Público
Público

Subida de las pensiones El Congreso ratifica el acuerdo del pacto de Toledo por una amplia mayoría

Las recomendaciones aprobadas sentarán las bases de la futura reforma de las pensiones que acabará con el cambio que llevó a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy en 2013.

José Luis Escrivá Magdalena Valerio Congreso
Imagen de archivo del ministro de Seguridad Social, José Liuis Escrivá, junto a la presidenta del Pacto de Toledo, Magdalena Valerio, en el Congreso. – EFE

PILAR ARAQUE CONDE

El Congreso de los Diputados ha ratificado el informe de evaluación y reforma del Pacto de Toledo por una amplia mayoría. El texto de recomendaciones, fruto del acuerdo de la Comisión del Pacto de Toledo, ha cosechado 262 votos a favor, 2 en contra y 78 abstenciones. Vox, que fue el único partido en votar contra del informe aprobado en la Comisión de Trabajo a finales de octubre, se ha retractado y finalmente ha optado por la abstención.

Las recomendaciones ratificadas por el Pleno sentarán las bases de la futura reforma de las pensiones que acabará con el cambio llevado a cabo por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2013 y que permitirá, entre otras cuestiones, la revalorización de las cotizaciones en base al IPC.

El Pleno de la Cámara Baja ha escenificado el gran consenso entre los grupos, así como su voluntad de cara a la tercera renovación en 25 años de las recomendaciones que "deben garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones y de la Seguridad Social", ha recordado al inicio del debate la presidenta de la Comisión del Pacto de Toledo, Magdalena Valerio.

La que fuera ministra de Trabajo en la anterior legislatura ha recibido elogios de la izquierda y la derecha. La mayoría de los portavoces han subrayado su labor de acercamiento. Una situación que ha propiciado, por ejemplo, el mismo sentido del voto de PSOE y PP. En esta línea, los portavoces de ambos grupos, Mercè Perea y Tomás Cabezón, respectivamente, han calificado el acuerdo de pacto "de Estado". Además, las diputadas de Unidas Podemos Meri Pita y Aina Vidal han añadido: "Gobierne quien gobierne, las pensiones públicas se defienden".

Si bien, el Informe de evaluación y reforma del Pacto de Toledo ha contado con las abstenciones de ERC, EH Bildu, BNG o Más País, entre otros grupos. Pese a los avances, sus portavoces han expresado que este acuerdo sigue siendo insuficiente después de cuatro años de reuniones. 

Votos particulares

Durante el debate se han rechazado los 19 votos particulares presentados por siete partidos para enmendar algunos puntos recogidos en el texto. ERC y Bildu han defendido en el Pleno del Congreso sus 13 votos registrados conjuntamente por no estar de acuerdo con las recomendaciones. Ambos grupos están en contra de retrasar la edad de jubilación a los 67 años. Asimismo, sostienen que "el sistema de la Seguridad Social no es generoso y la cuestión demográfica no es el problema" de la falta de sostenibilidad del sistema de pensiones. "Hay recursos más que suficientes para atender la demanda de las cotizaciones", ha justificado el diputado de ERC Jordi Salvador i Duch.

PP y Cs han defendido sus votos orientados a impulsar los planes de pensiones privados, lo que se conoce como la mochila austríaca. El portavoz de la ultraderecha, Pablo Sáez Alonso-Muñumer, ha rechazado todos los puntos del informe. Proponen, ente otras cuestiones, ahorrar el presupuesto destinado a las Comunidades Autónomas para pagar las cotizaciones.

Principales medidas

Estas recomendaciones servirán de guía para el futuro acuerdo entre el Gobierno, patronal y sindicatos de cara a un nuevo modelo de pensiones. "El IPC ha venido para quedarse", ha defendido la portavoz socialista. Y es que, esta ha sido una de las principales reivindicaciones de los sindicatos. El pacto dará carpetazo a uno de los puntos más polémicos de la reforma realizada por el Ejecutivo de Rajoy, cuando fijó un índice de revalorización de las pensiones con una subida mínima del 0,25% del subsidio.

También, el informe recoge la posibilidad de elegir los "años más favorables en el cálculo de la pensión para no perjudicar carreras laborales con periodos de desempleo y de precariedad, dado que progresivamente se está ampliando de 15 a 25 años el periodo de cotización utilizado para determinar la pensión".

El informe del Pacto de Toledo recomienda fomentar la permanencia de los trabajadores en activo incentivando la prolongación de la vida laboral hasta la edad de jubilación (67 años). Eso sí, también pide un estudio detallado de los casos de jubilación forzosa anticipada para aplicar "excepciones" ante las posibles penalizaciones si no se llega a un acuerdo para la edad de salida del mercado de trabajo.

Más noticias de Política y Sociedad