Público
Público

El Congreso rectifica y pone los gin-tonics a precio de mercado

Tras la polémica surgida por los bajos precios de la cafetería, Jesús Posada anuncia que el próximo adjudicatario del concurso podrá subir los precios de las bebidas alcohólicas.

EUROPA PRESS

La Mesa del Congreso ha decidido sacar las bebidas alcohólicas de alta graduación de la lista de precios limitados que rige en sus cafeterías, con lo que se venderán a precio de mercado por el importe que decida el adjudicatario del concurso que se resolverá en otoño. Así lo indicó el presidente de la Cámara, Jesús Posada, ante la polémica desatada en los últimos días por el bajo precio de las copas, especialmente.

Posada recordó a los medios que las cafeterías de la Cámara no sólo las usan diputados, sino también funcionarios, trabajadores, periodistas y visitas, aunque, atendiendo a numerosas peticiones, ha decidido tomar esta decisión.

La semana pasada, partidos como IU y ERC presentaron un escrito a la Mesa del Congreso para que reconsiderara los precios de las bebidas alcohólicas que se sirven en las cafeterías de la Cámara al entender que 'no es justificable' que se subvencionen los destilados.

Estas fuerzas políticas argumentaron que no se debería subvencionar el alcohol en el nuevo contrato de restauración, cuyo concurso se abrió hace dos semanas y que, como novedad, recoge la lista de precios.

Según el nuevo contrato, que entrará en vigor a final de año y que apenas supone variación en los precios actuales, el café costará 85 céntimos, mientras que el menú del día en el autoservicio —dos platos y postre— valdrá 9 euros y un gin-tonic, antes de ser excluido con la decisión de hoy, 3,45 euros. Precios que en el contrato anterior, de 2010 y aún vigente ya que fue prorrogado un año, no figuraban detalladamente, aunque fuentes de la cafetería consultadas por Efe han asegurado que ese mismo gin-tonic cuesta ahora 3,15 euros.

Aunque la Mesa del Congreso acordó por unanimidad repetir el mismo pliego de condiciones de los últimos años, la polémica surgida al conocerse el precio de algunos productos, alentada por los propios diputados que lo criticaban, la Cámara ha decidido este martes introducir correcciones en lo relativo a las bebidas espirituosas.

Tras conocer la decisión de la Mesa del Congreos, el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, dijo que ésta va en la buena dirección porque esas polémicas crean malestar en los ciudadanos y dan una imagen frívola que no es real.

Según el portavoz del grupo parlamentario popular, el mantener las bebidas alcohólicas en la lista de precios tasados 'es una cosa que se había hecho siempre, pero es la típica cosa que crea malestar en los ciudadanos'.

Por eso, considera que la decisión de la Mesa de modificar esa norma 'camina en la buena dirección porque 'crea malestar a los ciudadanos, pero también crea malestar en los diputados porque al final se da una imagen muy frívola de la actividad de la Cámara que no se corresponde con la realidad'.

Más noticias