Público
Público

Catalunya Rotunda mayoría independentista en la nueva Mesa del Parlament

JxCat, ERC y PSC tienen a dos representantes cada uno, mientras que la CUP se estrena con una secretaría. Los siete miembros debutan en el organismo rector de la cámara legislativa, si bien hay algunos, como los socialistas Eva Granados y Ferran Pedret, con una larguísima trayectoria parlamentaria

laura borras
Laura Borràs de JxCat posa en su silla de la Mesa en el hemiciclo ser elegida nueva presidenta de la cámara catalana. Quique García / EFE

La nueva Mesa del Parlament de Catalunya tendrá una rotunda mayoría independentista, con cinco de siete miembros. Presidida por Laura Borràs (Junts por Catalunya), que ha sido elegida en segunda vuelta, tendrá un segundo representante de Junts (Jaume Alonso-Cuevillas), dos de ERC (Anna Caula y Ruben Wagensberg), uno de la CUP (Paz Juvillà ) y dos del PSC (Eva Granados y Ferran Perdret).

En Comú Podem, Cs, PP y, sobre todo, Vox quedan fuera de la mesa. Los comuns, finalmente, no han alcanzado ningún acuerdo ni con ERC ni con socialistas para que les cedieran votos y poder contar con algún representante en el organismo, mientras que el cordón sanitario contra Vox ha evitado que la ultraderecha se siente en él.

Ninguno de los siete miembros había estado previamente en el organismo rector del Parlament, si bien algunos de los integrantes acumulan una larga trayectoria en la cámara, como Granados, Pedret y, en menor medida, Caula. 

Os explicamos brevemente quién es quién en la nueva mesa

Con un pasado muy vinculado al deporte, ya que entre 2008 y 2014 fue entrenadora del primer equipo del Uni Girona -el principal equipo catalán de baloncesto femenino-, Anna Caula (Girona, 1971) es desde este viernes la vicepresidenta primera del Parlament. Se trata de una figura al alza en las filas de ERC, que ya acumula un notable bagaje político. Debutó en la cámara -y en la política institucional- tras las elecciones del 27 de septiembre de 2015, cuando iba de número dos por Girona de Junts pel Sí, la alianza entre CDC y ERC. Volvió a ser elegida en los comicios del 21 de diciembre de 2017, en este caso como número tres de ERC en la misma demarcación. Y durante la pasada legislatura fue nombrada portavoz del grupo republicano en el Parlament a partir de mayo de 2018. El 14-F era la número 3 de ERC por Girona, por detrás de Teresa Jordà y Sergi Sabrià, y, por lo tanto, afrontará su tercera legislatura como diputada.

El otro integrante de Esquerra en el organismo será Ruben Wagensberg (Barcelona, 1986), que inicia su segunda legislatura como diputado. Proveniente del activismo -fue uno de los impulsores y el portavoz de la campaña "Casa nostra, casa vostra" para pedir la acogida de refugiados-, es uno de los principales exponentes del sector ubicado más a la izquierda del partido de Oriol Junqueras, con un discurso muy crítico con el sistema económico dominante y alejado de las pulsiones liberales de otros dirigentes de la formación. Wagensberg será el secretario cuarto.

Los dos representantes del PSC en la Mesa serán dos políticos con una amplia trayectoria en la cámara: Eva Granados y Ferran Pedret. Granados, que será la vicepresidenta segunda del órgano rector del Parlament, es diputada desde las elecciones de 2010, lo que la convierte en la integrante de la Mesa con más años de trayectoria en el Parlament. Progresivamente ha ido ganando peso en el PSC y ahora mismo es una dirigente clave y persona de la máxima confianza tanto del primer secretario y ahora ministro, Miquel Iceta, como del presidenciable el 14-F, Salvador Illa. Granados, que iba de número dos por Barcelona en las elecciones, también es la viceprimera secretaria del partido y en el pasada legislatura era la portavoz de la formación en el Parlament.

Pedret, por su parte, es diputado desde los comicios de 2012. Estrechamente vinculado al partido durante toda su vida, también es el secretario de Movimientos Sociales y Memoria. Sus padres -Jordi Pedret y Lidia Santos- fueron diputados durante años en el Congreso (él) y el Parlament (ella). Después de muchos años como diputado y con responsabilidades diversas en comisiones y en el grupo parlamentario socialista, ahora Pedret será el secretario primero de la cámara.

Además de la presidencia en manos de Laura Borràs, Junts per Catalunya también tiene una de las secretarías -la segunda- de la Mesa del Parlament, concretamente a través de Jaume Alonso-Cuevillas. Después de toda una vida dedicada a la abogacía -fue el decano del Colegio de Abogados de Barcelona entre 1997 y 2005-, en 2019 dio el salto a la política institucional como diputado de JxCat en el Congreso y el 14-F fue elegido diputado del Parlament. Fue abogado de Carles Puigdemont en la causa contra el 1-O y ahora mismo es uno de los dirigentes de Junts de máxima confianza del ex presidente de la Generalitat. El suyo era uno de los nombres que sonaba para formar parte del nuevo Govern, en concreto como conseller de Justicia, cargo que finalmente no ocupará.

La CUP se estrena 

La CUP se estrenará en la Mesa del Parlament con la tercera secretaría, que ostentará Pau Juvillà. Nacido en Lleida en 1973 y cabeza de lista de la formación en esta provincia el 14-F, tiene una larga trayectoria dentro de la Esquerra Independentista de Ponent y ha sido miembro del secretariado nacional de la CUP. Fue concejal en la Paeria [el Ayuntamiento de Lleida] entre 2015 y 2019, donde entró como cabeza de lista de la Crida per Lleida. Además de en la CUP, también milita en el sindicato CGT y fue juzgado por insumiso en el pasado.
Aunque es biólogo de formación también tiene una vertiente como escritor. Ha escrito desde libros políticos, como EPOCA, l'exèrcit a l'ombra (El Jonc, 2010), hasta novelas, como la reciente Assassinat al Consell Polític (Pagès Editors) o Primàries de Sang, publicada en 2019 en la misma editorial y hecha a cuatro manos con el periodista David Marín.

El suyo era el nombre que ponía la CUP sobre la mesa para presidir el Parlament. Curiosamente no ha podido asistir a la sesión constitutiva por estar en cuarentena por contacto con una persona positiva de Covid-19. Juvillà se encuentra inmerso en un proceso judicial, porque la Fiscalía le pide ocho meses de inhabilitación por desobediencia por negarse a retirar los lazos amarillos que la Crida per Lleida tenía en sus despachos de la Paeria durante la campaña electoral de las municipales del 2019 y que fueron denunciados por Cs.

Más noticias de Política y Sociedad