Público
Público

Conflicto en el PSOE Lastra, Ábalos y el PSE defienden la legitimidad de contar con Bildu en los PGE, ante el creciente malestar en el PSOE

Susana Díaz se suma Vara, Page y Lambán, para expresar su disconformidad por que el Ejecutivo se apoye en la formación abertzale. Ferraz intenta calmar el enfado y asegura que se seguirá buscando el respaldo de Ciudadanos a los Presupuestos.

Ábalos considera "normalización democrática" el apoyo de Bildu a PGE
El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, EFE

El posible apoyo de Bildu a los Presupuestos anunciado por Arnaldo Otegi y la actitud posterior del vicepresidente segundo y líder Unidas Podemos, Pablo Iglesias, aplaudiendo abiertamente dicho respaldo, han alterado las filas socialistas, que no terminan de digerir ningún tipo de acuerdo con Bildu aunque, como en esta ocasión, pueda suponer sacar adelante las Cuentas del Estado y prolongar la legislatura.

Cuatro de los principales dirigentes territoriales del PSOE -Guillermo Fernández Vara (Extremadura); Emiliano García Page (Castilla-La Mancha); Javier Lambán (Aragón) y, con retraso, Susana Díaz (Andalucía)- han mostrado su malestar porque el Gobierno se apoye en la formación abertzale, una sensación muy extendida en otras federaciones socialistas.

Vara fue el primero en rechazar abiertamente este apoyo, quien no solo lo consideró un "fracaso como país", sino que a nivel personal llegó a decir en un tuit que iría a la farmacia, "a buscar un antiemético (un medicamento contra los vómitos)".

Page volvió a dejar muy claro que no comparte esos apoyos, y avisó al Gobierno que "tenga cuidado con quién quiere pactar" y, en ese aviso, incluyó no sólo a Bildu, sino también a ERC.

Lambán sigue manifestando que lo deseable sería un pacto con Ciudadanos, y no con ERC o con Bildu; mientras que la presidenta del PSOE andaluz, Susana Díaz, reiteró este jueves que no comparte nada ni con Bildu ni con Otegi y que sólo espera de ellos, "que pidan perdón a los españoles".

La dirección del PSOE quiso parar el enfado interno, y fue la propia portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, quien desde la tribuna del Congreso defendió que el PSOE puede contar con el apoyo de ERC y de Bildu, "porque son partidos democráticos que cuentan con toda la legitimidad".

Ábalos: "¿Podemos aceptar que una fuerza esté en el Parlamento pero no normalizar su situación?"

Y, en la misma línea, se expresó el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, quien al ser preguntado por este apoyo contestó: "Con algunos, la transición sería hoy imposible". Y se preguntó: "¿Podemos aceptar que una fuerza esté en el Parlamento pero no normalizar su actuación?".

También la secretaria general del PSE, Idoia Mendia, salió en defensa de estos acuerdos, al considerar que es bueno que Bildu se implique en la gobernabilidad de España, y hasta recordó que los socialistas siempre han pactado con EH Bildu "con absoluta normalidad en Euskadi, y el PP también lo ha hecho".

En Ferraz se intenta aplacar el enfado, aunque tampoco ha sentado bien como Pablo Iglesias ha utilizado el anuncio hecho por Bildu. En este sentido, fuentes socialistas indican que Unidas Podemos puede tener su estrategia, pero la postura de los socialistas es seguir seguir contando con todos y, en especial, con Ciudadanos; cuyo apoyo a los Presupuestos se seguirá buscando hasta el último momento.

Para algunos dirigentes socialistas, consultados por Público, ahora sería muy importante contar con Ciudadanos en la aprobación de los Presupuestos y, de hecho, la propia ministra de Hacienda, María Jesús Montero, no ahorró esfuerzos en el debate parlamentario para intentar atraer al partido naranja,  y hasta indicó que sigue viendo un amplio espacio para poder llegar a un acuerdo durante la tramitación parlamentaria.

Más noticias de Política y Sociedad