluces han dado una lección a toda España", dijo Cuca Gamarra nada más conocer la gesta: 58 escaños, 32 más que en 2018.

Gamarra fue más allá y aseguró "a nadie se le escapa" que los resultados de este domingo tienen "otra lectura". Y esa lectura es en clave nacional: la victoria de Moreno Bonilla es también la victoria de Núñez Feijóo. No solo comparten estilo político, con un discurso más moderado y orientado al centro, sino que la simbiosis entre ambos es la semilla del nuevo PP tras la salida de Pablo Casado. 

El órdago de Olona, clave para el resultado de Moreno

Desde hoy Feijóo se ve más cerca de la Moncloa, sobre todo porque, al menos en Andalucía, han noqueado a la extrema derecha. En Génova aseguran que el punto de inflexión fue el órdago de Macarena Olona. Desde que la candidata de Vox dijo de forma tajante que si Juanma Moreno necesitaba un solo voto suyo exigiría entrar en el Gobierno, el crecimiento en la estimación de voto al PP "ha ido disparado", dicen fuentes de la dirección nacional. 

"Ha sido en la última semana, desde el lunes", aseguran. Los populares manejaban desde hace días encuestas que les daban la mayoría absoluta pero Núñez Feijóo impuso el principio de "prudencia". Hasta este domingo, que se atribuyeron así el mal resultado de la extrema derecha: "El PP ha frenado a Vox en Andalucía y lo ha hecho por sí mismo". Feijóo se da por ganador. 

El éxito de Ayuso queda diluido

Pero estas elecciones le han dado a Núñez Feijóo otro éxito no menos importante para su futuro como líder nacional del PP. Con los resultados del 19J Moreno Bonilla se ha convertido en el barón de barones, con unos resultados frente a la extrema derecha mejores que los de Isabel Díaz Ayuso. Si el principal valor político de Ayuso era su capacidad para frenar a Vox, Juanma Moreno le ha adelantado. Y con un tono distinto que señalan en Génova: "Este es el triunfo de la gestión y sobre todo de la moderación". 

Ni Feijóo ni nadie de la dirección nacional, excepto Bravo y Bendodo que están en el equipo de Moreno, acompañaron al líder andaluz en la celebración. El presidente del PP llegó a la sede nacional a las ocho de la tarde, al filo del cierre de los colegios electorales. La dirección nacional del partido se citó en la sede para seguir el recuento de votos. Antes de las doce de la noche habían abandonado Génova exultantes. Para el PP el cambio de clico ya ha comenzado. 

Más noticias