Público
Público

El borrador de la Cumbre Europea echa por tierra el pacto de Estado

Las reivindicaciones españolas sobre la unión bancaria, el plan de empleo juvenil y la financiación de las pymes apenas dan para una lista de buenos propósitos por parte de los Veintisiete.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno llega hoy a Bruselas con el máximo respaldo político logrado para un Consejo Europeo, tras el acuerdo parlamentario rubricado el martes por PP, PSOE, CiU, PNV, UPyD, CC y UPN. Sin embargo, este aval apenas es un grano de arena en el desierto que supone la posición alemana, verdadera condicionante de las políticas europeas e inmersa en un proceso electoral que le aconseja no mover ficha hasta septiembre. Da cuenta de ello el borrador de conclusiones de la Cumbre, el cual, según Europa Press, no contempla programas concretos contra el paro juvenil o la financiación de las pymes. Y hay escasas posibilidades de que esto se cambie en dos días.

El texto de mínimos acordado por los grupos parlamentarios recoge las reivindicaciones que Mariano Rajoy va a trasladar a los Veintisiete, aunque son de sobra conocidas por los países miembros, que las enumera en el borrador de forma vaga, con apenas el reconocimiento de que son necesarias: que se concrete la unión bancaria comprometida hace un año, que se facilite el crédito a las pymes y llegue en las mismas condiciones que al resto de empresas europeas y que se desbloqueen en dos años (2014 y 2015) los 6.000 millones del plan de empleo juvenil asignados para siete años. La ministra de Empleo, en una rueda de prensa en La Moncloa tras reunirse con el jefe del Ejecutivo y los sindicatos, cifró entre 1.500 y 2.000 millones del total los que podrían corresponder a España.

Sobre la unión bancaria, por ejemplo, el borrador de conclusiones admite que 'es imperativo romper el círculo vicioso entre bancos y Estados' y poco más, aparte de emplazar a los Estados miembros 'a poner en marcha planes completos y cortafuegos creíbles para posibles necesidades de reestructuración y recapitalización que puedan surgir de este ejercicio'.

En cuanto a la financiación de las pymes españolas y, en general, de los países del sur de Europa afectados por el encarecimiento de los créditos, no se recoge plan alguno para reactivarla ni se concretan nuevas medidas. Es más, la decisión sobre el plan conjunto de movilización de 100.000 millones de la Comisión Europea y el Banco Europeo de Inversiones (BEI) vuelve aplazarse hasta julio y así figura en el proyecto de conclusiones, que no menciona ninguna cifra.

En cuanto al plan de empleo juvenil, aunque se admite en el borrador que hay que acelerar la puesta en marcha de los 6.000 millones, su ejecución  está supeditada a  la aprobación del presupuesto para la UE de 2014-2020. Tampoco recogen las conclusiones del Consejo, la propuesta de Rajoy de excluir las bonificaciones para la contratación juvenil del cómputo del déficit, que en el caso de España supondría entre 2.500 y 3.000 millones de euros.

 

Más noticias en Política y Sociedad