Público
Público

La Audiencia Nacional, al borde del colapso por la huelga

Sólo celebra juicios de lo Penal fijados con anterioridad, y cesarán en breve

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Se veía venir. La huelga indefinida de funcionarios de Justicia que se prolonga desde el 4 de febrero ha dejado a la Audiencia Nacional a punto del colapso.

Su situación pasaba más inadvertida, frente a la práctica ausencia de sentencias del Tribunal Supremo, porque la Sala de lo Penal seguía celebrando juicios y publicaba periódicamente resoluciones. Sin embargo, se trataba de vistas fijadas antes de la huelga, en las que había presos, por lo que tenían prioridad, pero probablemente el paro empezará a sentirse a partir de ahora.

La Audiencia Nacional informó hoy de que, aunque la situación en lo Penal es complicada, porque la huelga tiene a sus seis Juzgados de Instrucción 'casi paralizados', sus otras Salas están todavía peor.

Suspendidos todos

En Instrucción, un único funcionario en servicios mínimos se encarga del Juzgado, por lo que sólo puede ocuparse de las causas con preso. Los de lo Contencioso han suspendido casi el 100 por cien de sus juicios, y la Sala de lo Social, el 64 por ciento. En la de lo Contencioso-Administrativo se han tenido que suspender el 95 por ciento de las actuaciones; todas las demandas presentadas están pendientes de incoación; y hay 4.067 escritos que no se han tramitado.

El ministro en funciones, Mariano Fernández Bermejo, dijo el martes que tiene puesta en la Audiencia una 'especial atención', por la importancia de sus sumarios. Hoy se reunirá con su presidente, Carlos Dívar, para conocer de primera mano la situación. Según el ministro, los efectos de la huelga en ella están 'muy controlados', porque 'no ha cesado la actividad más nuclear'.

Los jueces de la Audiencia, al igual que los del Supremo, firmaron a finales de febrero un manifiesto de apoyo a las 'justas reclamaciones económicas' de los funcionarios con los que trabajan a diario.

Convocatorias cruzadas

En vista de que el Ministerio no convocaba la mesa de negociación, asegurando estar a la espera de una contraoferta económica por parte de los sindicatos, fueron éstos los que tomaron la iniciativa. Ayer enviaron una carta a Fernández Bermejo en la que le citaban para esta tarde en la sede del Consejo General de la Abogacía Española, cuyo presidente, Carlos Carnicer, pidió el martes al ministro que convocara la mesa con urgencia.

Justicia reaccionó con celeridad a la misiva y a la presentación en el Registro del Ministerio de una solicitud para que se convocara la mesa. En una nota, 'celebró el cambio de postura de los sindicatos' y anunció que la convocará mañana.

Los sindicatos también remitieron a los medios una carta en la que niegan las acusaciones del ministro. Explican que para equipararse con los transferidos deberían exigir un aumento de 400 euros, cuando sólo lo hacen por 200.