Público
Público

La apertura del curso escolar Educación busca afianzar en tres días un pacto de mínimos con las comunidades para el inicio del curso

Las autonomías mantendrán sus plenas competencias en la gestión educativa, pero se buscará ampliar los denominadores comunes alcanzados en el acuerdo de junio.  No se baraja un retraso en el inicio de las clases, pero cada comunidad fijará su fecha. En el Ejecutivo hay gran preocupación por la situación y se quiere acabar con la incertidumbre que hay en los padres.

El Gobierno envió en junio a las comunidades autónomas una guía de actuación para la vuelta al cole
La ministra de Educación, Isabel Celaá en una rueda de prensa. EFE.

En tres días y en dos reuniones, el Gobierno quiere afianzar un pacto de mínimos con las comunidades autonómas para regular y aclarar definitivamente el inicio del curso escolar, y poner fin a la incertidumbre que existe en los padres a escasos días de que comiencen las clases.

Según fuentes cercanas al Ejecutivo, en Moncloa se ha fijado como tema prioritario para esta última semana de agosto buscar una solución a esta problemática y dar un horizonte claro a los padres y a toda la comunidad escolar de cómo se va a iniciar el nuevo curso académico.

Para ello, este mismo martes se reunirán todos los viceconsejeros autonómicos de Educación con el secretario de Estado del Ministerio, Alejandro Tena, para intentar allanar un consenso de cara a la reunión del jueves entre los consejeros autonómicos y los ministros de Educación, Isabel Celaá; Sanidad, Salvador Illa y Política Territorial, Carolina Darias, de donde se espera que salga una respuesta clara y definitiva a las numerosa incógnitas que todavía existen sobre cómo va a comenzar el curso escolar.

El objetivo es consensuar y ampliar algunos denominadores comunes basándolos en el acuerdo alcanzado en junio, al que se sumaron todas las comunidades autónomas excepto Madrid y Euskadi.

Dicho acuerdo establecía un regreso a las aulas presencial como "principio general durante el curso 2020-2021", que comenzará en septiembre y tendrá un mínimo de 175 jornadas lectivas, insistiendo en priorizar la enseñanza presencial.

Además, las comunidades autónomas se comprometieron a seguir "las indicaciones establecidas por las autoridades sanitarias estatales y autonómicas", por lo que los Ministerios de Educación y Sanidad remitieron una serie de recomendaciones para el próximo curso, entre otras, la formación de grupos de hasta 20 alumnos en las etapas de Infantil y Secundaria sin que tengan que mantener la distancia de seguridad de metro y medio, aunque se dejó en mano de los gobiernos autonómicos poder ampliar ese número de escolares hasta 25 e máximo legal.

En dicho acuerdo las comunidades autónomas también asumían la elaboración de protocolos para garantizar la higiene, la limpieza y el control sanitario en los centros. Planes que prepararán junto a los servicios de prevención de riesgos laborales, y que incluirán medidas específicas para la atención de las personas incluidas en el grupo de riesgo.

Las comunidades deberán elaborar los planes de contingencia que pueda provocar la pandemia en el desarrollo del curso escolar

Asimismo, serán las Consejerías de Educación las que se deberán encargar de elaborar los planes de contingencia de los centros ante las "eventualidades" que pueda provocar la evolución de la pandemia en el desarrollo del curso escolar, y tendrán que tomar "las medidas necesarias" para que los centros mantengan sus servicios de transporte y comedor escolar "en condiciones de seguridad".

Finalmente, también recaía en las Comunidades Autónomas el objetivo de "reducir la brecha digital", aunque el Ministerio se comprometía a mejorar la oferta de recursos.

Sobre estas puntos versarán ambas reuniones para fijar posiciones, que se siguen considerando válidos, aunque se considera que algunas circunstancias han cambiado y pueden darse modificaciones puntuales, pero no en el espíritu general del acuerdo.

No habrá retraso

No obstante, el Ministerio de Educación ya aclaró este lunes algunas puntos en una nota informativa en la que aseguró que no se está valorando “ninguna modificación” sobre el inicio del curso escolar en las fechas habituales, aunque a su vez recuerda que fijar la fecha concreta es competencia de las propias comunidades autónomas, como lo ha sido siempre desde que asumieron esta gestión.

En este sentido, la nota se remite al acuerdo suscrito en junio, que establece que el curso comenzará "en las fechas habituales del mes de septiembre y con la presencialidad como principio general".

En dicha nota también se explica que las comunidades, "están trabajando en protocolos para la vuelta a la actividad presencial desde junio siguiendo las recomendaciones elaboradas por los Ministerios de Sanidad y Educación", aunque en estos aspectos es sobre las que se va a profundizar en las dos reuniones.

Por último, Educación recuerda que se han destinado 2.000 millones de euros del fondo Covid para Educación y otros 40 millones para el programa PROA de refuerzo educativo, además de los casi 260 para el Plan Educa en Digital, entre otras inversiones adicionales, para que las comunidades tengan más recursos para afrontar el inicio del curso escolar.

Más noticias de Política y Sociedad