Público
Público

La otra cara de Sanfermines: 54 toros morirán en la plaza tras correr los encierros

Los animales que resulten heridos serán sustituidos por otros y los sacrificarán en el matadero. Colectivos antitaurinos volverán a protestar contra estos actos en las fiestas de Pamplona.

Protesta organizada por AnimaNaturalis y PETA contra el maltrato animal en Sanfermines. VILLAR LÓPEZ / EFE

El mundo vuelve a mirar a Pamplona. Desde este sábado y a lo largo de toda la próxima semana, la capital navarra acogerá los Sanfermines, una fiesta con impacto internacional. Sin embargo, habrá una parte –o consecuencia- de los festejos que no ocupará grandes titulares: 54 toros acabarán muriendo en la plaza taurina de la ciudad.

“Los toros que corren el encierro son los mismos que luego mueren en la plaza”, dice a Público Aida Gascón, directora de AnimaNaturalis, una organización que lleva 16 años ininterrumpidos protestando contra el maltrato animal durante Sanfermines. En tal sentido, explica que el encierro mañanero sirve en realidad “para llevar a los toros a los corrales de la plaza”, donde luego, por la tarde, “los torturan y matan”.

Solo hay una excepción. Los animales que durante el encierro sufren algún tipo de herida –o directamente mueren-, son sustituidos por otros de cara a las corridas de la tarde. “Esos toros heridos no van a la plaza, sino que son llevados directamente al matadero”, destaca Gascón.

“Pánico y estrés”

La muerte llega por la tarde, pero el sufrimiento está presente desde la mañana. “En el encierro es más difícil de apreciar porque no hay sangre, y su mecanismo de defensa es aparentar que no sufren –explica la portavoz de AnimaNaturalis. No obstante, hay estudios veterinarios que indican que aumentan a niveles muy altos las hormonas del estrés, lo cual provoca que se le agarroten los músculos, sin contar el pánico que sufren al estar envueltos entre miles de personas. Lo que hacen básicamente es huir en estampida”.

Para ver sangre hay que esperar a las seis y media de la tarde. La plaza pamplonesa, propiedad de la Casa de la Misericordia, vive entonces dos escenas diferenciadas. A la sombra se colocan los aficionados auténticamente taurinos, mientras que en la zona donde pega el sol se concentran las peñas pamplonesas que aprovechan para beber y comer, sin prestar atención a lo que pasa en el ruedo.

“Ahí no suele haber grandes carteles, porque los toreros no quieren torear en una plaza donde nadie está haciendo caso a lo que sucede”, comenta la representante de AnimaNaturalis. El viernes 5, este colectivo protagonizará junto a la organización PETA un performance en la plaza del ayuntamiento, donde un centenar de activistas “se pondrán en la piel de los 54 toros que morirán en estos sanfermines, semidesnudos y con cuernos, haciendo una escenificación que mostrará que la tauromaquia sólo deja cadáveres a su paso”, anunciaron.

Los organizadores subrayaron que esta acción contra las corridas de toros se enmarca en la campaña “Sanfermin Sin Sangre” de AnimaNaturalis, “que ya supera las 200 mil firmas contra la tauromaquia a través de su web www.sanferminsinsangre.org”. También está prevista una concentración el día 7 a las 12.00 junto a otros colectivos. Asimismo, la plataforma Iruñea Antitaurina volverá a realizar una movilización para denunciar el maltrato animal durante estas fiestas.

Más noticias