Público
Público

CONDENA 'PROCÉS' El Gobierno intentó sin éxito conocer el alcance de la sentencia del TJUE sobre Junqueras

La sentencia sobre el líder de ERC puede permitir al expresidente catalán Carles Puigdemont regresar a España si el alto tribunal europeo falla en favor del exvicepresidente del Govern condenado por sedición y malversación de dinero público.

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont en una´imagen de archivo durante una manifestación. EFE/Enric Fontcuberta

JULIA PÉREZ

Sin noticias de Luxemburgo. El Gobierno ha intentado por varios medios conocer el alcance de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre la inmunidad del líder de ERC Oriol Junqueras, pero ha recibido el silencio como respuesta, según han confirmado a Público fuentes jurídicas.

El TJUE se mantiene hermético en las horas previas a la difusión de esta sentencia que decidirá si Junqueras tenía derecho a gozar de inmunidad cuando se le negó la salida de prisión para acudir al acto de acatamiento de la Constitución y adquirir así la condición de eurodiputado, a pesar de estar sentado en el banquillo de los acusados del Tribunal Supremo por delitos graves.

La discreción es total entre los quince miembros que integran la Gran Sala del alto tribunal europeo y que harán pública su sentencia a las 9:30 horas de este jueves, 19 de diciembre.

Paradojas de la vida. El gran beneficiario de este procedimiento puede ser Carles Puigdemont, el ex presidente de la Generalitat que huyó de España tras el referéndum del 1-O de 2017 mientras Junqueras, su exvicepresidente, entraba en prisión, se sometía a juicio en el Supremo y luego fue condenado a 13 años de cárcel por sedición y malversación de dinero público.

Si el TJUE hace suyas las conclusiones del abogado general de la UE, el polaco Maciej Szpunar, en el sentido de que Junqueras gozaba de inmunidad, la consecuencia sería que Puigdemont podría volver a España para hacerse con el acta de eurodiputado. No podría ser detenido si antes no lo autoriza el Parlamento Europeo.

El primer paso lo daría el propio juez de instrucción de la causa del 1-0 en el Supremo, Pablo Llarena, quien tramitaría el suplicatorio ante el Parlamento Europeo contra Puigdemont y su exconsejero Toni Comín, huido con él a Bélgica.

La mayoría parlamentaria formada entre los grupos de populares y socialistas apoyarían la concesión del suplicatorio, entre otras cosas porque los supuestos delitos no se cometieron en ejercicio de sus funciones parlamentarias sino dos años antes.

Puigdemont, preparado

Puigdemont y su defensa tienen la maquinaria a punto si el desenlace es favorable a Junqueras. Han conseguido aplazar en Bélgica la vista de su extradición solicitada por el Supremo, a la espera de lo que resuelva el TJUE.

Su objetivo es impedir que el Parlamento Europeo acceda a que sea juzgado en España si resulta que él también es europarlamentario desde el momento en que salió elegido, aunque la cámara europea se lo haya negado.

Puigdemont y su defensa pretenden sentar a España en el 'banquillo' del europarlamento: Allí esgrimirán los argumentos en favor de los políticos condenados, así como las peticiones de organismos internacionales sobre los que han influido, según fuentes de la defensa del expresidente catalán.

La sentencia del TJUE resuelve una cuestión procesal que planteó el mismo Supremo. La resolución no suspenderá la condena de Junqueras ni el exvicepresidente catalán quedará en libertad en el caso de que el TJUE se pronunciara a favor de que tenía inmunidad desde que fue elegido el pasado 26 de mayo y que los trámites posteriores no eran necesarios.

Tendrá que ser el propio Tribunal Supremo el que interprete el alcance de la sentencia.

Incluso el Abogado General considera que la condena de Junqueras había dejado sin fundamento la cuestión planteada ante el tribunal europeo.

La protección de los eurodiputados

La decisión del TJUE va más allá de Junqueras y Puigdemont: lo que decida será de aplicación a la protección de todos los diputados del Parlamento Europeo presentes y futuros: cómo pueden ser detenidos y juzgados.

Es probable que el TJUE busque una solución intermedia, no en vano allí ejercen los jueces elegidos por los Estados que componen la UE.

El presidente de la Sala de lo Penal del Supremo, Manuel Marchena, excluyó el suplicatorio basándose en jurisprudencia de su propia Sala -y de su propia mano- respecto a que no cabe cumplir esta solicitud si la persona ya está procesada y sentada en el banquillo, como fue el caso e Junqueras.

La defensa de Junqueras busca la nulidad y su excarcelación. Y a ello se dedica su abogado, Andreu Van den Eyden.

Junqueras presentó este lunes un incidente de nulidad contra la sentencia del Supremo con el argumento principal de que Junqueras tenía inmunidad parlamentaria y que no podía ser procesado porque no hubo autorización del Parlamento Europeo, según fuentes de la defensa del líder de ERC.

Y en estas llegó el Brexit

Faltaba el Brexit para enredar aún más el caso. En un nuevo giro del destino, la exconsejera de Educación Clara Ponsatí podría ser designada europarlamentaria.

Si se consuma la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, España tendría derecho a cinco escaños más. Y resulta que la candidata más votada es Ponsatí, quien desde Escocia se convertiría en la primera de la cuota española del Brexit.

Más noticias