Público
Público
Únete a nosotros

El 'crowdfunding' de Podemos desconcierta al Tribunal de Cuentas

El partido de Iglesias es el único que contiende “incoherencias” según el informe de fiscalización de partidos para las elecciones europeas. La mayoría derivan de este nuevo modelo de financiación, aunque el órgano y la formación coinciden en que no han impedido su auditoría y no suponen ilegalidad.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 33

Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero y otros miembros de Podemos celebran los resultados de las europeas. -EFE

MADRID.- Podemos, el partido liderado por Pablo Iglesias, es la única formación política de las que concurrieron a las elecciones al Parlamento Europeo del pasado mayo en el que el Tribunal de Cuentas ha encontrado incoherencias en la contabilidad sobre su financiación para estos comicios.

Así figura en el informe de fiscalización de estas cuentas que el organismo ha publicado este lunes y al que ha tenido acceso Público. Sin embargo, estas “incoherencias” y “deficiencias” identificadas por el Tribunal de Cuentas no han impedido una correcta fiscalización de la contabilidad electoral de Podemos, según explican el propio tribunal y fuentes de la organización. Tampoco suponen ninguna ilegalidad, por lo que el órgano no sancionará a Podemos ni reducirá su subvención electoral.
Fuentes de la formación aseguran que esas “incoherencias” en las cuentas son fruto del modelo de financiación que emplearon, el crowdfunding ​o pequeñas donaciones de ciudadanos, de las que se nutrieron para evitar financiarse a través de créditos bancarios y ante la ausencia de subvenciones públicas, al ser su primera cita electoral.

En concreto, el órgano dirigido por Ramón Álvarez de Miranda detectó que la formación ingresó más de 100.000 euros de estas donaciones en una cuenta distinta a su cuenta electoral. Fueron 102.180 los que la formación de Iglesias transfirió a otras cuentas. En sus alegaciones al Tribunal, explican que se debe a “limitaciones para reflejar algunas operaciones que, por su novedad, no tienen encaje en el Plan Contable” del órgano. Se refieren al modelo de financiación elegido, que gestiona los fondos a través del sistema de pago por Internet Paypal, cuya cuenta no pudo ser vinculada a la cuenta electoral. Si bien, todos los datos fueron posteriormente aportados en la contabilidad ordinaria del partido, posibilitando así su fiscalización, de acuerdo con las instrucciones del organismo, explica Podemos.

Otra de las “incoherencias” de Podemos, el partido que dispuso de menos financiación (138.814 euros frente a los más de 7,3 millones del PP, el que más recursos tuvo), es la procedencia de las donaciones particulares, de las que obtuvo 114.365 euros. El Tribunal de Cuentas ponía en entredicho la procedencia de 48.261 euros de este dinero al no constar varios datos de los donantes exigidos por la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) como nombre, apellidos, DNI, dirección….

La formación alegó problemas técnicos con el software informático del crowdfunding, que en un primer momento imposibilitaron la recogida de datos de los donantes. Tras un proceso de verificación interno, cuyos datos han sido entregados al Tribunal y publicados en un anexo, sólo quedan 57 donaciones -que suponen un total de 886,12 euros- sin ningún dato de procedencia, lo que incumpliría la LOREG. Fuentes del partido han explicado que solicitaron directrices al órgano fiscalizador sobre este dinero anónimo, algo sobre lo que no se ha pronunciado por la irrelevancia del importe.

Quedan sin aclarar 57 donaciones por un total de 886 euros, que el Tribunal de Cuentas ve irrelevantes

Gastos en personal

Otro de los problemas detectados por el Tribunal de Cuentas es el dinero destinado a gastos de personal para la campaña electoral.
Según el informe, 4.617 euros en este concepto corresponden a gastos derivados la actividad ordinaria de la formación. La formación lo achaca a contrataciones de personal para desarrollar trabajos en el contexto electoral que, tras los buenos resultados, pasó a desempeñar una labor regular en el partido, por lo que da la razón al Tribunal de Cuentas y no los podrá incluir como gastos susceptibles de ser subvencionado con fondos públicos.

Del mismo modo, Podemos no declaró como recursos para financiar gastos electorales una cuantía de 24.565,68 euros, unos fondos que aportó el propio partido al margen de las donaciones individuales del crowdfunding. Sin embargo, esta aportación no vulnera ninguna disposición de la LOREG, ya que su procedencia está debidamente acreditada y registrada en su contabilidad ordinaria, asegura el organismo.

El informe finaliza con una recomendación en la que insta a la actualización del programa de financiación que evite estas “deficiencias”. Con independencia de los gastos que no han sido admitidos como susceptibles de ser financiados con subvenciones electorales y sin perjuicio de las "deficiencias" ya reseñadas, el Tribunal estima que no procede reducir a Podemos la subvención electoral que le corresponde percibir.

Más noticias en Política y Sociedad