Público
Público

Crisis sanitaria Iglesias y Calviño dicen haber construido toda una "red social" contra el coronavirus

Anuncian más de cincuenta medidas para trabajadores, consumidores, familias, colectivos vulnerables, empresas y autónomos.

Captura de la señal institucional del Palacio de la Moncloa que muestra al vicepresidente de Asuntos Sociales, Pablo Iglesias, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformac
Captura de la señal institucional del Palacio de la Moncloa que muestra al vicepresidente de Asuntos Sociales, Pablo Iglesias, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, durante la rueda de prensa ofrecida en Madrid tras el Consejo de Ministros. EFE/MONCLOA

manuel sánchez / alejandro lópez de miguel

El vicepresidente segundo de Gobierno de Derechos Sociales, Pedro Sánchez; y la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, quisieron salir conjuntamente para anunciar el mayor paquete de medidas sociales aprobado hasta ahora desde que se inició la crisis sanitaria por el coronavirus.

Iglesias tomó la palabra en primer lugar para poner en valor que el Gobierno está dando respuesta a todas las situaciones y, especial, a los ciudadanos que viven en alquiler porque, según dijo, "para poder pedirle a la gente que se quede en casa es imprescindible ofrecerle seguridad y protección"

El vicepresidente segundo dijo que esta medida constituye un "escudo social" para que nadie pueda ser desahuciado de su vivienda durante esta crisis, "precisamente, porque la vivienda es la trinchera que protege del virus", apuntó.

Luego, relató puntualmente el paquete de medidas para autónomos, empleadas del hogar, desempleados o familias sin recursos, para concluir que todavía está pendiente la aprobación de un mínimo vital, pero apuntó que espera que "pronto sea una realidad", dijo.

El vicepresidente destacó que el Gobierno ha buscado otra manera de afrontar esta crisis con respecto a la del 2008 y considera prioritario no dejar a ningún colectivo vulnerable a su suerte.

Calviño, por su parte, estuvo en un torno más sobrio y tras poner en valor las más de cincuenta medias aprobadas, "que completan la red de seguridad" para la ciudadanía, hizo especial hincapié en que espera que pronto se empiece a hablar de "planes de reactivación e impulso de nuestra economía".

Tres campos de actuación

La vicepresidenta destacó que el objetivo es mitigar "las importantes pérdidas de rentas para hogares, autónomos y empresas", aunque precisó una y otra vez que todas las medidas son "excepcionales" y "temporales".

Para Calviño, el Gobierno ha actuado desde que se inició la crisis en tres campos diferentes. Un paquete de medidas en apoyo de trabajadores, consumidores, familias y colectivos vulnerables, otras iniciativas dirigidas a apoyar a empresas y autónomos; y una tercera área de actuación para ajustar la Administración Pública en cuanto a las cuentas anuales.

Entre ambos vicepresidentes se situó la ministra Portavoz, María Jesús Montero, quien también puso en valor las medidas aprobadas pero, sobre todo, lanzó un mensaje más positivo que en otras ocasiones. "Vamos en la buena dirección y se está estabilizando la curva de contagios".

No obstante, no quiso avanzar nada sobre si se prologará el actual confinamiento y en las mismas condiciones: "De momento, nos tenemos que querer en la distancia", afirmó la ministra Portavoz.

Más noticias de Política y Sociedad