Público
Público

Memoria histórica El Ayuntamiento de Paterna aprueba exhumar los restos de "la fosa de la cultura", en València

Este jueves, el Ayuntamiento de la localidad anunciaba el inicio del expediente de excavación y exhumación para dar sepultura digna a los cuerpos de los republicanos fusilados que yacen en la fosa 114 o "fosa de la cultura".

La fosa 111 de Paterna comienza sus trabajos de exhumación
El equipo técnico de ArqueoAnto, durante las labores de exhumación de la fosa 112 del cementerio municipal de Paterna. -ARCHIVO

En el verano de 1940, 197 personas fueron fusiladas por las tropas franquistas en Paterna, València. Entre los asesinados, se encuentran miembros de la revista satírica La Traca, un maestro, un pintor, periodistas, políticos, escritores, artistas. Por la cantidad de personalidades que allí yacen relacionadas con el mundo del arte, a la fosa 114 se la conoce como "la fosa de la cultura". El pasado jueves, el Ayuntamiento de la localidad, a través del Boletín Oficial Provincial, anunció el inicio del expediente de excavación y exhumación para dar una sepultura digna a sus restos, según informaba el diario Levante-EMV.

"Esperamos estar exhumando en abril o mayo de este año, como muy tarde", explica Miguel Mezquida, arqueólogo encargado de las excavaciones. Los trabajos se espera que se dilaten en el tiempo por la cantidad de personas que allí se hallan. Cuenta Mezquida que esta fosa se abrió en la época más dura de la represión. Las tropas franquistas llegarón a fusilar a 37 personas en las inmediaciones del cementerio de Paterna "para celebrar que los nazis habían tomando la ciudad de París ese mismo día", según afirma el historiador Vicent Gabarda. 

"Esta fosa quiso ser una especie de escarmiento a la sociedad y al mundo de la cultura, la judicatura y la política valencianas; es emblemática por el contenido que tiene, por quién está dentro de ella", apunta Matías Alonso, Coordinador del Grupo Recuperación de la Memoria Histórica en València. Todos ellos quedaron sepultados en la tierra sin lápida, ni honores, con sus nombres enterrados en un desván olvidado de la Historia. 

Esta fosa quiso ser una especie de escarmiento a la sociedad y al mundo de la cultura

Entre los asesinados se encuentran: Vicente Miguel Carceller, editor de la revista satírica valenciana La Traca (durante décadas la más leída de toda España), Carlos Gómez Carrera, alias 'Bluff', dibujante de esta misma revista, Luis Cisneros Delgado, secretario de sala de la Audiencia Provincial o Isidro Escandell Úbeda, periodista de Levante-EMV durante la Guerra Civil, además de diputado socialista en las Cortes republicanas. 

Carmen Contreras, nieta de Juan Manuel Contreras, cuyos restos están presumiblemente en esta folsa, recuerda ir desde bien pequeña a visitar la fosa con su abuela. "Íbamos muchos domingos y siempre preguntaba: '¿El abuelo Manuel cuando murió?', siempre me contestaban que en la guerra, y yo creía que fue en el campo de batalla, hasta que supe la verdad", cuenta en declaraciones a Levante-EMV.  "Nosotros no tenemos sed de venganza, no queremos venganza de ningún tipo, ni entrar en polémicas. Solo queremos poder rescatar a esas personas que están enterradas como perros, identificarlas y que sean enterradas de nuevo con sus familiares", denuncia.

La fosa 112 abrió el camino 

En agosto de 2018, Público informaba del inicio de los trabajos de exhumación de la fosa 112, la primera que se abrió en la localidad valenciana, situada en el primer cuadrante del cementerio de Paterna. Tres meses después, el cementerio de dicha región se convertía en un símbolo de la recuperación de la memoria histórica cuando un piquete militar del Acuartelamiento Daoiz y Velarde de Paterna rendía homenaje a los soldados caídos por España ante el panteón levantado en el cementerio municipal, soldados caídos por defender la legalidad republicana.

Más noticias de Política y Sociedad